Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 31 de julio de 2014

El post más leído

Llega el verano y se hace más complicado mantener el ritmo de un blog. ¿De dónde sacar tiempo para publicar con la misma frecuencia de siempre? Y si no lo hacemos, ¿se pierden lectores? ¿Volverán en septiembre?  

Hoy me lanzo con mi primer carnaval de blogs, con un doble objetivo:  

- Mantener vivos los blogs en verano.
- Reunir una selección de post de calidad que sirvan como lectura de vacaciones.






Todo blog tiene un post más leído, ese post que por alguna razón ha tenido más visitas que todos los demás. Quizá  porque es un tema muy interesante, o porque se ha generado un buen debate, o porque se ha compartido mucho por las redes sociales, o porque se ha redactado con mucha gracia. Sea por lo que sea, ¡es el que más ha gustado!

Por eso os propongo lo siguiente a l@s bloggers que queráis participar:





Ventajas:

-> No te dará trabajo... ¡Ya lo tienes escrito!
-> Ayudará a mantener el tráfico de tu blog en verano.
-> Todo@s tendremos lecturas interesantes durante las vacaciones.



¿Cómo saber cuál es tu post más leído? 

Si tu blog es de Blogger, sólo hay que ir a Estadísticas -> Entradas, y arriba a la derecha seleccionar "En cualquier momento". Aparecen los post ordenados por la cantidad de veces que se han leído, y el primero de la lista es el más leído de la historia del blog.



En mi caso, como veis el post más leído es ¿El ratoncito Pérez o el Hada de los Dientes? 


Si tu blog es de Wordpress, es igual de fácil: Stats -> top posts -> all time (gracias Remorada por la información).

Una vez tengas localizado tu post más leído, añade el link haciendo click en "Add your link" al final de este post. 

¡Añade tu post más leído, y reunamos entre tod@s una colección de entradas de calidad que nos sirvan de lectura para las vacaciones!
 

miércoles, 30 de julio de 2014

Búsquedas en Google: ¿Cómo llega la gente al blog?


Hace unos meses, Remorada hizo en su blog un concurso de búsquedas frikis, en el que para participar había que decir las tres búsquedas más extrañas con las que llega la gente a nuestros blogs.  Nos lo pasamos muy bien con esas búsquedas tan divertidas, y desde entonces, de vez en cuando miro las búsquedas por curiosidad; a veces sale cada cosa que tela marinera...




 
Hoy os voy a enseñar una selección de las búsquedas más curiosas con las que llega la gente a este blog. Dejo las faltas de ortografía a propósito, y pongo las búsquedas en cursiva para distinguirlas de mi texto. Las he clasificado por temas: 



Sobre el ratoncito Pérez o el Hada de los dientes: Imagino que debido a mi post Ratón vs Hada.


- Que le paso a la dentadura del raton perez. A la suya no le pasa nada, los dientes se les caen a los niños, no al pobre ratón.

- dibujos dientes cuando se le caen y viene el ada de los dientes

- paises donde se tiran los dientes sobre el tejado

- el ada de los dientes. ¿Otro que busca un ADA? ¿Tanto cuesta escribir la H? ¡Es muda, no invisible!

- ejemplos para hacer cartas al raton de los dientes

- las hadas de los dientes que comian personas. Qué bien, hadas caníbales, muy aptas para niños pequeños. Querida hija, duermete que vendrá el Hada de los Dientes y a cambio del diente se te comerá una oreja.



Sobre suegras: también se deberán al post de la suegra, que es extrañamente popular.

- Imagenes que digan cosas sobre las suegras y las cuñadas

- imagen de para que quieres conocer a tu suegra

- os sienta mal q tu marido lleve al bebe donde tu suegra?

- mi suegra es bien puñetera. ¿Me lo dices o me lo cuentas?

- frases para suegras que no te quieren. Si tu suegra no te quiere no hay frase que pueda cambiarlo.

- imagenes espero que mis suegros me acepten

- mi suegra deberia estar muerta. Tu suegra tiene suerte de tener una nuera tan afectuosa..



