Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 25 de enero de 2016

5 trucos útiles que he aprendido de mis amigas búlgaras

En estos siete años que llevo viviendo en Bulgaria he aprendido muchas cosas de los búlgaros, desde pequeños trucos caseros hasta grandes lecciones de vida. Los trucos no es que sean específicamente búlgaros, pero son útiles, y como ahora la mayoría de mis amigas son búlgaras, de ellas aprendo estas cosas (los primeros son un poco de maruja, pero comer comemos todos, ¿no?). 

amigas búlgaras
Nosotras no nos achuchamos así, normalmente cada una va corriendo detrás de su prole. ;)
  

1. La comida del día
 

Uno de los problemas habituales que tiene cualquier madre en cualquier país es: ¿Qué hago hoy para comer? Aunque tengas la despensa llena ¡Cunde el pánico! Es como eso de tener el armario lleno y no saber qué ponerte.


Mi amiga Diana, que tiene dos hijos de la edad de los míos, me contó su sistema: durante unas semanas, después de cada comida se apuntaba lo que había hecho, y al cabo de un mes ya disponía de una lista con sus platos más habituales, sus platos estrella. Y cada vez que algo le sale bien, lo añade a la lista. Desde entonces cuando no sabe qué hacer, mira su lista, y en base a los ingredientes que tiene a mano y el tiempo de que dispone, decide qué prepara ese día.



2. La compra

Yo antes iba a hacer la compra y cinco minutos antes de salir repasaba de forma frenética nevera, congelador y despensa, apuntaba lo que faltaba y me iba al súper. Pero siempre me olvidaba cosas o compraba lo que ya tenía. Y un día en el parque con otras madres, mientras los niños jugaban y nosotras nos aburríamos como ostras, dos de ellas compartieron su método con el resto: cada vez que se termina algo en la casa (queso, leche, champú, lo que sea) se apunta ipso facto en la lista de la compra. Así cuando vas al súper ya tienes la lista hecha y sabes seguro que no olvidas nada. 


lista de la compra postit
Mi marido se empeña en que use alguna aplicación del móvil para esto, pero yo prefiero papel, siempre.
 
 

3. Reducir gastos al llenar la despensa:

Los sueldos búlgaros son los más bajos de la UE, así que hay que buscarse la vida para reducir los gastos domésticos. Una de las cosas que hacen mis amigas de aquí es aprovechar ofertas como si no hubiera un mañana. Si un día está de oferta algo no perecedero, como conservas o paquetes de pasta, azúcar o harina, se compran muchos y se almacenan. ¿Que duran meses? Si los has comprado a mitad de precio, ¿por qué no?

Otro truco es comprar cada cosa en el sitio más ventajoso: la fruta y la verdura en el mercado (muchas cosas se pueden congelar), la carne donde esté mejor de precio... Una de mis amigas lleva años dividiendo la lista de la compra en 4 secciones, cada una para una tienda distinta, según dónde le sale mejor de precio cada cosa. Y ahora yo también.


Esto tiene el inconveniente obvio de tener que ir a varios sitios en vez de sólo a uno, pero es cuestión de organizarse. Nosotras tenemos un grupo de Whatspp para esto: nos avisamos unas a otras si encontramos buenas ofertas en algún sitio, nos encargamos cosas mutuamente... Esto no sólo ayuda a ahorrar dinero sino también tiempo, porque evitamos hacer viajes de más.

Parece una tontería pero con detalles así se ahorra un buen pico a fin de mes.


4. La calderilla:

¿Nunca os pasa que lleváis el monedero a tope de calderilla? Pesa, abulta, y esencialmente molesta. 

levas búlgaras dinero monedas billetes


Lo que hacen mis amigas con la calderilla es muy simple: cuando ya les pesa el monedero vacían todas las monedas de 1, 2 y 5 céntimos (las de cobre) en un bote que dejan en casa. Y entonces se pueden hacer dos cosas: 

Variante 1: cuando sales a comprar el pan o algo pequeño coges la cantidad exacta del bote de la calderilla. En mi caso, suelo comprar un pan grande que cuesta 0'80 lv, de modo que cojo 80 céntimos.

Variante 2: si eres muy, muy paciente, al cabo de mucho tiempo (por ejemplo, un año) llevas el bote al banco y cambias la calderilla por billetes. Es un poco rollo pero sales del banco como si te hubiera tocado la lotería.

