Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 28 de septiembre de 2013

El arrendajo

Este verano estuvimos en el Mar Negro, en la costa búlgara, en una casita que tienen mis suegros. Un día estaba la mayor jugando en el jardín delantero y vino corriendo a decirnos que había un bicho enorme en la rampa del garaje. Como es muy aficionada a todo tipo de insectos repugnantes me imaginé que habría encontrado un escarabajo. Y cual fue mi sorpresa al encontrarme esto:

"Quítame el movil de la cara y llama a un veterinario!"

Tras una ardua búsqueda por Internet, descubrimos que era un arrendajo, un pájaro con un color azul muy llamativo en las alas, y que, como curiosidad, es capaz de imitar el sonido de otros animales, como las ovejas. De todos modos éste en concreto no parecía de humor para hacer un show de ventriloquía. Parecía tener algún problema, porque nos dejó acercarnos a un palmo. La foto la hice con el móvil, sin ningún tipo de zoom. Puede que tuviera un ala rota, ya que las patas parecían estar bien. Otra opción es que calculara mal la trayectoria de vuelo y se estampara con la puerta corredera del garaje, pobrecito. Sea lo que fuere, no podía volar y al día siguiente estaba más tieso que la mojama. D.E.P. arrendajo...

En su estado normal, los arrendajos tienen este aspecto
Estos pájaros se ven muy a menudo en los parques de Sofía, sobre todo a primera hora de la mañana, cuando hay poca gente. Tenía curiosidad hacía tiempo por saber cómo se llamarían, y ahora ya lo sé. En España no he visto nunca, pero según la Wikipedia los hay por toda Europa, con pequeñas diferencias de aspecto.  ¿Habéis visto uno alguna vez?

jueves, 26 de septiembre de 2013

Arte por las calles de Sofía

Sofía no es una ciudad bonita. Tiene zonas preciosas, por supuesto, y monumentos y edificios fantásticos, y hay muchos parques bien cuidados, pero la cuidad en sí no es nada de otro mundo estéticamente hablando, no sé si por los años que ha estado bajo el comunismo o si hay alguna otra razón (en otro post hablaré de las "colmenas comunistas"). Por eso me gusta especialmente cuando voy por la calle y veo arte callejero del guay, y no me refiero al típico graffitti tonto. No, me refiero a pequeñas obritas de arte que te alegran la vista cuando pasas a su lado. Os dejo unas cuantas.

Qué imaginación, convertir una caja metálica llena de cables en un radiocassette!


Hay muchos sótanos que están semienterrados y las tapas de acceso son horribles. Ésta ya tiene mejor aspecto no?
Qué mono el monstruito! Al que lo hizo le debió gustar, porque un poco más abajo...


...dibujó muchos más! Esta foto se la dedico a Monstrua, porque los monstruitos me recuerdan a su avatar.







De momento éste es mi favorito... Era el típico solar que lleva años en construcción y la valla sucia hace daño a los ojos. Un día llevando la niña al colegio vimos un chico con una bolsa llena de sprays y cuando volví a pasar 3 horas después para recogerla, había terminado de pintar esta imagen! 


Por último os dejo esta imagen tan curiosa... la foto no es mía, pero causó furor en Sofía en 2011. Algún artista del graffitti se tomó su tiempo para convertir este monumento que conmemora la liberación de Bulgaria en 1944, en honor al comunismo y al ejército ruso, en este grupo de superhéroes... Están Wonder Woman, Robin, el Capitán América, Ronald McDonald, Superman, Santa Claus, Lobezno y el Joker
No estoy a favor del vandalismo, pero me gusta más que el monumento en su estado original... :) 

Esto es todo por ahora, seguiré recopilando imágenes de arte callejero a medida que vaya encontrando más. Tengo pendiente otro post de la sección "Típico búlgaro" que se llamará "Muertos en los árboles". Tétrico ¿no?

viernes, 20 de septiembre de 2013

Si fuera...

Hoy me lanzo con mi primer carnaval bloguero, porque Srta. Ruthenmeyer ha organizado uno llamado "Si fuera...", que consiste... bueno, ella no ha puesto normas pero la idea es que se parezca a su post Si Fuera..., así que allá voy!

