Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 29 de junio de 2015

Sorteo 2º Aniversario con Carla Bulgaria Roses Beauty

Casi sin darme cuenta, Mamá española en Bulgaria ha cumplido dos años. No es mucho comparado con blogs de larga trayectoria, pero considerando que ni mi familia ni mis amigos saben nada de este blog, todas las visitas que recibe vienen de personas a las que les parece interesante lo que voy contando de Bulgaria.

Para agradeceros cada visita, cada comentario, cada mensaje que me habéis hecho llegar en estos dos años, he preparado un sorteo con una colaboración de lujo. Ya os he hablado otras veces de la fama que tiene la rosa de Bulgaria y lo valiosa que es para la elaboración de perfumes y cosméticos de calidad, y me hacía ilusión sortear algo que tenga que ver con Bulgaria...

Carla Royo-Villanova, creadora de la línea de cosmética natural Carla Bulgaria Roses Beauty, aporta el premio de este sorteo: un estupendo lote de productos a base de de agua de rosa de Bulgaria de su marca, CBRB, que acaba de celebrar su 7º aniversario.

Sorteo Carla Bulgaria Roses Beauty

Carla tiene una estrecha relación con Bulgaria, porque está casada con el príncipe Kubrat, el tercer hijo del rey Simeón. En uno de sus múltiples viajes a este país conoció las propiedades de la rosa damascena, la variedad que se cultiva en Bulgaria, y le gustó tanto que al volver a España dedicó varios años a crear toda una línea de productos que tienen como ingrediente principal agua de rosa de Bulgaria. ¡Algunos tienen hasta un 95% de agua de rosa!

Formulada de la manera más natural posible, sin parabenes, y no testada en animales, toda la gama es tan delicada que es apta incluso para pieles atópicas. Además, me gusta especialmente que la marca colabora en cuidar el medio ambiente presentando los productos directamente en su envase, sin cajas ni plásticos innecesarios. Sólo el perfume viene en caja, para proteger el bote de cristal. 

Para este segundo aniversario del blog, sorteamos un pack perfecto para el verano, valorado en 60 euros:

Sorteo Carla Bulgaria Roses Beauty


El pack incluye: 

-> Hidra-Gel Calmante con Rosa de Bulgaria. 50 ml.
Un gel refrescante, con un 95% de agua de rosa. Ningún otro producto del mercado tiene una concentración tan alta de agua de rosa. Antiinflamatorio, descongestionante, sirve para las quemaduras y ayuda con el acné.

-> Lluvia de Rosas. Crema de cuerpo con Rosa de Bulgaria. 200 ml.
Crema fluida a base de agua de rosa, hidratante y nutritiva. Refresca y tonifica la piel.

-> Luz de Rosas. Crema hidratante de día con Rosa de Bulgaria. 50 ml.
Crema hidratante de rápida absorción a base de agua de rosa. Hidrata y protege la piel, con SPF-15.
 

 ¿Cómo participar? 

1. Sigue a Carla Bulgaria en Facebook y en Twitter.

2. Sigue a Mamá en Bulgaria en Facebook.

3. Deja un comentario en este post, diciendo qué producto de toda la gama te gustaría más probar. Puedes verlos en su tienda online.

4. Rellena este formulario con un nombre (no hace falta que sea el real) y un e-mail de contacto (para avisarte si ganas). De este modo tus datos sólo los veré yo. 



 

Compartir el sorteo en Facebook o Twitter no es obligatorio, pero se agradecerá :) 

Se puede participar desde toda España, incluyendo Baleares y Canarias. ¡Sí, Canarias también!

Plazo: tenéis toda la semana, hasta el domingo 5 de julio a las 22h (hora de Madrid) para participar. 

Ganador: será elegido de manera aleatoria con Sortea2 y lo comunicaré al día siguiente en este mismo post y en mis redes sociales (Twitter y Facebook). 