Sobre Bulgaria:

                                               
- donde puedo ver imagenes de monedas de bulgaria

- como se hacen los bulgaros. Se referirá a los bichitos para el yogur, ¿no? Porque si es lo otro, los búlgaros se reproducen igual que el resto de europeos, no hay mucho misterio.

- Es combeniente aprender búlgaro. Antes de lanzarte con otro idioma mejor aprende a escribir bien el tuyo.

- consejos estoy con un bulgaro. ¿Qué tal aprender búlgaro?  



Los salidos: un clásico, no podían faltar...

- Vas ha zurrarme el culo. ¡Éste es el que ha robado la H de hada a los de arriba!

- jugando se lo mete a madura

- fotos con frases que digan si te hace falta amor ven y lo hacemos. Qué romántico... Serás novio del año, campeón.

- pornos con mi suecra pura española la peligula. ¿Alguien ha hecho una película porno sobre suegras?

- senioras con vuen trasero.com 

(Hay un par de búsquedas realmente asquerosas, estas os las voy a ahorrar. De nada).



Incomprensibles: no tengo ni la más remota idea de por qué Google habrá pensado que pueden encontrar aquí lo que buscan.

- que impuestos tiene aceite de oliva en bucarest. Estooooo... te equivocas de país, Rumanía está arriba, al otro lado del Danubio.

- que se puede dar para el asco en exceso en una abuelita de 85 años. ¿Perdón? Yo qué sé, igual se puede tomar lo que se receta a las embarazadas para las náuseas.

- frases sobre admitir cosas
 
- percentiles de niños chinos 
 
- csi ny almohada especial hammerback

- el niño q viajo al infierno. ¿Y volvió?

- renta 4 terrassa

- imagenes la humanidad como plaga

- colegio hhora de salida animacion 

 - como vestirme siendo una chica adolescente para una juntada en invierno con amigos en mi cumpleaños y q sea muy sencilla. Cortita la frase, ¿eh? Dudo que a Google se le dé muy bien la moda adolescente, mejor pregunta a tus amigas. 

- embarazada sin casa

- mansiones abandonadas con garaje

- imagen con sapos que digan me quieres. Los sapos no me parecen muy románticos, pero tu sabrás.

- que significa tiene el refran no soy tu trapito de coleto. Si alguien entiende esto que me lo explique, por favor.
 



Varios:

- Mamá en Alemania. Cada día sin falta me encuentra alguien que busca a Mamá en Alemania. Por curiosidad puse "mamá en alemania" en Google, y salgo justo después de ella y de Mamá en Munich. No lo entiendo, sólo coincide la palabra mamá. ¿Qué te has fumado, Google?

 - Mi hija tiene 13 meses y no camina se tambalea como borracho

- lactancia mas prolongada conocida. 

- imagenes que den a entender la espera de un bebe

- artritis reumatoide prueba mantoux error no papula

- bebes con y sin frases. Mi no entender.



Mis conclusiones...

A Google se le va mucho la pinza.

A la gente le importa un pimiento la buena ortografía, y en general se pasan los acentos por el forro.

La peña no sabe buscar en Google. ¿Imagen de? ¿Donde puedo ver imágenes? Con buscar direntamente en Google Imágenes basta!

Que alguien busque guarradas y haga click en un blog llamado Mamá en Bulgaria me preocupa un pelín. 




¿Cuál de estas búsquedas os parece más curiosa? 

