Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 18 de julio de 2016

El "Destino Singular" del rey Simeón

Simeón de Bulgaria ha publicado recientemente su autobiografía en español, titulada Un Destino Singular. Como su figura y su labor siempre me han parecido muy interesantes, y además pude conocerle hace poco, he estado leyendo su libro con curiosidad. Hablar de uno mismo me parece algo complicado, y tratandose de alguien que ha vivido una vida tan singular, quería saber qué tenía que contar.

Un Destino Singular autobiografía Simeón de Bulgaria


Cuando le conocí le pregunté por esta autobiografía, y me contó que la escribió porque quería que fuera en primera persona, que la gente sepa las cosas directamente por él. Como explica en el prólogo, "¿Cuántas veces me he dado cuenta de hasta qué punto se puede manipular la vida de una persona tras su muerte? Intento así desbaratar ese lamentable hábito de ver a las personas juzgadas según estimaciones o en rumores falaces, en vez de en lo que han escrito o hecho por sí mismos". 

Ha dedicado su relato a sus hijos y a sus nietos, "para que conozcan sus orígenes y puedan crecer siempre con ellos":

lunes, 11 de julio de 2016

5 motivos para elegir Bulgaria como destino de vacaciones

Suelo escribir sobre Bulgaria desde el punto de vista de una residente extranjera en proceso de adaptación. No es lo mismo vivir en un país que pasar unos días de vacaciones, pero  yo empecé viniendo de vacaciones y más adelante ya me quedé.

De todos modos, si os estáis planteando unas vacaciones, os doy 5 motivos de peso para elegir Bulgaria como destino:

Vacaciones Bulgaria




1. La comida:

Soy  de las que opina que con el estómago lleno y satisfecho todo se ve de otro color. Cuando viajamos a otros países a veces la comida es muy rara, no estamos acostumbrados, no sabemos qué elegir, y detalles tontos como este pueden ser un punto negativo del viaje. Pero la comida búlgara es deliciosa, y lo dice una bastante tiquismiquis

Es un tipo de cocina sencilla, sin complicaciones: lo que ves en el plato es lo que hay. La típica comida de la abuela que echas de menos cuando no tienes.

Comida Bulgaria
Imagen: bratiavaltchevi.alle.bg


Por el equivalente a 5-10 euros se puede disfrutar de una comida espléndida. Eso sí, en restaurantes normales, no hablo de los de lujo ni de los que son para turistas. Es cuestión de apartarse un poco de las zonas más turísticas y comer donde comen los búlgaros. Donde veraneo yo, en la costa del Mar Negro, comemos cuatro adultos y dos niños por menos de 20 euros.

¿Qué comer? No puedes venir a Bulgaria y no probar la banitsa, la ensalada shopska, el tarator, kiufteta, kebapcheta, patatas con sírene, sarmí, sírene o kashkaval pané... Son cosas muy ricas que sólo hay aquí, ¡hay que aprovechar!  


2. La variedad: 

Playa, montaña, pueblo, ciudad, para venir solo, con amigos o en familia. Te guste lo que te guste, aquí lo encontrarás:

Bulgaria tiene 200 km de playas fantásticas, además en la mejor posición: orientadas hacia el Este. Aquí aún se puede ir a la playa sin tener al vecino pegado (según dónde, que hay zonas que ya se empiezan a llenar mucho de turistas). Unos metros entre sombrilla y sombrilla siempre se agradecen.

Playa búlgara


Bulgaria cuenta también con más de 200 km. de algunas de las mejores pistas de esquí de Europa, del nivel de las de los Alpes suizos, pero mucho más baratas: unos 25 € de forfait y 80 € de alojamiento a pensión completa.


Esquiar Bulgaria


Dos tercios del país son zonas no pobladas, cubiertas de bosques y prados. Hay grandes valles y enormes montañas donde hacer excursiones, ver animales y tomar fotografías. 

Todo el país está salpicado de pueblecitos con encanto. También hay ciudades antiquísimas, ciudades modernas, fantásticos monasterios ortodoxos, ruinas milenarias... 

Vayas donde vayas en Bulgaria, en cualquier época del año, vas a volver a casa con fotos espectaculares, y de hecho a este país vienen fotógrafos de todo el mundo a enriquecer su portfolio.

  
3. La hospitalidad:

La hospitalidad búlgara es legendaria. Aunque tienen fama de pesimistas, los búlgaros suelen ser muy amables y acogedores con los extranjeros, comprensivos, solícitos y amistosos (hay excepciones, como en todas partes). 

Además, la mayoría habla inglés o algún otro idioma europeo, así que no es complicado comunicarse con ellos, aunque es bueno llevar un diccionario español-búlgaro. Normalmente te ayudarán en lo que puedan y si encima les dices algo que hayas aprendido en búlgaro estarán encantados. 


4. Precios low cost:

Los búlgaros cobran sueldos muy bajos, pero si tenéis un sueldo extranjero y venís aquí de vacaciones, ¡casi todo os parecerá una ganga! Los hoteles, las comidas... Bulgaria es el país más barato de la UE.  Os remito a lo que he mencionado del esquí o de la comida.



Para buscar alojamiento se puede usar HundredRooms, una plataforma que ayuda a encontrar apartamentos turísticos por todo el mundo. Simplemente se introducen la ciudad y las fechas que queremos, usando filtros como tipo de alojamiento, precio, etc, y el metabuscador muestra bien ordenadas las mejores opciones de entre el océano de información que es Google.  

 
5. Un país tranquilo y cerca de España:

Bulgaria está a sólo 3 horas de España en avión, y al contrario que otros países europeos, no está saturado de turistas. Es lo que podríamos llamar un paraíso por descubrir. Otros países también son fantásticos, pero a veces parece que hay más guiris que nativos.

