Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 29 de mayo de 2017

6 tipos de turismo que puedes hacer en Bulgaria

Bulgaria va siendo cada vez un país más conocido en Occidente, y el número de turistas extranjeros aumenta cada año. Pero este país es mucho más que playa en verano y esquí en invierno. Está muy bien tomar el sol o esquiar, aunque es bueno saber que hay muchas otras opciones interesantes.

He aquí varios tipos de turismo que se pueden hacer Bulgaria, obviamente combinables entre sí:



1. TURISMO RELIGIOSO:

No hace falta ser creyente siquiera para disfrutar y apreciar el turismo religioso. Se trata simplemente de visitar iglesias y monasterios ortodoxos, que en Bulgaria abundan. Suelen ser antiguos y estar bien mantenidos, y sobre todo a los que venimos de países no ortodoxos nos suelen impresionar bastante. 


Monasterios Bulgaria
Dragalevtsi, Aladzhá, Rila, Bachkovo, Rozhen y Troyán.

Los principales monasterios de Bulgaria, por tamaño, son los de Rila, Bachkovo, Troyán, Rozhen... Pero hay otros muchos, más pequeños, que vale la pena visitar: Aladzhá, Dragalevtsi, Ivanovo, Cherepish, Kremikovtsi, Klisura... Alrededor de 50, repartidos por todo el país.

Una ventaja del turismo religioso es que los monasterios suelen estar en lugares apartados, preciosos rincones de la Naturaleza como valles y montañas. Así que no es sólo visitar un monasterio y largarse; se puede respirar aire puro, contemplar hermosos paisajes, hacer bonitas excursiones...

Por ejemplo, el monasterio de Rila está en los montes de Rila, una de las zonas más bonitas de Bulgaria en cualquier época del año. Cerca se encuentra la cueva donde vivía el ermitaño San Juan de Rila.

¿Mi opinión personal? El monasterio de Rila es majestuoso. El de Bachkovo precioso. El de Rozhen, sencillo y auténtico. El de Aladzhá, impresionante, excavado en roca viva. Para saber más sobre cada uno, haced click en sus nombres; el resto los tenéis recopilados aquí




2. TURISMO ENOLÓGICO:

El vino búlgaro es muy valorado por los entendidos, y de hecho en este país se organizan muchos tours enológicos en los que se visitan bodegas y se hacen catas de vinos. No en vano Bulgaria es el sexto país del mundo en exportación de vinos. 


Viñedo Bulgaria


En Bulgaria hay cinco regiones especializadas en producción de vino: la llanura del Danubio, al norte (35% de los viñedos búlgaros); la costa del Mar Negro (30%); el Valle de las Rosas; el valle del río Struma (Melnik, donde estuve hace poco) y los valles de Tracia, al sureste del país. 


Viñedo Bulgaria

No puedo hablar mucho de vinos porque no entiendo demasiado, de hecho tengo pendiente hacer algún tour enológico de los muchos existentes, para aprender más sobre el tema. Pero en general, el vino búlgaro está delicioso y es de muy buena calidad. Para más detalles, aquí tenéis un artículo bien completito de Lonely Planet.



Vino blanco vino tinto Bulgaria



3. TURISMO DE NATURALEZA:

 

En Bulgaria hay tres parques nacionales (Rila, Pirin y Balcanes Centrales) y 11 parques naturales: Belasitsa, Búlgara, Vitosha, Balcanes de Vratsa, Zlatni Pyasatsi, Persina, Rusenski Lom, Monasterio de Rila, Piedras Azules, Strandzhá y Meseta de Shumen. El de Pirin forma parte de la lista de Patrimonio Natural de la UNESCO.

En estos parques hay diversas reservas, espacios protegidos y sitios naturales que albergan y protegen especies raras de flora y fauna. 

Reserva natural Bulgaria


Por la costa búlgara del mar Negro pasa la conocida Via Póntica, una importante ruta migratoria de aves entre Europa y África.

Cada verano veo pasar grandes bandadas de cigüeñas rumbo al sur, y os aseguro que contemplar miles de cigüeñas, con lo enormes que son, pasar por encima de tu cabeza, es todo un espectáculo. Siempre hay algunas que se quedan a  pasar la noche en el pueblecito de mis suegros, y la mayoría duermen sobre los postes de la luz.

Cigüeñas Bulgaria


A la mañana siguiente se reagrupan formando una enorme espiral de miles y miles de cigüeñas, y al cabo de un rato una emprende el rumbo y el resto la sigue.