Como el concurso de Remorada ya terminó, si queréis podéis compartir vuestras búsquedas extrañas en los comentarios, y así nos echamos unas risas :) 

jueves, 24 de julio de 2014

El porteo en Bulgaria

Porteo en Bulgaria mochilas portabebés

Esto del porteo no es ningún "invento moderno". En Bulgaria, como en muchos otros países, se ha porteado a los bebés y a los niños pequeños de toda la vida. Y lo mismo que en otros países, se fue perdiendo la costumbre con la popularización del cochecito, que al principio era sólo asequible para familias con alto poder adquisitivo.

porteo con fular ramblas 
La primera vez en mi vida que vi a alguien portear a un niño fue en 2009, en la Rambla de Barcelona. Mi hija tenía menos de un año, y nos cruzamos con una chica que llevaba un bebé empaquetado en lo que me pareció un trapo grande. Lamentablemente, debido al color de su piel asumí que sería una familia inmigrante que no podía permitirse un cochecito, y me hizo gracia el "apaño". No me juzguéis, en esa época no sabía nada del porteo, y el único bebé que había visto de cerca era mi hija. Y por supuesto no sabía que existían los portabebés.


portabebés ergonómica vs colgona
Ergonómica vs colgona
Al poco tiempo mis suegros nos regalaron una mochila, pero por desgracia era una colgona.  Era de una marca conocida que hace juguetes de muy buena calidad, pero se empeñan en negar lo evidente y mantener el diseño actual de sus portabebés. Para ver la diferencia entre una mochila colgona y una ergonómica, podéis observar la imagen: a la derecha, el bebé va colgado, con todo su peso sobre su entrepierna, muy abajo, y con las piernas estiradas. En cambio, a la izquierda el bebé va cómodamente sentado sobre su culito, con las piernas en posición de ranita (como una M) y más arriba. También va pegadito al porteador, con lo cual el peso se reparte mucho mejor. 

Apenas usé la mochila de mis suegros porque era incomodísima, y cuando la niña pesaba apenas 8 kg ya no podía con ella. Tenía que inclinarme hacia atrás y sujetar a la niña con las manos, y enseguida me la quitaba. La colgona volvió a su caja y yo volví a usar sólo el cochecito.

fular de anillas made in Bulgaria
Imagen de Zilana BG
Años después, cuando estaba embarazada del pequeño, aprendí sobre portabebés ergonómicos leyendo blogs, y decidí comprarme uno. Para llevar a un recién nacido dudé entre fular elástico y bandolera de anillas, pero me echaron para atrás los nudos del fular. Un día en Carrefour vi por primera vez a una búlgara usando una bandolera de anillas, le pregunté dónde la había comprado y pedí una por Internet.  Me gustó mucho cuando la probé, pero debo ser muy torpe porque nunca conseguí ajustarla bien, y que mi hijo se retorciera como una culebra no ayudaba. Tenía que haber elegido un fular...

Entonces por fin conseguí convencer a mi marido de que necesitábamos una mochila. Al principio me tachó de loca y me dijo que ya teníamos una, que podía sacarla de la caja y usarla. Estuve meses explicándole las diferencias entre colgonas y ergonómicas, pero como nunca había probado una, yo misma tuve dudas hasta que llegó el mensajero con mi Boba Air.


 mi Boba Air negra
Este es el modelo que tengo yo, el negro
La Boba Air es la mochila más ligera de todas; pesa y abulta como un libro de bolsillo, y se pliega sobre sí misma cabiendo en cualquier bolso. Me ha sacado de varios apuros en los meses que llevo usándola:

Cuando se estropea el ascensor (a menudo) es inviable subir varios pisos de escaleras cargando el cochecito con el niño dentro. En el ascensor comunista de mis suegros, directamente no cabe un cochecito.

El supermercado al lado de casa es muy pequeño, y hay una columna que no permite pasar un cochecito. Pues meto al pequeño en la mochila, y ya podemos hacer la compra.

Farmacia búlgara
Cuando salgo a hacer recados por el barrio la mochila me es indispensable, porque como ya mencionado alguna vez, en Sofía muchas tiendas no están al nivel de la calle, sino unos escalones hacia arriba o hacia abajo.  ¿Cómo se apaña una madre que va con dos niños, un cochecito y varias bolsas? Por no mencionar que las aceras de Sofía me darían para un post, con las baldosas levantadas, alcantarillas con la tapa rota y coche aparcados de cualquier manera. A veces hay que bajar a la calzada para poder pasar, lo cual es muy peligroso. Ir con el cochecito es una carrera de obstáculos...

