Receta búlgara: berenjena con salsa de tomate

La berenjena con salsa de tomate (en búlgaro, patladzhán s domaten sos) es un plato búlgaro delicioso y que en mi opinión es muy "universal". A mi bulgarísimo marido le encanta, así que he aprendido a hacerlo en casa. 

Es un plato fácil de preparar, saciante, muy sabroso y a la vez sano. Y encima barato, ¿quién da más?

Patladzhan, berenjena con salsa de tomate, receta búlgara


Las berenjenas con salsa de tomate no tienen ningún misterio: son exactamente eso, berenjenas con salsa de tomate. Los ingredientes son fáciles de conseguir en cualquier parte.

Esta es mi receta, pero hay muchas variantes y admite modificaciones. ¿Que nos gusta con mucha cebolla? Pues ponemos más. ¿Queremos que salga más salsa? Doblamos las cantidades. ¿Preferimos otras especias? No hay problema.


Como en casa gusta mucho la salsa de tomate, yo hago el triple de cantidad y así tengo para unos espaguetis otro día y también para congelar:

Ingredientes: (para dos personas)
Dos berenjenas
1 kg. de tomate
1 cebolla
sal y aceite
orégano y perejil


Ingredientes patladzhán berenjena tomate


Elaboración:


1. Lavar y pelar las berenjenas. Si la piel es fina se puede dejar.


2. Cortarlas en rebanadas de 1 centímetro, a lo largo o a lo ancho.  


3. Ponerles sal y esperar una media hora (para que eliminen el sabor amargo).
 

4. Pintar con aceite y hornear  unos 20 minutos a 180ºC. Una alternativa más calórica es pasarlas por harina y freírlas en una sartén, y también se pueden asar en una parrilla. 


Berenjena al horno receta búlgara


Mientras se van haciendo las berenjenas se prepara la salsa de tomate:
 

5. Pelar y rallar la cebolla. Pochar a fuego lento en la sartén con un poco de aceite hasta que esté transparente. 
 

6. Lavar, pelar y rallar los tomates. Añadirlos a la sartén con la cebolla.  Aderezar con sal al gusto, un pellizco de azúcar y una cucharada de orégano.
 

7. Dejar cocer a fuego lento una media hora hasta que reduzca.


Salsa de tomate para patladzhán receta búlgara


Presentación:


Esto ya va a gustos, pero lo habitual es colocar las rodajas de berenjena en una fuente y simplemente cubrirlas con la salsa de tomate. Encima se pone un poco de perejil, y listo.


Patladzhán  berenjena tomate receta Bulgaria


Según nos apetezca, las berenjenas con tomate pueden ser un primer plato, o si ponemos más cantidad, directamente plato único. Esta última opción es recomendable por ejemplo para cenas, cuando hay hambre pero no apetece irse a dormir con una digestión pesada en curso. 

Dobar apetit! ¡Buen provecho!


13 comentarios:

  1. Que buena pinta!! Lo haré en casa 😁

    ResponderEliminar
  2. Ay que rico pero tienen que ser tomates buenos, con los que tengo aqui que mas que tomates parecen patatas no me sale asi... En casa a veces hacemos la berenjena asi pero con salsa de yogurt+ajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sólo compro tomates cuando tienen pinta de tomates, en invierno ni lo intento porque no saben a tomate.

      Eliminar
  3. ¡Parece fácil! Seguro que rebozadas en harina serán más sabrosas, pero este curvy cuerpo no se lo puede permitir. Probaré a hacerlas un día y te cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas eh? Que rebozadas son de digestión más pesada, y además la salsa de tomate al llevar especias ya les da mucho saborcito.

      Eliminar
  4. Qué buena pinta tienen!! Las probaremos.

    ResponderEliminar
  5. La pinta es muy buena... pero bueno, a mi es que las berenjenas me encantan, no soy objetiva jeje. Tendré que probar un día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me costó pillarles el punto, no estaba acostumbrada a comerlas, pero me encanta el tomate. :)

      Eliminar
  6. Esta semana hice yo berenjenas rellenas, me encantan pero la verdad es que me da pereza prepararlas.

    ResponderEliminar
  7. Vecina, esto esta estupendo para la dieta, ja! Pregunta, comen mucha berenjena los búlgaros? Te pregunto porque por aquí no se lleva tanto, se ve más bien como comida mediterranea. Aunque admito que la crema de berenjena sí es muy típico de por estos lados. Me han dicho que la original (de por acá) viene de la región de Transilvania, lo que hoy en día es parte de Rumanía.
    Un abrazo desde Budapest

    ResponderEliminar

Los comentarios enriquecen el blog. ¿Quieres dejar tu opinión?

© Mamá en Bulgaria. Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.