¡Mucha suerte! :)   

*********

Editado (5.07.15): ¡Ya tenemos ganadora del sorteo! ¡Enhorabuena, me pondré en contacto contigo! Y muchas gracias a todas por participar y por compartir.




lunes, 22 de junio de 2015

Bulgaria en imágenes

He hablado muchas veces en este blog de la belleza de Bulgaria. Este país tiene sólo 7 millones de habitantes para 111.000 km2, y tres cuartas partes de la población se concentran en las grandes ciudades. Por ello, hay zonas muy extensas libres de huella humana, o muy escasa. Diminutos pueblos en los que las construcciones son del siglo pasado o más antiguas, que conservan el encanto de antaño. Decenas de miles de hectáreas de montañas, valles, parques naturales increíbles.

Hoy me gustaría enseñaros Bulgaria a través de tres cuentas de Instagram que me gustan mucho y que sigo hace tiempo, en mi intento de conocer y apreciar más mi país de adopción. Son cuentas especializadas precisamente en esto, en mostrar la belleza de Bulgaria en imágenes.

1. @bulgariaofficial

 Es una cuenta un poco impersonal, hay un equipo entero detrás que se dedica a ir subiendo imágenes bonitas de Bulgaria, sin más. Son imágenes bastante distintas entre sí, debido a que han sido tomadas por distintos autores, y eso se nota, aunque me gusta esa variedad.


Imágenes: @bulgariaofficial


2. @mybulgaria

En cada imagen consigue mucha interacción de sus seguidores mediante el hashtag #poznaimiastoto (Adivina el lugar), para que intentemos adivinar el lugar que muestra cada imagen. ¡Siempre vuelves a ver cuál era! Yo casi nunca acierto, pero siempre aprendo algo. 


Imágenes: @mybulgaria

Sin seguir a nadie, y con apenas 200 publicaciones, esta cuenta tiene ya más de 17.000 seguidores.  No es de extrañar, las imágenes quitan el aliento.

Imágenes: @mybulgaria

Personalmente no entiendo mucho de fotografía pero diría que la mayoría de imágenes tienen filtros para realzar los colores y esas cosas. Supongo que también se requiere habilidad para jugar con los filtros y sacarles partido, porque yo ya me pierdo con los pocos que ofrece Instagram!

Imágenes: @mybulgaria


3. @denisshukerov

Denis es un chico búlgaro de sólo 19 años, fotógrafo aficionado, que desde un pueblo perdido llamado Gorna Arda (Plovdiv) y con mucho ojo consigue imágenes simplemente increíbles. Porque a mi me ponen delante esos paisajes y os aseguro que no me salen esas maravillas.


Imágenes. @denisshukerov

De momento es mi cuenta favorita, aunque no sea ni de lejos la que más seguidores tiene. Tal vez sea en parte por su edad, pero hace imágenes muy tiernas. Una vez le pregunté sobre la anciana que protagoniza una de ellas, porque vi que sonreía, pero una sonrisa muy sincera, no de posar para una foto. Y me explico que esa anciana ¡es su abuela! Claro, no le sonreía a la cámara, ¡le sonreía a su nieto!

Imágenes: @denisshukerov

Ese que está de espaldas es Denis, da la cara en varias fotos. Todas las hace él, pero usa trípode y disparador de esos con temporizador. Repito que no sé nada de fotografía, así que quizá esto tenga otro nombre, no sé.

Imágenes: @denisshukerov

No hace mucho que uso Instagram, pero esta curiosa red social me fascina. No sólo puedes estar al día de lo que publican tus amigos, sino que mediante los hashtags se puede encontrar cualquier cosa que le interese a cada uno. ¡Sólo es necesario que las imágenes lleven etiquetas adecuadas!

Para etiquetar y localizar imágenes de Bulgaria se pueden usar los hashtags #Bulgaria #instabulgaria #bulgariaofficialteam o #instabg, por ejemplo.


Y si os gustan estas imágenes de Bulgaria, podéis seguir estas cuentas haciendo click en el nombre de cada una para acceder a ellas.

