Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 28 de marzo de 2016

Cómo superar con éxito (y disfrutar) una invitación a cenar en Bulgaria

Cada país tiene su propia idiosincrasia y en lo tocante al protocolo para  ir a casa de otras personas Bulgaria no es una excepción.

Los búlgaros son gente excepcionalmente hospitalaria, ya mencioné que eso es una de las cinco cosas que más me gustan de Bulgaria. Y esto puede ser estupendo, pero el extranjero debe estar preparado y saber qué esperar, para que nada le pille por sorpresa y poder disfrutar de la ocasión.

Cena con amigos en Bulgaria


El saludo

Lo más habitual son dos besos en las mejillas al llegar y otros tantos en la despedida. Esto las mujeres. Los hombres entre ellos y con las mujeres se dan la mano, aunque a veces hay sorpresas. Los amigos jubilados de mis suegros me tienden trampas: me dan la mano y cuando la tienen bien agarrada tiran de mí y me espachurran en una especie de abrazo de oso algo violento (violento para mi, claro).

Jirafa beso tronco
No te pases, tronco...

Con los besos suelo tener problemas porque nunca sé quién va a besar primero, y a veces me encuentro con que yo doy dos besos y la otra persona ninguno, o viceversa. Pero en el fondo es gracioso y una forma como otra de romper el hielo.

Los regalos

Siempre, SIEMPRE hay que llevar algo. Los búlgaros son muy detallistas y normalmente no se conforman con llevar sólo una cosa. Una ofrenda típica serían flores para la anfitriona, una botella de vino o bombones, y nunca olvidan un detallito para los niños de la casa. No tienen por qué ser enormes, puede ser cosas pequeñas, una chocolatina, una simple flor con un lazo bonito, pero algo hay que llevar. Normalmente los regalitos se dan nada más entrar por la puerta, antes de quitarse los abrigos (y los zapatos).

Regalos para los anfitriones bombones flores vino

  
Las zapatillas

Ya conté lo de las zapatillas de estar por casa: en un hogar búlgaro nunca se llevan zapatos, y si hay un mínimo de confianza se espera lo mismo de los invitados. Hay tres opciones, según las preferencias personales y la relación que hay con los anfitriones: llevar tus propias zapatillas (lo que suelo hacer yo), aceptar las que te presten o quedarte en calcetines. Obviamente, si la cena es un un restaurante te dejas los zapatos puestos, o si no sería muy raro! (¿os imagináis?).


Las zapatillas de estar por casa. Bulgaria
Imagen: pisamonas.es


El tiempo:

Una comida o una cena a la búlgara se puede alargar horas y horas, y eso es bueno, es señal de que la gente está a gusto (sobre todo en zapatillas). Yo he estado en cenas de 5-7 horas, y he tenido que aprender a comer a otro ritmo. ¡Pueden pasar 15 minutos entre un bocado y el siguiente! Mi consejo después de varios años: dejar de mirar el reloj y centrarse en pasarlo bien.

Las vituallas

Se suele empezar con ensalada y con ella se toma rakía, una bebida alcoholica búlgara muy fuerte (algo así como un brandy de frutas). A veces incluso se ofrece a los invitados rakía de destilación casera, y este sí es fuerte de verdad, puro fuego. Eso sí, por más alcohol que corra muy raras veces se emborrachan, probablemente porque combinan con comida y porque diluido a lo largo de tantas horas no es tanto.

Ensalada Shopska y rakía. Bulgaria
La ensalada Shopska es la más típica de Bulgaria, y hasta tiene los colores de la bandera nacional.

En este país hay infinidad de platos típicos de carne de buena calidad, pero esto no es un problema para los poco aficionados a la proteína animal, porque también suele haber mucho acompañamiento a base de patatas o verduras al horno o a la brasa. Suficiente para que un vegetariano no pase nada de hambre. 

Se considera de mala educación rechazar comida, ya sea porque no te apetece o porque estás lleno. Esto a mi al principio me agobiaba mucho, porque era incapaz de comerme todo lo que me servían y lo pasaba fatal.  Es mejor aceptarla siempre, servirse poca cantidad y comer muuuy despacio, de modo que siempre haya algo en el plato, porque si te ven el plato o el vaso vacío acuden raudos y veloces a llenartelo.