Además, tomando algunas precauciones elementales, Bulgaria es un país razonablemente seguro.

Bulgaria avión España



Imaginad... unas vacaciones en un país precioso, pintoresco y acogedor, donde se come estupendamente, todo es barato y puedes hacer cualquier actividad que te guste. ¡No me digáis que no es un chollazo!

Personalmente creo que Bulgaria debería publicitarse un poco más en España y en el resto de Europa, porque vale la pena. Este país cumple la regla de las tres B: bueno, bonito y barato.

Considerando todas estas ventajas de Bulgaria, ¿os animáis a venir aquí de vacaciones?  
 

lunes, 4 de julio de 2016

Diez formas de comer sírene búlgaro

El sírene es un tipo de queso feta muy típico de Bulgaria. De hecho es uno de los productos más típicos de este país. Se suele conservar en salmuera, en agua con sal, y normalmente se vende en grandes tacos de 1 kg aprox. Los búlgaros no entienden la vida sin sírene, y no hay búlgaro que no lo eche de menos cuando se va al extranjero.

Sírene Bulgaria


El sírene forma parte de algunos de los platos más búlgaros, y por suerte para mi adaptación a este país, a mi me encanta y se lo echo a todo. 


¿Cómo se consume el sírene? Se puede comer en desayunos, comidas, meriendas o cenas:  


Desayuno y merienda:

1. BANITSA


El relleno de este delicioso pastel de filo se hace con una mezcla de sírene y huevos (con añadidos según la receta). Yo prefiero hacerla casera porque así le puedo poner todo el sírene que quiero (o sea, un montón).


Banitsa pastel de queso Bulgaria


2. PRINCESAS


Un desayuno muy búlgaro, que en casa solemos hacer los fines de semana, cuando no hay prisa y se puede desayunar con calma. Se mezcla un huevo batido con sírene desmenuzado hasta que queda una pasta consistente. Se pone sobre una rebanada de pan, y al horno un rato hasta que cuaja el huevo.


Princesas Bulgaria


 

3. PARZHENI FILÍIKI

Su nombre significa "rebanadas fritas", e igual que las princesas, las hacemos los días de fiesta, pero no muy a menudo porque son bombas calóricas. Se parecen bastante a las torrijas españolas, es simplemente pan mojado en huevo y leche, y luego frito. En Bulgaria se suelen comer con sírene y miel, aunque yo las prefiero sólo con el queso.


Pardzheni filii Bulgaria


 

4. SANDÍA CON SÍRENE:

Sin más, un plato con trozos de sandía y tacos de sírene. A mi esto me parece un poco raro, pero mi familia política suele comerlo para desayunar o merendar en verano. Y después de todo, yo vengo de un país donde se come melón con jamón.

Sandía con sírene Bulgaria
gotvach.bg


5. PALACHINKI


Oh, los palachinki. Son de las primeras cosas que aprendí a hacer cuando me mudé aquí. Los palachinki no son más que creps a la búlgara. Se les puede meter dentro casi cualquier cosa, dulce o salada. Por ejemplo, los salados pueden llevar sírene con miel o sírene con lukanka (embutido parecido al salchichón). A mi no me gusta mucho mezclar dulce con salado, así que los prefiero de sírene y lukanka.

Palachinki creps Bulgaria
 Pixabay


Comidas y cenas:

 

6. PIMIENTOS RELLENOS: 


En Bulgaria se comen muchos pimientos, tanto crudos como asados. Los asados se pueden rellenar de carne o arroz, pero también es frecuente rellenarlos de sírene y quedan muy sabrosos.

Pimientos rellenos de sírene
bgvesti.net


7. ENSALADA SHOPSKA: 


Es la ensalada búlgara más tradicional. Se hace principalmente con tomate, pepino y sírene, con lo cual tiene los colores de la bandera búlgara. Además se le puede añadir cebolla o pimiento, pero yo no suelo hacerlo.

Ensalada Shopska Bulgaria




8. SÍRENE PANÉ


Se trata de taquitos de sírene rebozados y fritos. Es algo muy simple, pero a mi me cuesta mucho que no se me desmenucen, así que no suelo hacerlos en casa. En verano los comemos a menudo, porque veraneamos cerca de un pueblo en el que hay un restaurante que los hace riquísimos. 

Sírene pané o panirano sírene
 

9. PARZHENI KARTOFI:


Patatas fritas cubiertas de sírene rallado. Ahora cuando voy a España se me hace raro comer patatas fritas sin nada de sírene, les falta algo...

Parzheni kartofi con sírene
 

 

10. GYUVECHETA

Este plato se prepara en recipientes búlgaros de cerámica, porque así se meten directamente las raciones individuales en el horno con su tapa. Aquí está la receta.

Hay muchas variantes, los que suelo hacer yo llevan sírene, tomate, lukanka (embutido búlgaro) y un huevo. Además de rico es facilísimo, sólo hay que meter los ingredientes crudos en el bol, y al horno. 

Gyuveche bulgaro receta


Estas son, pues, diez formas habituales de consumir el sírene búlgaro. Y por supuesto, hay quien se come el sírene... ¡a palo seco! Se adereza con una pizca de pimentón, que luce mucho sobre el fondo blanco.

Sírene con pimentón cherven piper
gotvach.bg
   
El sírene búlgaro tiene mucho calcio, muchas proteínas, poca grasa y un sabor estupendo.  Yo tengo claras dos cosas respecto al sírene: pega con casi todo y nunca hay demasiado. :)

¿Habéis probado alguna vez este delicioso queso búlgaro?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...