¿A que Bulgaria es un país precioso? ¿Seguís alguna cuenta interesante en Instagram? Contadlo para que podamos ir a cotillear! :)



lunes, 15 de junio de 2015

Qué ver en Bulgaria en una semana

¿Tienes en mente un viaje a Bulgaria? No te arrepentirás, te lo garantizo. Si no tienes mucha idea de qué hay que ver y hacer aquí, y tienes pocos días de vacaciones, te doy algunas ideas para aprovecharlos bien. No puedes irte de este país sin ver algunas de las maravillas que ofrece. Y aunque no vayas a venir a Bulgaria, te invito a disfrutarlas igualmente de manera virtual en este pequeño repaso.



Calculemos que tienes una semana. Menos tiempo no es recomendable, porque ya se sabe que entre unas cosas y otras, entre el viaje (3 horas de avión desde España), posibles escalas, esperas en aeropuertos, llegar al hotel e instalarte, se te puede ir medio día en el viaje de ida y otro tanto en el de vuelta.


1. Sofía


Empezamos por la capital porque probablemente tu vuelo aterrice aquí. Sofía no es una ciudad especialmente bonita, las cosas como son. Como muchos países del Este, tiene un aire bastante postcomunista, pero aún así hay sitios que no puedes dejar de ver. Por suerte, casi todo lo guay de la capital búlgara está situado en el centro, en un radio de dos kilómetros, con lo cual con un día tienes de sobra para pasearte a pie por el centro y verlo todo. 


2. El Monasterio y los Siete Lagos de Rila


A unos 120 km al sur de Sofía se encuentra la montaña de Rila, que es un parque nacional precioso. Merece la pena la excursión para ver dos lugares increíbles: el archifamoso Monasterio de Rila, y los llamados Siete Lagos de Rila. Se trata de siete lagos ubicados entre 2.000 y 2.500 metros de altitud, cada uno con un nombre que alude a su forma: Ojo, Riñón, Gemelo, Trébol, De Pesca, El Bajo y Lágrima. Ya conté que Bulgaria es un paraíso de la naturaleza, y el parque Nacional de Rila es una clara muestra.

Los Siete Lagos de Rila, Bulgaria, turismo, parque nacional de Rila.


En cuanto al Monasterio de Rila, es uno de los símbolos de Bulgaria y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Lo fundó en el siglo X Iván Rilski, San Juan de Rila, un ermitaño que vivía en una cueva de la montaña.  Además de la increíble arquitectura del monasterio, hay un museo que exhibe valiosas piezas históricas, la más famosa de las cuales es quizá la Cruz de Rila, en la que hay talladas en tamaño milimétrico 36 escenas bíblicas.


Monasterio de Rila, Bulgaria, parque nacional de Rila, turismo.


En el aspecto práctico, ten en cuenta que los lavabos del monasterio son agujeros en el suelo y es recomendable llevar un paquete de kleenex. De nada. ;)


3. Plovdiv. 


La segunda ciudad más poblada de Bulgaria, a 130 km al este de Sofía. Llamada La Ciudad de la Siete Colinas porque, como Roma, está construida sobre siete colinas, por eso muchas calles hacen pendiente. Fundada hace más de 6.000 años, es la segunda ciudad más antigua de Europa. Los romanos la llamaban Trimontim y aún hoy hay restos de la arquitectura de esa época, como un increíble anfiteatro y un circo romano que actualmente está debajo de una calle de la ciudad. 


anfiteatro romano de Plovdiv, Bulgaria, Mamá en Bulgaria, turismo


Las casas del casco antiguo son muy representativas de la arquitectura típica búlgara del siglo pasado, y a mi personalmente ME ENCANTAN. Esas vigas de madera, esas calles empedradas... Una auténtica maravilla.

El casco antiguo de Plovdiv, Bulgaria, turismo, Europa del Este

Recomendable llevar calzado cómodo, o entre las cuestas y el empedrado se te quedan los pies hechos polvo. Más detalles en el artículo que escribí sobre sobre Plovdiv.