Si fuera una flor sería un clavel. A mí las rosas me dejan fría, pero los claveles me en-can-tan (toma nota marido).

Si fuera un bicho sería una hormiga. No son especialmente útiles pero no molestan si las dejas en paz, y sólo van a lo suyo. También porque me tranquiliza tener la despensa a reventar de comida "por si".

Si fuera una estación sería el verano, porque me encanta ir descalza por casa y vestirme sólo con shorts y camiseta.

Si fuera un color sería el azul turquesa. ¡No sé qué tiene que me pirra!

Si fuera una bebida sería leche. La bebo a litros muy fría, fue un antojo de mi primer embarazo que se me quedó como hábito. ¿Gusanillo a media mañana? Leche. ¿Hambre a deshoras? Leche. ¿Desayuno, merienda? Leche. Con Nesquick, por supuesto, que el ColaCao no se disuelve en leche fría.

Si fuera comida sería pan con queso. No es muy original pero es lo que hay.

Si fuera una prenda de ropa sería una camiseta, de esas normalillas que pegan con todo.

Si fuera una famosa sería Pink. Aunque sin el pelo rosa. Uff entonces no sería Pink! Bueno vale, el pelo rosa. Lo que hay que hacer...

Si fuera un hombre sería Robert Redford. O Tony Curtis, o Rock Hudson, o Burt Lancaster.

Si fuera una ensalada sería de atún con huevo duro. Mmmmmm!

Si fuera una princesa Disney sería Mérida de Brave, porque me tienen frita las demás que van divinas de la muerte toda la peli, y se desmayan, y se casan con el primer príncipe que les da un morreo sin conocerle de nada.

Si fuera comida basura sería chocolate, eso lo tengo clarísimo. Aquí mi marido no necesita tomar nota, porque cuando me ve depre siempre me trae un poco. O mucho (buen chico).

Si fuera un juguete sería una caja de piezas de Lego. Separadas no sirven para nada pero cuando las juntas ¡hay un millón de posibilidades!

Si fuera un cosmético sería corrector de ojeras. Me gusta más el delineador negro, pero el corrector lo necesito con más desesperación.

Si fuera una joya sería un par de pendientes de bisutería, de esos enormes que cuelgan. Tengo una buena colección y echo mucho de menos llevarlos, pero ahora con el bebé es imposible, un tirón y me quedo sin lóbulo jaja!

Si fuera una peli sería cualquiera de los hermanos Marx.

Esto es todo de momento, si os animáis a participar sólo hay que ir al post de Srta. Ruthenmeyer y seguir las instrucciones.

Escalar el pelo en casa, fácil y rápido

Hace tiempo que quería hacer algo con mi larga e inútil mata de pelo. Digo inútil porque está todo el día apretujada en moños y trenzas para que mi hijo pequeño no me arranque mechones con sus manitas. 

Hace unos días pedí consejo por las redes sociales, a ver qué corte podía hacerme. Unas me sugeristeis escalado, otras que no lo cortara, e incluso hubo una propuesta de corte estrella. 

Este corte me llamó mucho la atención, porque conserva el largo a la vez que deja muy cortas las capas superiores para que no caiga el pelo por la cara. Lo que pasa es que no soy tan moderna, y simplemente no me atrevo con algo así. Vale, soy una cobarde y a lo que no me atrevo es a hacermelo yo, porque esa es la idea: hacermelo en casa.

Corte Estrella

Estuve mirando por YouTube y me metí en el canal de ConTolStyle, una mallorquina muy hábil que enseña métodos fáciles para maquillarse y peinarse una misma. Encontré su video de Escalar el Pelo a Capas y zas! En menos de dos minutos tuve un cambio de look, fácil y rápido, y además con su sistema es imposible que salga mal por torpe que seas.

Se trata simplemente de hacerse una cola de caballo con el pelo todavía húmedo. La coleta debe hacerse arriba de todo de la cabeza. Entonces se peina bien para que todos los pelitos queden bien estirados, se lleva hacia adelante, y se corta recto. Al deshacer la coleta, el pelo queda perfectamente escalado, con las capas superiores más cortas que las inferiores y sin que se noten "trasquilones". 