De todos modos yo siempre guardo algo de calderilla a mano, porque en Sofía hay muchas personas pidiendo en la calle, sobre todo abuelitas. Parte el corazón verlas encogidas de frío en invierno, muertas de vergüenza por pedir pero sabiendo que si no lo hacen no comen. Muchas viven con pensiones equivalentes a 80 euros al mes (¿quién puede vivir con eso?), y a menudo tienen que elegir entre comida o calefacción. 


5. Sobrevivir al frío


Esta mañana me he despertado y estabamos a -19ºC. Los inviernos en Bulgaria no son ninguna broma, pero no te puedes quedar bajo la manta hasta marzo, hay que salir, llevar a los niños al colegio, hacer recados, trabajar... Cuando llegué no estaba bien equipada para estas temperaturas gélidas, pero empecé a conocer a madres búlgaras y ellas se encargaron de darme valiosos consejos para no morirme de frío:

Invertir en calzado y prendas abrigo de calidad. Nada de elegirlos porque sean bonitos, eso no es tan importante como que te aíslen del frío. Piel, cuero, lana, plumas, suelas antideslizantes, lo que haga falta. En Barcelona te puedes comprar un gorrito porque es mono, aquí hay que centrarse en lo práctico.


     (Esta soy yo de octubre a marzo)

Si vas del punto A al punto B sin entrar en ningún sitio (llevar niños al colegio, por ejemplo, o comprar el pan), se pueden llevar mallas o leotardos bajo los pantalones. Si en cambio vas al trabajo, puedes ponerte pantalones de esquí por encima, y al llegar te los quitas. Lo mismo con los zapatos, yo a veces voy con botas de nieve, de esas enormes y feas pero prácticas, y al llegar donde sea me las cambio por zapatos normales. Puede parecer cutre, pero con estas temperaturas, sinceramente, no me importa.    

Ya sé que no he descubierto el agua caliente, que estos trucos son todos cuestión de sentido común, pero a veces hasta que no te lo dice alguien no caes. 

¿Sabéis algún truquito útil para la vida cotidiana? Si os apetece compartirlo, escribidlo en los comentarios ¡y así los aprendemos todos! 

lunes, 18 de enero de 2016

Música búlgara de ayer y de hoy

¿Sabéis algo de música búlgara? Yo antes de venir a vivir aquí no sabía nada de nada. Normal, ¿no? Pero creo que la música, junto con la comida, es uno de los factores que mejor define a un país. No soy especialista en este tema, pero desde mi punto de vista de extranjera, esto es lo más destacable de la música de Bulgaria.

Música búlgara, Bulgaria



1. Música Folclórica:

Es un estilo regional típico de la zona de Dobrudzha, Sofía y los montes Ródope, entre otros. Es una música típica de celebraciones como Navidad, Año Nuevo, el ritual del nestinarstvo, bodas... 

Se caracteriza por ritmos asimétricos: el metro no se divide en tiempos pares, sino en combinaciones de cortos y largos, que se corresponden con los pasos de los bailarines. Se utilizan instrumentos tradicionales: gaida, gadulka, kaval o tambura, y destaca mucho la voz.


El grupo más famoso de música folclórica búlgara es El Misterio de las Voces Búlgaras. Es posible que os suene porque es conocido a nivel internacional. En 1990 ganaron un premio Grammy y una canción de una de sus miembros, Valia Balkanska, está en las sondas Voyager en el espacio, entre otras muestras de cultura de la Tierra, por si algún día otra civilización inteligente las encuentra.

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo debe valer más de diez mil:




También hay una canción folklórica búlgara en la banda sonora de la película Redención, de Jason Statham. 

Si nunca habéis escuchado este tipo de música al principio os sonará rara, pero dadle una oportunidad. Las imágenes que acompañan al vídeo son todas de Bulgaria, y se ve la fantástica naturaleza que ha hecho famoso este país. 

 

2. Chalga: 

A este tipo de música lo llaman pop-folk, aunque no tiene nada de música folclórica, es más bien una extraña mezcla de música serbia y griega. No es exactamente mi estilo, pero en los últimos años se ha hecho muy popular en Bulgaria. 

Un famoso cantante de chalga búlgaro es Azis, un tío bastante rarito que viene a ser como un Lady Gaga masculino al cuadrado. No vende sólo música sino también a sí mismo y a su estilo ecléctico extremo, que mezcla looks de hombre y de mujer. Escándalo con patas, y ya sabemos lo que vende eso.