4. El Valle de las Rosas


Viajando más al Este, llegamos al alucinante Valle de las Rosas. Este enorme valle en el centro del país es donde se produce más de 80% del aceite de rosas del mundo. El aceite de rosa damascena, la variedad que se cultiva en Bulgaria, se utiliza para todo tipo de perfumes y cosméticos, y tiene valiosas propiedades anti-inflamatorias, antisépticas, hidratantes, regeneradoras, etc. 

Practicamente cualquier perfume de calidad lleva entre sus ingredientes aceite de rosa de Bulgaria, que desde finales de 2014 ya tiene denominación de origen propia.

El aceite de rosa también se utiliza, en menor medida, para la elaboración de mermeladas, dulces y licores.  

Rosa damascena de Bulgaria, Kazanlak, cosecha de la rosa, aceite de rosa, agua de rosa,


Entre mayo y junio, cuando florece la rosa damascena, se lleva a cabo a cabo la cosecha de rosas, durante la cual miles de personas recogen las rosas a mano una a una al amanecer (cuando aprieta el calor el aceite de rosa se retira hacia las raíces).  Es necesario destilar tres toneladas de pétalos de rosa para obtener un litro de aceite esencial. ¡Con razón lo llaman oro líquido!


Rosa damascena de Bulgaria, Kazanlak, cosecha de la rosa, aceite de rosa, agua de rosa,


Con la cosecha tiene lugar el famoso Festival de la Rosa, que se celebra desde hace más de 100 años. Una de los momentos más esperados de la fiesta es la coronación de la Reina de las Rosas, que se elige entre las chicas de la localidad. 

Hace tiempo que tengo muchas ganas de visitar Kazanlak, en el Valle de las Rosas, para ver de primera mano la cosecha y el festival.




5. ¿Esquí o spa?


Para terminar el tour, si te sobra algún día puedes dedicarlo a esquiar en invierno, o ir a los baños termales si no es temporada de nieve. Como ya conté hace unos meses, las estaciones de esquí de Bulgaria son de las mejores de Europa, con la ventaja indiscutible de que los precios son low cost para los extranjeros. Personalmente, recomiendo Borovets y Bansko.

Estación de esquí de Bansko, esquiar en Bulgaria, turismo de invierno



Por otro lado, Bulgaria abunda en termas de aguas minerales con propiedades curativas y por eso el turismo termal es muy popular en el país. En Spareva Banya, por ejemplo, a 70 km al sur de Sofía, brota el manantial de agua termal más caliente de Europa, un géiser de agua a 103ºC. Vamos, que se evapora en el aire!
 
Aún hay muchos otros lugares interesantes en Bulgaria, pero lo dejo para futuras entradas porque esta ya es muy larga. En la próxima me centraré más en la otra mitad del país, sobre todo en la costa búlgara que es un destino turístico muy popular.

Espero que te haya parecido interesante, que hayas cogido ideas si piensas venir de vacaciones a Bulgaria, y que hayas disfrutado el tour virtual si no.

¿Has estado alguna vez en alguno de estos lugares? Dejando aparte "detallitos" como tiempo o dinero, ¿te atrae la idea de visitar Bulgaria?  
 

lunes, 8 de junio de 2015

Cuando la única expatriada de la familia eres tu

Desde que vivo en Bulgaria, hace más de seis años, he leído bastante sobre expatriación. Y me suelo encontrar con que casi toda la información disponible está dirigida a personas que se han ido a vivir en familia a otro país con el que no tienen nada que ver, normalmente por trabajo. Leo consejos para que toda la familia se adapte a la nueva situación, consejos para que los niños se tomen bien el cambio... ¿Pero qué pasa cuando tu eres la única expatriada de la familia?

Yo soy una española viviendo en Bulgaria. Soy una expatriada, porque vivo fuera de mi patria. Pero mi familia no. Mi marido es búlgaro, vive en su país, en su entorno. Ha nacido aquí, tiene a su familia aquí, conoce el idioma y las costumbres porque se ha criado aquí. Mis hijos, a pesar de haber nacido en España y de ser españoles, también son búlgaros. Están creciendo en Bulgaria, la mayor habla perfectamente el idioma, y tienen aquí a su familia. Mi marido y mis hijos no son expatriados.


ser la única expatriada de la familia, Sofía, Bulgaria, expatrio


Una lección de humildad.