También hay águilas, buitres, halcones y otras aves grandes. Y no sólo aves, en Bulgaria hay gran variedad de insectos y plantas protegidas, así como mamíferos medianos y grandes como osos pardos, lobos, martas, ciervos...



4. TURISMO RENACENTISTA:

En Bulgaria también se puede hacer lo que yo llamaría "turismo renacentista", aunque no sé si realmente se llama así. De la época del Renacimiento búlgaro (siglos XVIII-XIX) se conservan muchas construcciones, de hecho hay pueblos enteros y barrios de grandes ciudades que han sabido preservar muy bien el estilo arquitectónico de la época.


Tryavna Yanko Yanev
Tryavna, acuarela de Yanko Yanev

A mi me chiflan las casas renacentistas búlgaras; aquí tenéis una recopilación de pueblos y ciudades de Bulgaria en los que predomina este tipo de arquitectura. 

 


5. DEPORTES DE AVENTURA:

¿Os va la marcha? Tendréis de sobras. Bulgaria tiene una naturaleza tan variada (mar, montañas, lagos, cuevas...) que aquí se pueden hacer hacer todo tipo de deportes de aventura: rafting, escalada, espeología, barranquismo, trekking, piragüismo, buceo, parapente... En la costa del mar Negro es habitual ver gente haciendo parasailing


Y no sé si el esquí y similares cuentan como deportes de aventura, pero en Bulgaria hay unas pistas fantásticas y se pueden practicar deportes de invierno como esquí, snowboard, etc.

Deportes de aventura Bulgaria



6. TURISMO DE SPA:

En Bulgaria abundan los manantiales de agua mineral termal, por lo tanto en esas zonas hay numerosos hoteles y balnearios que ofrecen diversas opciones para el uso de las aguas minerales, que se supone que ayudan en casos de molestias respiratorias, gastro-intestinales, musculares, etc. Como mínimo, es de lo más relajante.


Turismo de spa, balneario, Bulgaria

Personalmente he estado en alguno de Velingrad, ciudad conocida como la capital del spa de los Balcanes, pero también hay muchos balnearios y spas en Sandanski, Sapareva Banya, Bansko, Hisarya, Devin, Varshets, Bankya...

***

Estos tipos de turismo no son mutuamente excluyentes: no hace falta ir sólo a catar vinos, o sólo visitar monasterios y no ver nada más. 

Por ejemplo, hace poco yo visité Melnik y alrededores, y además de ver esta ciudad renacentista también fui al monasterio de Rozhen y estuve paseando por el parque natural de las pirámides de Melnik. Y por supuesto, tuve ocasión de probar los vinos típicos de la región. Cuatro tipos de turismo en un día, me faltaron de aventura y de spa.

Lo dicho, me parece importante recalcar que Bulgaria es mucho más que playas y pistas de esquí, y que se le puede sacar muchísimo partido a unas vacaciones en este pequeño y bonito país.


¿Habéis practicado alguno de estos tipos de turismo en Bulgaria? ¿Se os ocurre alguno más?

lunes, 15 de mayo de 2017

Españoles en Bulgaria: la reina Margarita

Hace tiempo empecé una sección en el blog llamada "Españoles en Bulgaria", dedicada a españoles que viven aquí o que tienen algo que ver con Bulgaria. Y hoy quiero hablar de una española muy especial, una mujer notable a la que admiro mucho y que algún día me gustaría poder conocer (soñar es gratis): la reina Margarita.

El rey Simeón y la reina Margarita de Bulgaria

Que sí, que Bulgaria es una República. Esto es un tema muy complejo, pero resumiendo mucho, técnicamente el rey Simeón nunca ha abdicado. Lo conté con más detalle aquí. Pero yo no quiero meterme en política, ni hablar de ella como reina, sino como persona.


No esperéis aquí ningún "cotilleo jugoso" ni nada nuevo; su vida privada es suya, yo me he limitado a recopilar información pública y a aderezarla un poco con mis opiniones personales (al fin y al cabo, esto es un blog personal). 
 
Lo ideal habría sido poder hablar con ella, pero como comprenderéis, no puedo llamar a su puerta y ponerme a hacerle preguntas. De hecho, es tan discreta que nunca concede entrevistas, y si no puede la prensa, ¿por qué iba a poder yo?

De todos modos, mi fuente principal de información es la más fiable: la autobiografía del rey Simeón, que sin duda es quien mejor la conoce.

Aviso: me salto a propósito toda la parte de títulos y linaje, porque creo que eso no define a una persona. Para datos serios y lenguaje enciclopédico ya está la Wikipedia. Pero empiezo con un resumen exprés de su biografía, para que quienes no la conocen se puedan situar. 