Cómo escalar el pelo en casa
Hacer una coleta y cortar, está tirado. Así lo enseña Noemí, Con Tol Style.
 

Ventajas de este sistema:

- Rápido (unos dos minutos máximo).
- Barato (gratis 100%)
- No puede salir mal si se siguen las instrucciones.
- Fácil de mantener en casa. Cuando hay que retocar las puntas, basta con hacer la misma coleta en el mismo punto de la cabeza, y cortar recto de nuevo.

*****

Editado 12/7/15: Hace un año y medio que me corto el pelo con este sistema y sigo igual de contenta que el primer día. Me he ahorrado una fortuna en peluquería, y también mucho tiempo.

¿Alguna vez os habéis cortado el pelo en casa? ¿Si no lo habéis probado, os animaríais a intentarlo?



https://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=MamEspaolaEnBulgaria
 

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Cinco años

Hoy mi hija cumple 5 años y no lo sabe, porque su padre está de viaje y hemos decidido esperar que vuelva para celebrarlo todos juntos. Y para no decepcionar a la niña, le hemos dicho que su cumple es dentro de unos días. Es mentira, pero creo que había que hacerlo así. Para ella sería terrible saber que es su cumpleaños y que no lo celebramos, no sé si lo entendería, y por suerte aún está en esa edad que le da igual qué día es.

Han sido 5 años muy intensos y muy duros a veces, pero también han sido fantásticos. Para una "antiniños" declarada como yo, fue toda un sorpresa darme cuenta del amor abrumador e incondicional que siente una madre por su hija. También ha sido una gran lección de humildad, porque antes el centro de mi vida era yo, y  de repente ya no, había una personita que reclamaba todo mi tiempo y mis energías.

Estos 5 años he tenido que luchar contra mi propia naturaleza egoísta y convertirme en otra persona capaz de satisfacer sus necesidades físicas y emocionales a todas horas. Y si al principio pensaba que era duro con la lactancia, las noches mal dormidas y el agotamiento general, pronto aprendí que eso no era nada comparado con la dentición, los primeros pasos, la alimentación complementaria, enseñarle a hablar, la operación pañal y un millón de cosas más.

Cinco años después estoy tan, tan orgullosa de este pequeño ser humano que me cuesta de creer. Hace tantas cosas solita, habla tan bien (en dos idiomas), es tan alegre y dulce a la vez. Ayer me senté agotada en el sofá un momento y viene y me dice "Tranquila mami, ahora que no está papi yo te cuido". ¡Se me cae la baba!

Es la guardiana oficial del buen lenguaje en casa. ¿Qué significa eso? Que yo digo muchos tacos, y como no quería que ella los aprendiera, el año pasado le pedí que cada vez que oyera un taco me avisara. Y se lo tomó al pie de la letra, pobre de mí que se me escape un taco por ligero que sea, porque pone los brazos en jarras y me dice con tono autoritario "¿Qué has dicho?".

 Hace meses que le estoy enseñando a leer y escribir en casa, porque en el cole cuando le enseñen será el alfabeto cirílico, y ella puede que sea búlgara, pero también es española y tiene que aprender su idioma materno. Es muy impaciente y esto dificulta un poco el aprendizaje, así como el poco tiempo que puedo dedicarle (estoy todo el día con el bebé pegado), pero poco a poco vamos avanzando.

También peleamos con su mal perder en el juego. Simplemente odia perder (normal supongo) y se enfada mucho cuando sucede. Así que me estoy tragando interminables partidas de la Oca y el dominó de animales, para enseñarle a divertirse tanto si gana como si pierde. Y el pelo.. ay ese pelo! Odia con todas sus fuerzas que la peine, porque tiene tanto pelo, tan largo y tan rizado que los enredos son frecuentes e inevitables.

Me ayuda con pequeñas tareas como hacerse la cama, limpiar el polvo con un trapito, poner la mesa, recoger juguetes... Vigila a su hermanito unos segundos para que yo pueda ir a remover la comida que está al fuego, ir al lavabo o salir un momento de la habitación para lo que sea. Me abre las puertas para que yo pueda pasar con el cochecito: la del ascensor, la del portal, la del cole...