Este verano me vendrá fenomenal la mochila, porque iremos a la playa con mis suegros y la Boba Air al ser de nylon se puede mojar sin problemas. Además es fantástica para dar el pecho en público, si hace falta, porque no se ve absolutamente nada. Simplemente aflojo un poco las correas para que la cabeza del niño quede a la altura necesaria, y puede ir zampando sin que nadie se entere. Para mi, que me da mucho corte amamantar en público, es una pasada! Si hasta me enchufé al niño en el Trono de Hierro de Juego de Tronos, delante de cientos de personas, y nadie se dio cuenta!

mochila portabebés Tula Toddler
Tula Toddler
Estoy tan, tan contenta con mi mochila que ya estoy pensando en el futuro mochilero. El año que viene el aula de mi hija mayor estará en el tercer piso del colegio y no hay ascensor. El colegio está a una media hora andando de casa. Y el pequeño tendrá más de dos años y ya pesará lo suyo. 

Así que está claro, ¡necesitaré otra mochila! Porque la Boba es maravitupenda, pero al no estar acolchada (por eso ocupa poco plegada) está pensada para llevarla ratos cortos.  Para cargar al pequeño dos horas al día por las calles de Sofía necesito una mochila más grande y bien acolchada.

Resulta que algunas marcas fabrican mochilas en talla toddler, es decir para niños mayorcitos. En concreto le tengo el ojo echado a la Tula Toddler. ¿A que es preciosa? Aún no tengo claro qué modelo me gusta más, porque los van renovando a menudo y el de la foto ya no se fabrica. Vi un estampado con calaveritas la mar de mono, pero si elijo ese mi marido me mata jaja! Tiene que gustarle a él también, porque la idea es que él también la use de vez en cuando. De esta mochila me gusta especialmente que la zona donde el niño apoya los muslitos también está acolchada, así no se la clavarán las correas. Seguiré usando la Boba mientras mi hijo quepa en ella y no haya que recorrer grandes distancias, y entonces me lanzaré a por la Tula.

(Editado: ¡al final me la compré! Si os interesa podéis leer mi análisis de la Tula Toddler).


Hasta ahora en Bulgaria he visto a muy pocas madres porteando. Casi todas usaban colgonas, y aún peor, con el bebé mirando hacia fuera. Ganas me daban de pararlas por la calle y hablarles de los portabebés ergonómicos, pero nunca lo he hecho. Sólo una vez en el parque vi una chica con pinta de hippy llevando un bebé en lo que parecía un Mei Tai, una mezcla entre mochila y fular, pero no estoy segura. Fuera lo que fuera, claramente era ergonómico y mantenía al bebé en una postura adecuada. Cuando soy yo la que llevo al niño en la mochila, la gente se nos queda mirando con cara de sorpresa. 

Resumiendo, estoy encantada de la vida con mi mochila ergonómica, ojalá hubiera descubierto el porteo cuando nació mi hija mayor. Uso el cochecito de vez en cuando, pero combinarlo con la mochila me facilita muchísimo la vida diaria con los niños en Sofía. 

¿Qué opináis del porteo? ¿Usáis algún portabebés ergonómico? 

viernes, 18 de julio de 2014

¿Bebé intenso o de alta demanda?

Desde que nació mi hijo pequeño, hace un año y medio, la vida de toda la familia ha cambiado. Mucho más que cuando nació la mayor. Entonces, hace casi 6 años, sí que nos cambió la vida, pero todo era predecible: noches en vela, tardes de parque, lloros,  juegos, pañales... como a cualquier familia normal. Nos fuimos adaptando como mejor sabíamos y aprendiendo de nuestros errores.

La llegada del pequeño ha sido como un huracán que lo ha puesto todo patas arriba. Está sano, come bien, es muy simpático, cariñoso y alegre... pero no para quieto. Este niño parece Atila, arrasa por donde pasa. Desde las 6 am hasta pasadas las 10 pm, no para de moverse, excepto una única siesta muy breve después de comer. Pero se despierta con más energías todavía, y claro, él ha descansado pero yo no. No sé de dónde saca tanta energía... ¡creo que me la chupa a mi! 