Si me disculpáis, no me apetece poner un vídeo suyo en mi blog, de modo que simplemente os pongo un enlace para que le veáis en acción si os interesa. 
  

3. Canciones infantiles tradicionales:

En esto me he sacado un máster los últimos siete años. Los montajes en vídeo no son muy elaborados porque son de hace años, pero cumplen su función de entretener a los niños. Y a mi me ayudaron a aprender búlgaro al principio. :)  

Imagino que ya somos un poco mayorcitos para estas canciones, pero a cualquier búlgaro le traerán recuerdos de su infancia, y de hecho sé que muchos se las siguen cantando a sus hijos. Estas son las favoritas de los míos:

-> Chervena Shapchitsa (Caperucita Roja)




-> Mickey Mouse, de Rosi Kirilova: esta es una cantante muy querida en Bulgaria hace décadas y normalmente a los niños les chifla esta canción. Y sí, el clip es muy anticuado, pero eso a los niños no les suele importar. ;)




-> Praznichna torta (Pastel de Cumpleaños): el equivalente búlgaro a nuestro Cumpleaños Feliz. Nunca falta en una fiesta infantil, de hecho en estos eventos sociales infantiles es donde me la aprendí yo:





4. Música moderna: 

A mediados del siglo XX cabe destacar la música pop de Lily Ivanova y la de Emil Dimitrov, cuyo éxito Moya strana, moya Balgaria (Mi país, mi Bulgaria) fue elegida canción del siglo en Bulgaria, y actualmente es considerada el himno no oficial del país.  

  

El videoclip es un pelín retro, pero es que ya tiene sus años. Lo que importa es la música.

El 2014 Bulgaria quedó en 2º lugar en Eurovisión Junior con la canción Detska Planeta, El Planeta de los Niños, que aunque no ganó parece que fue la canción favorita de la crítica.




Respecto al pop rock más o menos reciente, destacan grupos como D2 (su éxito Ledeno Momiche, La Chica de Hielo, fue el disco más vendido en Bulgaria en 2006), Ostava (una banda de rock alternativo de finales de los 90), KariZma (un duo formado por Galya y Miro) o FSB:






Los lectores del blog también han propuesto nombres de otros artistas búlgaros que según ellos no pueden faltar en esta pequeña recopilación: Pif, Klas, Fandango, Toni Storaro, Grafa, BTR, Pasha Hristova, Neli Petkova, Preslava, Milena Karadzhova, Maria Ilieva, Krisko, Mihaela Fileva, Familia Tonika, Sofi Marinova, Lyubo Kirov, Avenue...

Bulgaria es un país de larga tradición musical y hay muchas otras canciones conocidas, pero sería imposible comprimir toda la cultura musical de un país en un post, así que lo he resumido en lo posible.

¿Os gustan estas canciones que he seleccionado? ¿Añadiríais alguna más a la lista?

 

lunes, 11 de enero de 2016

Baba Vanga: la vidente más famosa del mundo es búlgara

Hace poco una amiga española me preguntó por Baba Vanga. La primera vez que oí hablar de ella, hace una década, me reí, porque baba es un falso amigo que en búlgaro significa simplemente "abuela". Pero más adelante fue averiguando cosas sobre esta mujer fascinante. Hoy voy a contar un poco por encima quién es esta peculiar anciana búlgara, y qué tiene de especial.

Baba Vanga vidente Bulgaria
Imagen: Wikipedia. No es muy nítida pero no he encontrado otra mejor, es de hace 20 años.  

¿Quién es Baba Vanga?


Baba Vanga es, probablemente, la vidente (auténtica) más famosa del mundo. Su nombre completo era Vangelia Pandeva Gushterova. Nació en 1911 en Strumitsa, en lo que hoy es Macedonia, a poca distancia de la actual frontera búlgara, y falleció en Bulgaria en 1996.


Vanga pasó su infancia con unos vecinos, ya que su madre falleció cuando era un bebé y su padre fue reclutado por el ejército en la 1ª Guerra Mundial. Luego se trasladó con su padre al pueblo natal de éste, en Bulgaria. A los 12 años una desgracia cambió su vida: quedó ciega a causa de un tornado y un desprendimiento de rocas. Paso tres años en un centro para ciegos, y luego regresó a casa para cuidar de sus hermanastros.