Respecto a las bebidas, también conté hace tiempo que los búlgaros no beben agua y por ello no suele haber en la mesa. Si la pides te la traen, por supuesto, pero no sin antes quedarse bastante alucinados e insistir mucho ofreciendote otras alternativas: té, café, vino, cerveza y muchos zumos envasados. 

Zumos Cappy Bulgaria



Después de siete años aquí los que me conocen ya van aceptando mis rarezas y sólo insisten un par de veces antes de observar ligeramente horrorizados cómo me lleno el vaso con agua del grifo, y a veces para evitarlo compran botellas de agua especialmente para mi. Lo que sea para no verme cometer tamaño sacrilegio. ;)

Es altamente improbable que uno salga de un hogar búlgaro sin estar bien relleno de delicias culinarias. Los búlgaros tratan a los invitados como reyes, para ellos lo mejor, para todos los gustos y en grandes cantidades. Suele haber mucha comida y muy variada, así que si algo no te gusta demasiado habrá otras muchas cosas que sí.

Los elogios

Indispensables. Esto creo que es igual en todas partes, no sólo en Bulgaria. Es de buena educación alabar el arte culinario de los anfitriones, e incluso en el caso remoto de que la comida no esté buena, siempre hay algo que elogiar sin tener que decir mentiras. Siempre.

Elogios en la cena en Bulgaria


La despedida

Nunca es corta, es todo un ritual que empieza por los invitados diciendo que ya es hora de irse, los anfitriones insistiendo que se queden un poco más y claudicando al final... Después un buen rato para ponerse los zapatos y los abrigos, mientras ambas partes manifiestan muchas veces lo bien que lo han pasado, lo deliciosa que estaba la comida y las ganas que tienen de repetir la invitación.  

Obviamente todo esto puede variar según cada persona, según la confianza que haya y según la costumbre, pero a grandes rasgos es lo más habitual. Y hablo de cenas pero por supuesto lo esencial es aplicable también a comidas.

Como veis no hay grandes diferencias entre una cena con amigos en España o en Bulgaria, pero hay pequeños detalles que es bueno saber de antemano, por eso de "donde fueres haz lo que vieres". Adaptarse o sufrir. Yo prefiero lo primero, y disfrutar de la ocasión.

¿Cómo transcurren vuestras cenas con amigos? 

lunes, 21 de marzo de 2016

Cinco rasgos únicos de Bulgaria que no existen en el resto del mundo

Cada país tiene algo especial, algo único que no existe en otras partes del mundo. En Bulgaria abundan tradiciones, gastronomía y costumbres únicas y exclusivas, y como no puedo enumerarlas todas he seleccionado cinco: 


1. El yogur búlgaro: 

El yogur búlgaro, el auténtico, contiene lactobacillus bulgaricus, un bichito muy majo que le confiere una serie de propiedades especiales y únicas, con múltiples beneficios para la salud. Esta bacteria está en la hierba que pastan las vacas en Bulgaria y no se encuentra en ninguna otra parte del mundo. 

Yogur búlgaro lactobacillus bulgaricus

Si os interesa saber más, hace poco escribí sobre el yogur búlgaro en detalle AQUÍ.   


2. Su propia lengua en peligro de extinción: el gagauz. 

En la región de Dobrudzha, al noroeste de Bulgaria, aún hay algunas personas que hablan gagauz, una lengua túrquica que está en serio peligro de extinción según los datos de la UNESCO. Un idioma muere cuando ya no hay nadie que lo hable, y parece que quedan menos de 100 hablantes de gagauz.

Gagauzos de Bulgaria lostbulgaria
Gagauz búlgaros. Fuente (por si no queda claro con tanta marca de agua): lostbulgaria.com
  


3. Asentir y negar al revés: 

Los búlgaros asienten y niegan al revés que el resto del mundo: mueven la cabeza de arriba a abajo para decir NO y de lado a lado para decir SÍ.




La afirmación, además, es curiosa porque no rotan la cabeza de derecha a izquierda como cuando los demás queremos negar, sino que es más bien un movimiento extraño en el que se inclina la cabeza hacia un hombro, y luego hacia el otro. 