 ¿Quién es la reina Margarita?

Margarita Gómez-Acebo y Cejuela nació en Madrid en 1935. Su padres fueron fusilados en el 36, cuando ella tenía apenas un año, y fue educada por diversos parientes.

En el 62 se casó con Simeón de Bulgaria, que vivía exiliado en Madrid. Su boda no fue coser y cantar, ni mucho menos: en la España de Franco lo tuvieron muy complicado por ser una pareja católico-ortodoxa. La sociedad de la época se escandalizó, y pasaron años antes de que lo consiguieran. Incluso entonces, los periódicos lo censuraron.


La boda de Margarita Gómez-Acebo y Simeón de Bulgaria


"No pudimos casarnos hasta concluir dos largos años de negociaciones entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa. La cuestión que se planteaba a ojos del Vaticano era la religión que tendrían nuestros hijos", cuenta Simeón. Al final hubo acuerdo, y la feliz pareja pudo casarse por fin.

Margarita se casó con Simeón de Bulgaria nada menos que tres veces: por el rito católico, por el rito ortodoxo y por lo civil. Al menos se toman las dificultades con humor: "Más de 50 años después, mi esposa y yo todavía ironizamos sobre el hecho de que si nuestro matrimonio dura tanto tiempo es porque habría sido muy difícil divorciarse después de tres bodas". 


Empezó a estudiar búlgaro tras su boda, y me han confirmado que actualmente lo habla muy bien. 

Margarita Gómez-Acebo y Simeón de Bulgaria



Es madre de familia numerosa: tiene cinco hijos y 11 nietos. Tengo entendido que viaja a menudo a España para ver a la familia, e imagino que también viaja al resto de países por los que están repartidos: Inglaterra, EEUU, Marruecos... Qué tipo de madre es, eso no puedo saberlo. Yo me la imagino estricta y afectuosa a la vez.

Hace pocos años su hijo mayor falleció en un accidente de coche (DEP). No imagino nada más terrible para una madre que perder a un hijo, y creo que cualquiera que tenga hijos opinará igual. 
 
Margarita y Simeón de Bulgaria hijos
Con sus cinco hijos (Imagen: kingsimeon.bg).



Cuando en 2001 su marido fue elegido Primer Ministro de Bulgaria, ella se vino también. Imagino que no le debió resultar fácil (salvando mucho, mucho las distancias, esto de mudarse a la otra punta de Europa por un marido búlgaro ya me lo conozco).

Simeón explica que "mi esposa me apoyó en esta decisión cargada de consecuencias. (...) Desde entonces, no dejó de apoyarme con todo su corazón y todas sus fuerzas, resistiendo las dificultades (...). Ha sufrido junto a mí los duros ataques que he tenido que soportar. Sus consejos siempre me acompañaron".

A lo largo de todo el libro su marido va haciendo numerosas referencias a Margarita, y siempre dice cosas bonitas de ella: "Mi vida cambió cuando conocí a mi mujer", "Margarita es una persona que no conoce el concepto del rencor". La describe, entre otras cosas, como bella, independiente, objetiva, libre pensadora, sociable, con muchos amigos, abierta, viajera, curiosa... 


Margarita y Simeón Bulgaria
Imagen: cortesía de Paulina Mihaylova


Hace hincapié varias veces en su poco apego a las cosas materiales. Pone el ejemplo de una vez que el rey Hassan II de Marruecos le regaló un bolso de oro y recuerda con humor la reacción de su mujer: "No se lo podía creer, ella que había sido educada de modo tan austero".

La reina Margarita es de constitución menuda y delicada. No sé si decir que es "como una margarita" sería cursi, pero es lo que me viene a la cabeza: son flores sencillas, pequeñas, bonitas, gustan a todos y alegran cualquier prado. 


Y ya que hablamos de su nombre, un dato interesante: Margarita es uno de los pocos nombres de mujer que se utilizan tanto en Bulgaria como en España, y se pronuncia exactamente igual en ambos idiomas. 

No parece que tenga 82 años, y podría jurar que está más en forma que yo. La vi una vez en persona, a menos de cinco metros; iba elegante pero muy sobria, sin apenas joyas. Esto parece ser habitual en ella.

Margarita Gómez-Acebo, reina de Bulgaria
Imagen: kingsimeon.bg

He leído que no compra nada que no necesite, ni para ella ni para su familia, y que incluso en sus cumpleaños pide que en vez de regalos para ella se hagan donativos diversos. 