Yo estoy agotada. Cada día durante 16 horas voy detrás de él para entretenerle, vigilar que no se haga daño, que no se abra la cabeza, que no coja cosas de su hermana, que no se coma objetos pequeños, que no destruya la tele a golpes con el mando a distancia, que no salga solo al balcón... Come como una lima, imagino que para mantener el motor en marcha. No para de pedir comida: leche, carne, pan, fruta, lo que sea; no rechaza nada.  Aunque acabe de comer, si ve comida en mi plato se lanza a por ella. Parece que nunca esté satisfecho.


Tengo problemas para hacer cosas básicas, como la comida, la colada, y demás. Si me voy un momento a calentar un vaso de leche, cuando me giro ya está colgandose de la puerta de la lavadora, arrancando el cable del ordenador del enchufe, de pie encima de la mesa o haciendo equilibrios en el respaldo del sofá. Vacía cajones y armarios, rompe frascos, hace agujeros en la pared con sus juguetes... Es inagotable.

 
Entre todo este caos, me falta tiempo para la mayor. Antes dedicaba mucho tiempo a jugar con ella, leerle cuentos, hacer cosas juntas como galletas o dibujos, ibamos a pasear...  Ahora me veo a mi misma diciendole "luego", "ahora no puedo", "guardalo para después", y veo en sus ojos la decepción. La última vez que intentamos algo tan simple como jugar al parchís con su hermanito suelto la cosa acabó en desastre, casi nos quedamos sin tablero (es de cartón) y una ficha amarilla recorrió su sistema digestivo hasta terminar felizmente en el pañal. La mayor se refugia a menudo en su habitación, a salvo del pequeño destructor y lejos de mi.


Me duele escribir esto, pero mi hija no soporta a su hermanito. Cuando nació, ella reaccionó muy mal; hacía cosas un poco escalofriantes, como arrancarse las uñas, pero pensé que era una reacción normal ante la llegada de un hermano, y que se le pasaría. Sí dejó de arrancarse las uñas (después de varios meses), pero siguió manifestando su desagrado de múltiples formas. Cuando piensa que no miro le empuja, le quita sus juguetes, dice cosas muy feas como "ojalá se muera", "no le quiero", "devuelvelo"... En el mejor de los casos, si está de buen humor, se limita a tolerar su presencia. Y en las raras ocasiones en que juega con él, apenas son unos minutos.

Cuando el pequeño no está arrasando por la casa, sólo quiere estar conmigo, bien pegado, preferiblemente enchufado. Cuando  cumplió un año pensé que iría mamando cada vez menos, pero ha sido al revés. Es cada vez más tetiadicto, constantemente viene a pedir su chupito. Trepa encima de mi y se sirve solo, o me persigue gritando y gimiendo como un alma en pena hasta que me lo enchufo. No me malinterpretéis, estoy encantada al ver que una lactancia que empezó siendo desastrosa ha conseguido alargarse 18 meses. Estoy muy orgullosa de haberlo logrado, pero que el niño haga más de 20 tomas diarias, y varias nocturnas, es agotador.

He perdido 6 kg desde que nació el niño, pero esto no significa que me haya quedado divina de la muerte, al contrario. Cuando me encuentro con alguien a quien no he visto en meses, en vez de "Estás estupenda, has perdido peso?", suelen decirme cosas como "¿Qué te ha pasado?" o "¡Uy qué mala pinta tienes!".  Gracias señora, vayase un poco a la mierda.