Probadlo, pensad "sí" mientras negáis con la cabeza, y pensad "no" mientras la movéis de arriba a abajo, ¡veréis que raro!
 
Esta curiosa costumbre viene de la época del dominio otomano, cuando los turcos conquistaron Bulgaria y exigían que los búlgaros renunciaran a su Fe cristiana. Se dice que les ponían una espada en la garganta y les preguntaban "¿Aceptas a Alá como tu dios?". Para salvar el pescuezo sin renunciar a sus creencias, los búlgaros, muy avispados ellos, decían que sí mientras por dentro se repetían que no.

Os vais a reír, pero la primera vez que vine a Bulgaria y vi que todos lo hacían, hace ya muchos años, pensé que se habían compinchado para tomarme el pelo. XD


4. Su propio alfabeto:

¿Cuántos países pueden vanagloriarse de haber creado un alfabeto? Aunque actualmente el alfabeto cirílico se utiliza en más de 20 países, realmente su origen es búlgaro. No es que en Bulgaria se use el alfabeto ruso, como se suele creer, sino más bien los demás países eslavos usan el alfabeto búlgaro.

Alfabeto cirílico búlgaro Bulgaria


En el siglo IX no existía alfabeto en esta parte del mundo, y los hermanos Cirilo y Metodio crearon el alfabeto glagolítico. Más tarde su discípulo San Clemente de Ohrid lo adaptó a lo que ahora se conoce como alfabeto cirílico. 

Por qué se llama "alfabeto cirílico" y no "alfabeto metódico", esto lo ignoro, tal vez lo echaron a suertes y el pobre Metodio perdió. ;)

La creación de este alfabeto facilitó sobremanera la transmisión de la cultura escrita. Por ello cada 24 de mayo, cuando se celebra en Bulgaria el Día del Alfabeto Cirílico, también es el Día de la Cultura y Educación Búlgaras.


5. Las klek-shops:

Que no, que no tienen nada que ver con los sex-shops. ¡Malpensados! Los klek-shops son tiendecitas ubicadas en semisótanos, con una pequeña ventana que da a la calle pero que queda a ras de suelo, y por ahí es por donde se le pide lo que sea al vendedor.   

Klek-shop búlgara Bulgaria

Hay que agacharse para comprar, de ahí su nombre (kliakam es agacharse en búlgaro). En ellas se puede comprar tabaco, alcohol, chocolatinas... los típicos caprichos. Nada de fruta, verdura o carne, ni artículos de primera necesidad; no son supermercados. Suelen estar abiertas cuando todas las demás tiendas han cerrado.

Que yo sepa este tipo de tiendas sólo existen en Bulgaria, aunque cada vez quedan menos. Cuando veo alguna le hago una foto, porque me temo que en pocos años dejarán de existir.

*****

Estas son, pues, cinco características únicas de Bulgaria, aunque hay muchas más. Cada país tiene las suyas, ¿cuáles veis en el vuestro?

lunes, 14 de marzo de 2016

Tres consecuencias de vivir expatriada

Vivir expatriada causa una serie de alteraciones en tu vida, algunas grandes, como una mudanza internacional, adaptarte a tu nueva vida o aprender otro idioma, y otras pequeñas, que parecen insignificantes, pero que tienen su miga. Y hay algunas que cada vez se intensifican más a medida que pasa el tiempo...


1. Olvidas palabras en tu propio idioma. 

A medida que vas aprendiendo el idioma de tu nuevo país vas hablando menos tu lengua materna, y llega un día en el que no te sale una palabra. La tienes en la punta de la lengua, es algo obvio, elemental, pero ¡tu cerebro escanea sin encontrarla!  Te sale en inglés, te sale en el idioma local, pero en el tuyo no! Udzhas! (Horror).

Neumáticos


Yo hablo español con mi marido y con la mayor, pero a veces mezclo idiomas. Hablamos de que hay que cambiar los neumáticos del coche, por ejemplo, y ¡no me sale neumático! El otro día le dije "Tenemos que cambiarle al coche las gomas de invierno" (neumático en búlgaro: guma). Y encima él ni se dio cuenta de la patinada, porque entendió la frase y no se fijó en que era una mezcla de idiomas.

Como esto, cada día varias veces.