Yo, que he enseñado a mi hija mayor a hablar, leer y escribir castellano, desde cero y sin apoyo escolar ni familiar, ahora necesito que ella me ayude a mi con el búlgaro, y aceptar que me corrija delante de otras personas. Porque yo me sabré la gramática y las conjugaciones de los verbos, pero ella es nativa y yo no.

Mi hija es mi profesora particular de búlgaro, aprender búlgaro, Bulgaria
¡Ayúdame con el búlgaro, hija!

Yo, que ya soy mayorcita, tengo que preguntar a los demás cosas que cualquier adulto sabe. Tengo que tragarme el orgullo y pedir que me repitan las cosas, que me hablen más despacio, que me expliquen lo que no entiendo.

Yo, que en España era bilingüe nativa y tenía varios títulos que certifican mis conocimientos de un idioma extranjero, ahora me encuentro con que mi segundo idioma materno no me sirve para nada en Bulgaria, y mi dominio del inglés aquí no es ningún logro especial, porque muchos búlgaros hablan con fluidez varios idiomas.

Podría seguir... pero con orgullo no se va a ninguna parte, así que hay que comerselo con patatas, y aceptar empezar casi de cero en otro país.

 

Acostumbrarse a ser diferente...



Hay ocasiones en las que siento como si la gente que me rodea, familia, amigos, desconocidos, estuvieran en una dimensión y yo en otra. Cerca, con contacto visual, pero en planos distintos. Ellos son búlgaros, y yo no. Yo soy la extranjera.

Ser igual, ser diferente, española en Bulgaria, Lego Star wars, Darth Vader, stormtroopers
Ser diferente no tiene por qué ser malo (mientras no perturbes la paz de la Galaxia).

Por la calle, en el parque, en el supermercado, vaya donde vaya, sé que en cuanto abro la boca me delato como extranjera. Bien porque me dirijo a mis hijos en castellano, bien por mi acento cuando hablo búlgaro. Y soy de las que odian llamar la atención, así que cuando la gente se me queda mirando a veces me siento incómoda. Es lo que hay. 


Hay que volver a aprenderlo todo.


Todo lo que ya dominaba en mi propio país, me toca aprenderlo de nuevo en su variante búlgara. Tantos años de estudiar de pe a pa la Historia de España en el colegio, y ahora tengo que aprenderme la Historia de Bulgaria si quiero entender bien mi nuevo país. Además, en mi colegio sólo nos hicieron aprender UN dato sobre Bulgaria: capital, Sofía. Punto. Nada más. Como si Europa se acabara pasada Italia. 

Así que me busco la vida yo sola, y me estudio la vida y obra de los héroes de Bulgaria: Hristo Botev, Iván Vazov, Vasil Levski, Kyril y Metodi, San Clemente de Ohrid, Iván Rilski y muchos más. Quienes fueron, qué aportaron a su país... Mi hija me canta canciones que hablan de ellos, porque en el colegio no sólo les enseñan a leer y escribir, sino también amor a la patria.

También estoy aprendiendo toda clase de costumbres y tradiciones, además de canciones y cuentos infantiles. Esto también me lo suele enseñar mi hija. Menos mal que mi suegra es muy colaboradora en esto: le cuenta muchos cuentos búlgaros, le canta canciones de las de toda la vida...Cosas que yo no sé y por ende no le puedo transmitir.


Canción infantil  típica búlgara: si no comes fruta y verdura, Zelenchutsi koito ne iade



No me he venido a la otra punta de Europa por trabajo de mi marido, ni por el mío. No he venido por unos años, esto es definitivo. El mío es un tipo de expatrio quizá menos conocido, pero muy real. En esta sociedad tan internacional, las parejas multiculturales ya no son tan extraordinarias, y cuando hay que elegir entre dos países, uno de los dos será el nativo, y el otro el expatriado.