Por otro lado, como duermo muy poco y a trompicones, ya me levanto cansada. Hace un par de meses estaba tan desesperada que tomé una decisión: sucumbir al café. Nunca bebo café porque no me gusta nada, y después de dos años sin catar ese brebaje, ese día la cafeína me salía por las orejas. Durante un par de horas tuve un subidón de energía brutal, me puse a limpiar como una loca, cantando a grito pelado, bailando por el pasillo, y creo recordar (lo tengo un poco borroso) que solté unas cuantas burradas por twitter. Mi marido no daba crédito. Cuando se me pasó el efecto volví a sentirme agotada como siempre, y cosa curiosa, nunca más me ha vuelto a afectar el café, así que he vuelto a mi Nesquick frío, y a dormirme por las esquinas.

Al final, después de un año y medio como mamá de dos, he tenido que admitir que mis hijos no se parecen en nada, y que mientras la mayor era muy tranquila, se entretenía sola a ratos y no daba más quebraderos de cabeza que los habituales en un bebé (que tela marinera), su hermano es muy intenso. Todo lo hace con pasión desmedida. Por poner ejemplos, si le doy una manzana la devora en dos minutos, rabito y semillas incluidos. Si llora le oyen en Barcelona. Si se enfada se golpea contra el suelo o los muebles. Si le doy el pecho succiona como si quisiera dejarme seca. Si le cambio el pañal me da patadas en la cara y una vez hasta pensé que me había roto la nariz.

Me siento frustrada porque veo madres que tienen más hijos que yo y se arreglan para llegar a todo y además trabajar fuera de casa.

Me siento mala madre porque descuido a mi hija mayor y no me puedo dividir.  

Me siento agotada y estresada.

No sé si mi hijo pequeño es lo que llaman de alta demanda, no me gusta poner etiquetas, pero lo cierto es que es muy, muy demandante y a menudo me siento al límite de mis fuerzas y de mi cordura.

Pero no pienso acabar en un psiquiátrico, no señor. Voy a coger el toro por los cuernos y aguantaré hasta que pase esta etapa y todo vuelva a su cauce, ¡por Tutatis!

Si tenéis hijos muy intensos, agradeceré cualquier consejo...


lunes, 14 de julio de 2014

Típico búlgaro: la ensalada Shopska

La ensalada Shopska es uno de los platos búlgaros más conocidos, y la reina absoluta de las ensaladas de Bulgaria. Se hace parecida en otros países de Europa del Este, pero su origen es búlgaro. De hecho el nombre "shopska" significa "de la región de Shopluk", al oeste de Bulgaria. 



Desde que la probé por primera vez, hace más de diez años, la llamo GAZPACHO SÓLIDO, porque los ingredientes son casi los mismos que los de un gazpacho tradicional: tomate, pepino, pimiento, cebolla, aceite y vinagre. La principal diferencia con el gazpacho es que la Shopska lleva también sírene, el famoso queso búlgaro.

Para hacer un gazpacho trituraríamos todos los ingredientes, y aliñaríamos con aceite y vinagre, ¿verdad? Pues la Shopska es casi lo mismo, pero sin triturar.


Ingredientes (para 4 personas):

Ingredientes ensalada shopska Bulgaria
No he puesto sal porque el sírene ya es salado, pero se puede añadir


Los tomates búlgaros son deliciosos en verano; son de esos que te puedes comer a mordiscos como si fueran manzanas. Sin desmerecer los españoles, no había probado tomates tan buenos hasta que llegué a este país.

En Bulgaria se suele aliñar con aceite de girasol, ya que es un producto local y sale muy barato. Las plantaciones de girasoles en este país son preciosas; el mes que viene viajaré cerca de una, a ver si consigo sacar buenas fotos y os las enseño. Yo aliño con aceite de oliva, que aquí está a precio de oro líquido, pero por un chorrito en la ensalada... Eso sí, para freír uso de girasol, que si no sería una ruina :) 

El sírene no es fácil de encontrar en España, pero me han dicho que hay una tienda en Barcelona que lo vende. La primera vez que probé este queso me supo raro, pero ahora soy fan total del sírene búlgaro. 

(Editado: aquí puedes ver dónde se venden productos búlgaros en España).