También tiene sus arrebatos de mal genio, por supuesto, pero ahí estamos su padre y yo para intentar enseñarle a lidiar con las frustraciones y controlar su carácter. Esa será nuestra tarea los próximos años: darle herramientas para que el día de mañana pueda enfrentarse a la vida con éxito. 

Espero estar ahí para verlo.

Feliz Cumpleaños hija, aunque lo celebremos otro día, hoy hace 5 años que formas parte de nuestra vida. ¡Y que sean muchos, muchos más!




lunes, 9 de septiembre de 2013

Típico búlgaro: hurgar en la basura

Un aspecto de Bulgaria que me sorprendió al venir a vivir a Sofía es la cantidad de gente que hurga en la basura. No por el hecho en sí, sino por lo que significa. Para que os hagáis una idea, en el trayecto de ida y vuelta de casa al colegio de la niña, raro es el día que no vemos a 4 o 5 personas con medio cuerpo dentro de un contenedor.

De estas personas necesitadas hay unas cuantas variantes:

- La abuelita que te pide 10 céntimos por la calle y que por la pinta que tiene los necesita con urgencia. Suelen ir vestidas casi con harapos y mal abrigadas en invierno. Pensad que aquí una pensión ronda las 160 levas, es decir, 80 Euros al mes. A ver quién puede vivir con eso...

- Los pensionistas que venden en la calle cualquier cosa vendible para subsistir, desde florecitas de su patio trasero hasta libros viejos, pasando por tomates medio pochos o fruta. Hay muchos de estos, tanto hombres como mujeres, y están ahí sentados sobre cajas de cartón incluso en invierno, a muchos grados bajo cero.

- Los indigentes que viven en la calle, y buscan en la basura comida y cartones para vender. Suelen dormir de día en los bancos del parque o por el suelo porque se mueven más de noche.

- Gitanos. Tienen sus rutas establecidas por los contenedores y mejor no meterse en su camino. Suelen arrastrar enormes carros para cargar su botín de la basura, que empujan entre dos, o a menudo un caballo. Si, habéis leído bien, un caballo. En una capital europea. En principio no pueden circular por la calzada, pero lo hacen, causando unos buenos atascos. Un día vimos que la grúa se había llevado un carro de éstos, y detrás de la grúa iban dos gitanillos a caballo, siguiéndola para recuperar su carro.

La semana pasada iba a tirar la basura cuando me encontré con un señor mayor hurgando en el contenedor ayudándose de un gancho metálico. Menudo papelón. Intenté usar un tono lo más natural posible, y le dije Perdoneeee y eché la basura dentro, sabiendo que en cuanto me diera la vuelta mi basura sería escaneada a fondo en busca de cualquier cosa útil. Entenderéis que muchas cosas las troceo bien antes de tirarlas.

Una vez que volvía de clase de búlgaro, estaba nevando mucho y apenas veía por dónde iba. Me encontré con una chica gitana como de mi edad, llevando en brazos un niños de unos cuatro años que parecía dormido -o drogado-. Los dos iban sin abrigo ni bufanda, y repito que estaba nevando. Me pidió dinero y le dí lo que llevaba, que no era mucho, pero ya sé que normalmente lo que recogen acaba en forma de alcohol para sus hombres, y las mujeres y niños siguen mendigando por la calle sin abrigo.

Pero lo que más me ha impresionado en estos cuatro años y medio es un día de primavera que vimos otra gitana llenando un carro con basura de un contenedor, hasta aquí normal... Y al acercarnos más vimos que sentaditos entre la basura del carro había dos niños, de 2 y 4 años más o menos. La gitana se llevaba a sus hijos a recoger basura. Tenían aspecto de estar acostumbrados a eso y eso fue lo que más pena me dio, sobretodo porque yo llevaba a mi hija de la mano y no pude evitar comparar.

Si os interesa saber más sobre la economía en Bulgaria, cuánto valen las cosas aquí y cuánto cobran los búlgaros podéis leer el post Hablemos de Dinero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...