Hay muchas madres expatriadas, y aunque las que lo somos de forma definitiva somos minoría,  creo que todas debemos poner de nuestra parte para adaptarnos y para intentar ser felices, porque de la actitud de la madre depende muchas veces el ambiente familiar

Siempre podemos hablar entre nosotras gracias a Internet, y compartir experiencias. Una vez al mes, por ejemplo, quedamos en Twitter para hablar, una iniciativa abierta de Mamás por el Mundo llamada #expatalk. Porque realmente vivir expatriada se hace más fácil si hay con quién hablar.   


Si te toca irte a otro país y dejar atrás familia, amigos, y todo lo conocido, puedes quejarte sin parar, que no sirve de nada... o aprender, adaptarte y ser feliz. Y quizá... abrir un blog. :)


¿Has vivido alguna vez en otro país? ¿Podrías dejarlo todo si hiciera falta?       

lunes, 1 de junio de 2015

Cosas que no me gustan de Bulgaria

Hace poco hablé de algunas cosas que me encantan de Bulgaria. Hay muchas más, pero me habría salido un post muy largo y siempre puedo hacer una segunda parte. A raíz de esa entrada recibí más e-mails de lo habitual, y entre ellos hubo algunos preguntando por la otra cara de la moneda.

Aunque no siempre me resulta fácil, intento ser positiva respecto a mi expatrio, y por eso prefiero hablar de las cosas buenas para no centrarme en las malas. Sin embargo tampoco quiero hacer creer a nadie que vivir en Bulgaria es un pedazo de chollo y que aquí el aire huele a helado de chocolate y toffee.

Con la idea de equilibrar un poco la balanza y de no crear falsas expectativas, hoy me voy a mojar para contar también lo menos bonito de este país. Voy a ser completamente sincera, y espero que nadie se ofenda por ello. He aquí, de menos a más, cinco cosas que no me gustan nada de Bulgaria:
 

1. Mi eterna lucha con el yogur


Después de tantos años aún no me he acostumbrado a que el yogur búlgaro se consuma salado ni a que se lo echen a todo. De verdad que lo intento, en verano preparo tarator cada día, le echo salsa de yogur a todo como hacen los búlgaros. Pero no hay manera, me sigue chocando mucho que sea salado. Para mi mentalidad española el yogur es un postre dulce. Si lo uso para preparar bizcochos o postres mi cerebro lo acepta sin problemas, pero salado... me cuesta, me cuesta.


tarator búlgaro yogur pepino Bulgaria

Lo que está claro es que esto no es un gran problema, porque con el tiempo me acabaré acostumbrando, y como dicen, donde fueres haz lo que vieres. Mientras tanto intento poner de mi parte y comer yogur salado a menudo para acelerar el proceso.


2. El estado de las aceras en Sofía.  


A las aceras de la capital búlgara les podría dedicar varios post, pero eso iría en contra de mi positivismo artificial, así que lo dejo en un discreto punto en el post de hoy. Hay zonas y zonas, pero en general, las aceras en Sofía son terribles. Baldosas medio levantadas o desaparecidas, tapas de cloacas y de servicios rotas, sobresaliendo o hundidas... 

aceras Sofía Bulgaria calle



Evito llevar a mi hijo pequeño en el cochecito porque las ruedas se enganchan constantemente en estos obstáculos. En seis años he perdido la cuenta de las veces que mis hijos y yo hemos tropezado por la calle, pero peor lo tienen los ancianos, para quienes una caída puede suponer romperse algún hueso.

Obviamente no es que a los búlgaros les gusten las aceras en este estado. Muchas datan de la época comunista y se han ido deteriorando con el tiempo, sin que nadie se moleste en arreglarlas. Si por casualidad me lee alguien del Ayuntamiento, ¡un poquito de por favor, y a invertir en arreglar las calles, hombre! Y las tapas de las alcantarillas que sean metálicas, que hacerlas de cemento es una chapuza. Gracias.   