A partir de entonces empezó a ser conocida por sus dotes proféticas. Primero ayudó a su padre a  encontrar ganado robado, y también colaboraba con los vecinos. Más tarde su ayuda a los demás empezó a adquirir proporciones mucho mayores. Durante la 2ª Guerra Mundial, mucha gente que había perdido contacto con sus familiares acudía a ella, y Vanga les decía si estaban vivos, o dónde encontrar sus cuerpos. 

Baba Vanga marido Dimitar Bulgaria
No siempre fue una anciana. Se casó en 1942 con Dimitar Gushterov, un soldado que buscaba a los asesinos de su hermano.

Se dice que el rey Borís le pedía consejo a menudo. Vanga le predijo su muerte cuando acudió a ver a Hitler, pero el rey hizo caso omiso, y al volver falleció por supuestos problemas cardíacos. Décadas más tarde se descubrió una enorme cantidad de mercurio en su cuerpo. Sorpresa, Hitler mató al último rey de Bulgaria.

Al fallecer el rey llegaron los comunistas y lo pusieron todo patas arriba. El heredero al trono, Simeón II, acabó exiliado en España, y el Partido Comunista explotó el don profético de Baba Vanga durante años. La tenían constantemente vigilada, y la obligaban a predecir el futuro para ellos a cambio de un sueldo de funcionario.

Años más tarde la gente podía ir a ver a Vanga pagando una pequeña tarifa, pero era ella quien decidía a quién ver. Dicen que sabía sin que se lo dijeran los nombres de quienes esperaban, y entre ellos, quiénes la necesitaban más, y según esto decidía el orden de entrada. También dicen que no tenía nada de paciencia con los que acudían a probarla.

Predicciones cumplidas y futuras:     


El porcentaje de aciertos de las predicciones de Baba Vanga ronda el 80-90%. Entre las profecías que se han cumplido hay algunas especialmente relevantes:

- La II Guerra Mundial.
- El atentado del 11S contra las Torres Gemelas: afirmó que "hermanos estadounidenses" serían "atacados por dos pájaros de acero". 
- La muerte del rey Borís III.
- La muerte de Stalin, que predijo un año año antes.
- La caída del Comunismo.
- El hundimiento del submarino nuclear ruso Kursk en 2000. 
- La llegada del Estado Islámico.
- El tsunami de 2004 Tailandia: "Una enorme ola cubrirá una gran costa llena de pueblos y gente, y todo desaparecerá bajo el agua".
- También predijo que el presidente número 44 de EEUU sería negro (Obama).

Profecías cumplidas de Baba Vanga

Otras predicciones hablan de años por venir y aún no se han cumplido, si es que han de hacerlo: 

  •  No habrá un presidente 45 en EEUU (yo creo que se refería a que no sería un hombre, sino una mujer. ¿Hilary Clinton?). 
(Editado 09/11/16: Trump acaba de ganar las elecciones, o sea que en esto Baba Vanga ha fallado). 
  •  En 2016 una oleada de extremistas musulmanes invadirá Europa (mal encaminada no iba).
  •  Después de una gran guerra musulmana, en 2043 se establecerá en Europa un califato islámico con sede en Roma.
  •  Europa será un páramo desolado sin apenas rastros de vida.
  •  En 2130 viviremos bajo el agua y unos extraterrestres nos ayudarán a lograrlo (a nuestros descendientes, que para entonces nosotros ya estaremos criando malvas).
  •  En 3005 habrá una guerra en Marte.
  •  Todo en la Tierra morirá en el año 3797.  

A mi las tres últimas me suenan bastante peliculeras, como la de los extraterrestres, pero otras son tan apocalípticas y cercanas en el tiempo que me ponen los pelos de punta. 
 
Vanga utilizó el dinero que había ganado durante décadas con sus predicciones para financiar la construcción de una iglesia en Rúpite, un pueblo al suroeste de Bulgaria. La iglesia se llama Santa Petka Búlgara (una santa ortodoxa del s. XI), y aún no está reconocida por la Iglesia Ortodoxa como templo consagrado.

Templo de Santa Petka Búlgara, en Rúpite, Bulgaria
Imagen: Wikipedia BG

¿Era una vidente auténtica?

Esto depende de a quién se pregunte. Los comunistas sí creían en su don (por eso la usaron a su conveniencia mientras pudieron). El pueblo en general también. El rey Borís no lo hizo. La Iglesia al parecer cree que su poder venía de Satanás, porque muchas cosas que decía Vanga contradicen las creencias esenciales del cristianismo. Aún suerte que ya pasó la Inquisición o tal vez la habrían quemado por bruja.