El catalán ya ni mentarlo, lo tengo abandonado porque no tengo con quién hablarlo. Ser bilingüe nativa para esto.



2. Te falta culturilla popular.

No conoces programas de TV, ni cotilleos frescos, ni las últimas noticias de tu patria. La patinada más reciente  de un político, el anuncio que todos critican en Twitter... De todo te enteras tarde, normalmente por las redes sociales. ¿Quién demonios es Chicote? ¿Y ese Risto Mejide? ¿Cómo que Laura Pausini ha estado de jurado en La Voz? ¿Qué canal es NetFlix? ¿Y de dónde ha salido ese tío con coleta que quiere dirigir España?

Laura Pausini La Voz España


Hago lo que puedo por leer prensa española y estar al día, pero también tengo que estar al día de lo que se cuece en Bulgaria porque vivo aquí, de modo que acabo saturada de información y no llego a todo.
  

3.Vuelves a tu patria de vacaciones y sufres el síndrome expatriado retornado.

Voy de vacaciones a España una vez al año, y cuando llego es como aterrizar en otro planeta.  Es extraño entender a todo el mundo y que la gente me entienda a mi. Me paso días como un pez fuera del agua, intentando adaptarme a los sitios, a los horarios, a las costumbres.


Marciano España expat
Más que bajarme del avión parece que me baje de un platillo volante procedente de otra galaxia.

No doy crédito si paseo por Barcelona un domingo por la mañana y está todo cerrado. Me cuesta pagar en las tiendas porque llevo un año sin usar euros y me parecen de juguete. Me pierdo en las conversaciones y me resulta extraño que todos me entiendan a la primera, o no tener que pedirle a nadie que me repita lo que ha dicho.

Y justo cuando ya me empiezo a adaptar, toca volver a Bulgaria y readaptarme a la vida en Sofía.



En general, vivir expatriada implica tener un pie en cada país: no eres de aquí pero tampoco de allí. Uno se siente fuera de lugar en ambos países. Se trata de una situación peculiar que normalmente sólo entiende bien quien se encuentra en las mismas.

No sólo pasa si te mudas de país, también cuando cambias de ciudad. ¿Habéis tenido alguna vez una sensación parecida?      

lunes, 7 de marzo de 2016

Españoles y Bulgaria: Luis Carro de Senderismo Europa

Luis Carro de Senderismo EuropaHoy tengo como invitado en el blog a Luis Carro, un madrileño casado con una búlgara que hace unos años se lanzó a emprender, y  aunque vive en España, su empresa está estrechamente relacionada con Bulgaria

Yo ya había acabado en su blog varias veces mientras me documentaba para un post, y en alguna ocasión me ha ayudado a solucionar dudas de lectores que me escriben para consultarme sobre sus viajes a Bulgaria.

Bienvenido Luis, gracias por dedicarnos un rato.

  • ¿Cómo y cuándo entraste en contacto con Bulgaria por primera vez? 
La primera vez fue un viaje de trabajo hace unos 12 años, mi anterior empresa organizó en Sofía un curso de formación y acudimos un par de compañeros, la verdad es que reconozco que la primera impresión no fue buena, llegamos a la terminal antigua del aeropuerto, gris, sin apenas luz (creo que aún no estaba acabada la terminal nueva), nos alojamos en un hotel del centro de Sofía y nada más salir nos encontramos con las calles llenas de agujeros, los cables eléctricos sueltos, los coches aparcados en las aceras, etc. No nos pareció la imagen normal de una capital europea la verdad, ya sabes a lo que me refiero...

Poco después conocí a mi actual esposa, que es búlgara pero se vino a estudiar a España hace 11 años y ahora trabaja en España como yo. Desde hace 7 u 8 años, cada año visitamos en varias ocasiones Bulgaria por vacaciones, por trabajo y para ver a su familia... y a pesar de mi primera impresión, mi opinión del país ahora es muy diferente, soy fan número 1 de Bulgaria

otoño en los Balcanes, Bulgaria


  • ¿Qué es lo que más te gusta de Bulgaria?

La verdad es que como dije antes, no estaba acostumbrado a la estética tipo "retro" de Bulgaria pero con el tiempo reconozco que eso es precisamente lo que más me gusta de Bulgaria, ya sea en las ciudades o en los pueblos, esa estética de tiempos pasados que hoy en día sigue viva me encanta, me parece muy curiosa y que aporta una autenticidad que ya no existe en España.