3. Los inviernos gélidos.  


Soy muy friolera y estoy acostumbrada al suave clima mediterráneo, así que entre octubre y abril lo paso mal porque el invierno en Bulgaria es crudo y muy largo. A los búlgaros les suele hacer gracia verme con capas y capas de ropa hasta perder la forma humana, pero lo cierto es que paso mucho frío seis meses al año, por más que me abrigue.

invierno en Sofía Bulgaria frío parque fuente nieve amanecer

Por suerte en esto mis hijos han salido muy búlgaros y tienen una resistencia a las bajas temperaturas que me mata de envidia, la verdad.  


4. La corrupción y la mafia


El hecho de que la haya en casi todas partes, incluyendo España, no me consuela nada. Me da mucha rabia que haya gente en las altas esferas aprovechando su cargo y sus contactos para llenarse los bolsillos con dinero que no necesitan, mientras tantísimas personas no tienen ni para lo básico. 

Además, la mafia búlgara floreció con la caída del comunismo en los 90. Hace un par de años hubo protestas ciudadanas durante meses por el nombramiento de un conocido mafioso como director de la Agencia de Seguridad Nacional. Al final el clamor popular se hizo oír y fue destituido, pero otros sí se salen con la suya. 


Porsche 911 Turbo S coche de lujo negro Sofía Bulgaria mafia corrupción


A veces hay una desigualdad social brutal: unos pocos con más dinero del que podrían despilfarrar en diez vidas, fardando de coches de lujo y mansiones, mientras otros no pueden acceder a tratamientos médicos o a una vivienda digna. Y al hilo de este punto, el último, que es el peor:


5. Bulgaria es el país más pobre de la Unión Europea. 


Esto implica que a diario veo gente rebuscando en los contenedores, entre ellos muchos ancianos, y también personas durmiendo en la calle. A menudo hay pensionistas vendiendo por las esquinas ramitos de flores medio pochas o un puñado de tomates de su huerto. Es especialmente duro verles en invierno, cuando se llega a muchos grados bajo cero. 
 
Buscar en la basura Sofía Bulgaria contenedor
Lo siento, no soy capaz de hacerle una foto a alguien que busca en la basura. Imagen: A.J. González


 También hay muchos búlgaros que quizá no llegan al extremo de tener que hurgar en la basura de otros, pero que tienen serios problemas para llegar a fin de mes con sus sueldos o pensiones paupérrimas. Para que os hagáis una idea, en Bulgaria el salario mínimo es de 184 euros al mes, y la pensión mínima unos 80 euros. Según la Radio Nacional de Bulgaria, "de los más de 2 millones de trabajadores de Bulgaria, el 30% son trabajadores pobres que cobran menos de 200 euros al mes".

El sueldo medio ronda los 400 euros, y los búlgaros se pueden dar con un canto en los dientes porque hace un par de décadas era de 100. Ah, y lo digo en euros para que no se lie nadie, pero en Bulgaria la moneda es el LEV.  

A pesar de esto, los búlgaros suelen ser gente honesta; a mi en seis años y medio nunca me han robado la cartera en Sofía. En cambio, en Barcelona sí que me han robado.

 
******


Espero que nadie me malinterprete, siempre digo que en Bulgaria se puede vivir bien si tienes a tu familia, si haces amigos búlgaros y si eres una persona positiva y poco materialista. Y si te molestas en aprender búlgaro, claro.

A los puntos 1, 2 y 3 imagino que me acabaré acostumbrando con el tiempo, porque además no es culpa de nadie, Bulgaria es así y a mi, como extranjera, me corresponde adaptarme. 

Respecto a los puntos 4 y 5, espero sinceramente que las cosas cambien, y que Bulgaria pueda empezar a desarrollarse más económicamente para que aumente el bienestar social. Para eso harán falta reformas importantes en la estructura socio económica del país.


¿Creéis que está mal que hable de cosas que no me gustan de Bulgaria en este blog, o es bueno poder contrastarlas con las que me encantan? ¿Debería contar sólo lo positivo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...