Yo no sé qué pensar. Normalmente no creo en estas cosas, pero los timadores suelen querer forrarse a costa de la ingenuidad de los demás, y Vanga siempre vivió con sencillez. Además, realmente la mayoría de sus predicciones se han cumplido. 

Baba Vanga tuvo una vida muy accidentada. Orfandad desde pequeña, dos guerras mundiales, ceguera, pérdida de casi todos sus seres queridos, explotación de los comunistas... No lo tuvo fácil.  Pero antes de morir predijo que una niña ciega de 10 años heredaría su don en Francia. ¿Será verdad?

Después de leer algunas de sus profecías, ¿qué opináis de Baba Vanga?

lunes, 4 de enero de 2016

Lo reconfortante de lo familiar en el expatrio

Cuando te vas a vivir lejos de casa es sorprendente lo mucho que reconforta al principio ver cosas familiares. En Sofía los primeros meses me costó acostumbrarme a no reconocer ninguna tienda ni cadena, a comprar en supermercados llamados Fantastiko o Piccadilly en vez de en mi Mercadona de toda la vida.

Y una vez dentro de las tiendas, también hay que acostumbrarse a las distintas marcas y productos. Yo en Mercadona reconozco los productos a varios metros de distancia, porque ya conozco su aspecto, su tamaño, sus colores. Seguro que también os pasa con vuestro supermercado habitual.

En los últimos años me ha hecho mucha ilusión la llegada a Bulgaria de varias cadenas que conocía de España. Primero llegó Carrefour y me emocioné. Pasé varios meses dejando de lado al pobre Fantastiko para ir una vez por semana a Carrefour, tan grande, tan europeo, tan confortablemente familiar.

Carrefour Bulgaria The Mall
Este es el primer Carrefour de Sofía, ahora hay tres o cuatro por toda la ciudad.

Luego llegó a Bulgaria Lidl, con lo sencillo y a veces hasta cutrillo que puede ser. Pero yo espero el catálogo en mi buzón con mucha ilusión, y voy cuando puedo para hurgar en el bazar, para comprar productos que conozco,... Una o dos veces al año hacen una semana española y voy a arrasar, y además a menudo tienen cosas que en Bulgaria cuestan de encontrar, como garbanzos en conserva, tomate frito o jamón serrano (malo, pero si no hay otra opción ya me vale). 

Lidl Bulgaria Sofía


La última gran cadena europea en llegar a Bulgaria ha sido Ikea, y aunque vamos de vez en cuando y me atrae ese estilo simple y práctico, creo que es una tienda que todos tenemos bastante idealizada como low cost. Me gusta el tipo de muebles que tienen, pero creo que de low cost no tiene nada. Mirad por ejemplo la diferencia de precio en un armario normal de tres puertas, Ikea lo vende por más de 500 euros cuando hay tiendas de muebles como Mobiprix que tienen lo mismo por 99. 


Ikea vs Mobiprix armario guardaropa


Cuando nos mudamos a Sofía tuvimos que comprar absolutamente todos los muebles de la casa, pero fuimos a una cadena búlgara menos conocida con precios razonables. No siempre lo más conocido tiene el mejor producto.

También se inauguró en Sofía no hace mucho la primera de muchas tiendas H&M (ahora las hay por todo el país). Zara tiene presencia en Bulgaria desde hace años, aunque con precios ligeramente más altos que en España, lo que teniendo en cuenta que los sueldos aquí son una cuarta parte, no me parece muy justo, querido Amancio.

H&M en Bulgaria



Además hay tiendas Imaginarium en casi todos los centros comerciales de Sofía. No entro mucho pero cuando tengo morriña es agradable ver algo tan familiar como la conocida doble puerta azul. 

Imaginarium Bulgaria


De todos modos, con los años a todo se acostumbra uno. Aunque me sigue haciendo feliz encontrar jamón de vez en cuando o entrar en alguna tienda que conocía de España, ya estoy tan acostumbrada a las tiendas, marcas y productos búlgaros que ahora el shock lo sufro cuando vuelvo a España y entro en Mercadona o cualquier tienda de ahí. Paradójico, ¿no? ;)

¿A vosotr@s os reconforta también ver algo familiar cuando estáis en un sitio desconocido?
      
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...