Casa típica de los montes Ródope, Bulgaria


Esa filosofía de que las cosas se arreglan siempre que sea posible, no se cambian por capricho por otras nuevas, me parece muy práctica, aunque sea por necesidad, en mi opinión es lo más inteligente y además sostenible para el medio ambiente... El que algo sea viejo no significa que sea malo, aunque en esta parte de Europa donde yo vivo desgraciadamente no es esa la idea predominante...

Lago Bezbog, monte Pirin, Bulgaria


  • ¿Eres muy aficionado al senderismo y al deporte de aventura? 

A mi simplemente me gusta caminar, ya sea por el campo o por la ciudad, me gusta mucho pasear. No soy un senderista habitual porque no tengo zonas verdes para hacer senderismo cerca de casa, vivo en el centro de Madrid y los días libres los pasamos con nuestra hija pequeña, a la que no le puedes meter una caminata larga por la montaña porque se cansa y se aburre.  

Por tanto, yo camino todo lo que puedo entre semana, todos los días un poquito, y cuando vamos a Bulgaria de vacaciones sí que hacemos más trekking, buscando rutas nuevas o visitando las favoritas, mientras la peque se queda en el pueblo con la familia de mi mujer. Lo de los deportes de aventura se lo dejo a mi hermano, al que sí le gusta más la adrenalina, yo soy un "quiet man" (hombre tranquilo), jeje...

Rila, Bulgaria


  • ¿Cómo decidiste convertir tu afición en negocio familiar?

La apasionada de la montaña es mi mujer, que desde pequeña hacía caminatas por la montaña en su ciudad natal en Bulgaria, Vratsa. Cuando yo me quedé desempleado pensamos en montar algún tipo de negocio relacionado con Bulgaria, dado que, ella por nacimiento y yo por "adopción", era un país que nos enamoraba. 

Viendo los recursos naturales que posee el país se me ocurrió crear un proyecto para dar a conocer el país a los turistas españoles, organizando viajes de senderismo, deportes al aire libre, viajes culturales, etc, sobre todo por la Bulgaria interior.

Rila, Bulgaria


  • ¿Quién está detrás de senderismoeuropa.com? ¿Cuántos miembros hay en el equipo, y qué papel desempeña cada uno?

Como mencionaba antes, yo soy el "ideólogo" del proyecto senderismoeuropa.com. Mi mujer es la propietaria de la empresa, aunque yo obviamente colaboro en todo lo que puedo: redes sociales, ideas, proyectos, asesorar a viajeros, etc... También contamos con el asesoramiento de mi hermano que tiene mucha experiencia en deportes de aventura y que ha viajado por todo el mundo, y con mis suegros, que conocen muy bien la cultura y tradiciones de Bulgaria, así que todo queda en familia, como tantas y tantas empresas familiares que hay en España...

  • ¿Cómo os organizáis viviendo en Madrid? ¿Los guías son búlgaros? 

Todos nosotros vivimos en Madrid, por tanto para desarrollar los viajes en Bulgaria se cuenta con la ayuda de proveedores y guías locales búlgaros que residen en la propia Bulgaria.

La fortaleza de Belogradchik, Bulgaria


Gracias a las nuevas tecnologías y a Internet todo es más fácil, ya no es necesario tener un local físico donde atender a los viajeros, de hecho este tipo de agencias están en declive frente a las agencias de viajes online. Nuestro escaparate es nuestra página web oficial www.senderismoeuropa.com y nuestra página de Facebook, en ellas está toda la información sobre los viajes que ofrecemos y sobre datos curiosos del país, así como un blog donde mensualmente añadimos artículos con información sobre Bulgaria.

La comunicación con clientes y proveedores se hace por Internet, vía email, Skype, página web, etc., y esporádicamente en reuniones personales o asistiendo a ferias de turismo. 