Preparación: 

Lavar y trocear las hortalizas. Los búlgaros las colocan en la ensaladera por capas, de más a menos: abajo el tomate, en medio el pepino, y luego el pimiento y la cebolla (si la hay; yo no suelo poner). Después se ralla el queso encima y se aliña al gusto. Esta la hizo mi hija:


Ensalada shopska Bulgaria



Esta ensalada es muy refrescante en verano, y al llevar queso sacia bastante, así que con un gazpacho o un tarator de primer plato ya tenemos una comida completa, deliciosa y sanísima. En casa es una cena habitual cuando hace calor, porque además se prepara en cinco minutos y a los niños les encanta.

Las ensaladas son muy versátiles, y cualquier ingrediente que falte o que no guste se puede quitar o sustituir por otro. ¿Os animáis a probar la Shopska?


viernes, 11 de julio de 2014

Tocar... barrigas de embarazadas y niños ajenos


Nunca he soportado que me tocaran la barriga en ninguno de mis embarazos. Sé que hay embarazadas a las que no les importa, pero a mi si. A mi familia se lo dejé claro desde el principio, y como ya están acostumbrados a mi manera de ser arisca, pues me dejaron en paz.

Pero luego vas por la calle y te encuentras alguna vecina/conocida/amiga de su madre y empiezan, "Oooh ¿para cuándo lo esperas?" a la vez que alargan la zarpa hacia tu barriga con claras intenciones de sobar. Por lo que he visto, esto se hace igual en España y en Bulgaria.


Una de éstas me habría venido bien


Al principio me pillaban desprevenida porque, inocentona de mi, ni se me pasaba por la cabeza que alguien pudiera hacer algo así sin preguntar primero. A esas personas les tengo un odio profundo desde entonces. Más adelante aprendí la lección y ya estaba en guardia; mantenía una distancia prudencial entre mi barriga y los demás, y usaba objetos-escudo, como el bolso.

 
Una vez en una boda hispano búlgara, una señora que no conocía de nada (tampoco conocía a la novia, pero eso es otra historia), intentó tocarme la barriga sin saludar ni decir nada primero, directamente vio una barriga rellena y se lanzó a por ella. Delante de la mitad de los invitados retrocedí varios pasos y dije algo como "Perdone, ¿usted quién es?". Vale, puede haber sido más educada, pero estaba muy enfadada. Además, ¿ella puede ser grosera y yo no? 



¿Esto es normal? ¿Que alguien que no conoces te toque la barriga? ¿Acaso voy yo tocando a la gente por la calle? En plan,

Desconocida: - ¿Puedo tocarte la barriga?
Embarazada: - Claro, ¿y yo puedo tocarte a ti el culo?
...

¿A que quedaría raro? 


En el tema de sobar también incluyo a mis hijos. Hay gente, sobre todo mujeres, que van por la vida tocando a los hijos de los demás. Ven un bebé en un cochecito por la calle, se paran y empiezan a acariciarle el pelo o un pie. Admito que un piececito de bebé es muy tentador, tan rechonchito y tan mono, pero leches, ¡parar a una desconocida por la calle para toquetear a su bebé no es normal!

Esto no pasa sólo con embarazadas y bebés; también pasa con niños más mayores. Hace poco en una barbacoa con los vecinos, mi hija de casi 6 años me dijo, "Mami, ¿por qué todos me tocan? ¡No me gusta!".  Mientras yo estaba ocupada dandole de comer al pequeño, algunas vecinas le tocaban el pelo, o el vestido. ¡Señoras, metanse la mano por (...)!


 
Los hombres también se tienen que controlar para no ir directos a los escotes, por ejemplo. No se acercan a una chica y le dicen "Oye qué pechos más esplándidos tienes", y MEEEEC, a estrujar (¿os imagináis?). No, controlan su instinto porque son mayorcitos y no sería correcto. 


¡Pues que se controlen las señoras que soban barrigas y niños ajenos! 


¿Qué opináis? ¿Las embarazadas deben dejarse tocar la barriga aunque no les guste? ¿Os ha pasado? ¿Cómo reaccionáis?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...