Todos los guías que se ocupan de los viajeros son búlgaros, y se han buscado aquellos que además hablan español con fluidez. Esto ha sido lo más complicado, porque hay pocos guías especializados en actividades al aire libre y montaña, que además sepan de temas culturales y que hablen español. Nos costó realizar muchos viajes y reuniones allí para encontrarlos, pero con los años ya forman parte del equipo y son de plena confianza, conocen el carácter de los españoles y por supuesto les gusta trabajar con viajeros de España. 

  • ¿Qué ofrecéis en senderismoeuropa.com a quienes desean viajar a Bulgaria?

Hay dos tipos de programas: guiados y autoguiados. Los primeros, como su nombre indica, incluyen un guía local de habla española que se encarga de los traslados, ayudar con el idioma en restaurantes, hoteles, etc., y de hacer de guía de montaña y cultural, está las 24h con los viajeros y se aloja en el mismo hotel que ellos. El viaje autoguiado lo que incluye es un vehículo de alquiler, el alojamiento y una guía de viaje que preparamos para que los viajeros vayan a su aire por el país.

Viajes guiados y autoguiados por Bulgaria


Dentro de esos dos tipos, el viajero puede elegir a su medida el tipo de viaje entre estas actividades: senderismo, cicloturismo, escalada, barranquismo, espeleología, visitas culturales a ciudades, pueblos típicos, monasterios ortodoxos, fenómenos naturales, fotografía de Naturaleza, etc. 

Cada viajero elige la que más le guste o una combinación de varias de ellas, nos envía un formulario que está en nuestra web y le preparamos un viaje a medida, siempre adaptado a su forma física, edad y tamaño del grupo.

Monasterio de Rila, Bulgaria


En la web tenemos ejemplos de viajes que son los que tienen más éxito, organizados por categorías, pero son eso, ejemplos, porque a cada viajero se le prepara su programa personalizado y elige libremente las fechas en las que quiere viajar. Hemos querido diferenciarnos de las agencias de viajes habituales y de las grandes empresas de viajes que no ofrecen tanta flexibilidad como nosotros. Teníamos que ofrecer algo diferente ante la gran oferta de viajes que existe actualmente y creo que lo hemos conseguido.

  • Por último, cuentanos, ¿qué tienen las excursiones en Bulgaria que no tienen otros países?

Ya sea por desconocimiento o por lejanía, Bulgaria no es el primer destino turístico que se le puede ocurrir a muchos turistas europeos cuando piensan en sus vacaciones, sin embargo eso es una ventaja, porque cuando se trata de hacer turismo rural y turismo en la naturaleza, lo que la gente busca principalmente es tranquilidad y no sufrir la masificación turística que hay en otros destinos típicos europeos. 


Los Siete Lagos de Rila, Bulgaria


Los senderos de Bulgaria no están masificados, no hay que hacer cola en los aparcamientos y restaurantes, etc. A veces uno se siente como si fuera el primero que pasa por esa montaña o por ese pueblo, y se nota que la Naturaleza aún se mantiene virgen a este lado de Europa.

Otro punto a su favor es que es un país con muchos contrastes y mezcla cultural que impregnan la vida diaria, la gastronomía, la estética de pueblos y ciudades, la forma de vida en general, haciendo de Bulgaria un país muy exótico en lo sociocultural para los visitantes y que genera anécdotas cada día del viaje para los que la visitan.

Muchas veces estas anécdotas son lo que más recuerdan los viajeros, aquí no hay que esperar a llegar a la montaña porque la aventura empieza nada más llegar al aeropuerto y no termina hasta la salida, porque todo es muy diferente a lo que estamos acostumbrados y eso origina muchas nuevas experiencias, buenas y malas, pero que hacen que a la vuelta a sus casas los viajeros tengan muchas cosas que contar del viaje y lo convierte en un viaje inolvidable para ellos.

(Imágenes: senderismoeuropa.com).


Espero que os haya parecido interesante la explicación de Luis sobre su trabajo tan interesante y tan internacional (literalmente, se extiende de una punta a otra de Europa). 

Personalmente soy partidaria de apoyar a emprendedores, a tiendas y empresas pequeñas, antes que a grandes multinacionales, en las que el trato es menos personal y la relación a veces más fría.

Si vinierais de vacaciones a Bulgaria, ¿por qué actividades os decantaríais? ¿Excursiones por la montaña, visitas a las grandes ciudades, o tal vez deportes de aventura?  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...