Cuando cumplió los 70, por ejemplo, pidió que se ayudara a un niño búlgaro de dos años que necesitaba una operación. En Navidad siempre se acuerda de los niños huérfanos y les hace llegar regalos.

"Margarita es la única mujer que ha sido reina consorte y Primera Dama de la República para volver a ser lo que siempre fue: "la reina del 45", la línea de autobuses que arranca de su propia puerta y que utiliza para ir al centro de Madrid. Nadie diría jamás que esa mujer que ocupa un asiento en el autobús de la EMT de Madrid es la reina consorte de Bulgaria", dice de ella el periodista Jaime Peñafiel, amigo de la familia.

Esto no lo puedo asegurar, pero dicen que en Sofía también usa el transporte público y que hasta la han visto comprar en Ilientsi (un mercadillo de la capital). Suena un poco surrealista, aunque con lo que me chifla a mi ese sitio, me puedo creer que ella vaya si puede. 

Reina Margarita de Bulgaria
Imagen: cortesía de Paulina Mihaylova
 
Querida reina Margarita: has sobrellevado estoicamente dificultades a las que la mayoría de gente no tiene que enfrentarse nunca. Lamento profundamente todas tus pérdidas y admiro la entereza con la que has seguido adelante. Eres un ejemplo de generosidad, valentía y fortaleza. 

Como se dice en Bulgaria, da si zhiva i zdrava, que sigas viva y sana muchos años. No hace falta llevar corona para ser toda una reina.

lunes, 8 de mayo de 2017

El monasterio medieval de Rozhen y la cascada Skoka

Tantos años viviendo en Bulgaria, y aún me siguen fascinando los monasterios ortodoxos. Tal vez porque son algo distintos de los católicos, pero sea por lo que sea, espero que no dejen de maravillarme nunca. Hace unas semanas pude visitar uno bastante escondido: el monasterio medieval de Rozhen, en búlgaro conocido como Rozhenski Manastir.   

Monasterio Rozhen Bulgaria
 Imagen: Reinhard P. Braun, Wikipedia


¿Cómo llegar?

He dicho que está escondido porque no está en una ruta muy transitada, pero es relativamente fácil llegar: se coge la carretera E79 desde Sofía, a unos 170 km se toma el desvío 109 hasta Melnik, y seis kilómetros más adelante se encuentran el pueblo y el monasterio de Rozhen.


El pueblo de Rodzhen:

Rozhen es un pueblo realmente diminuto; de hecho, tiene apenas 12 habitantes. Hay un puñado de casas bonitas, vale la pena parar un rato a verlas. Muchas de ellas tienen pequeños stands de souvenirs, y si queremos comprar algo, mejor hacerlo aquí, porque en el monasterio no se vende nada.

El nombre de Rozhen viene de "nacimiento", y viene del nombre del monasterio (Rozhedstvo Bogorodichno, Natividad de la Virgen María). 

De Rozhen parte un pequeño camino asfaltado que sube hasta el monasterio, que como es habitual en estos centros de retiro espiritual, se encuentra en plena montaña.  Este en concreto se encuentra rodeado de las mismas pirámides de Melnik.


A media subida está la pequeña iglesia Santos Cirilo y Metodio, que data de 1914, y detrás, la tumba del revolucionario Yane Sandanski

Tumba deYane Sandanski Rozhen


Me pareció curioso que las monedas que habían dejado los visitantes eran todas extranjeras, aunque no pude reconocer de qué país. Y de hecho, tampoco entendí por qué la gente deja monedas en una tumba, si alguien lo sabe que me lo explique.

En la explanada delante del monasterio hay una amplio aparcamiento gratuito, y en el camino hasta la entrada del monasterio hay varios arboles tan llenos de martenitsas que parece que hayan florecido, ¡es precioso! Para quien no sepa qué es una martenitsa, lo expliqué aquí.

Martenitsas en Rozhen Bulgaria




El monasterio de Rozhen:

El monasterio de Rozhen data del siglo XIII y es uno de los monasterios medievales mejor conservados de Bulgaria, y también el mayor de la región de Pirin.


Por alguna razón, el arco de entrada al monasterio crea un extraño efecto óptico y parece una entrada para pitufos, pero a medida que uno se va acercando parece crecer a cada paso, y al llegar ya se ve que el tamaño es normal (unos 2m). Me pasó exactamente lo mismo en el monasterio de Bachkovo.


Entrada del monasterio de Rozhen, Bulgaria
¿A que parece una entrada para pitufos? XD

Hay que tener claro desde el principio que el monasterio de Rozhen es muy sencillo y humilde, y quien vaya a verlo esperando la majestuosidad del monasterio de Rila se llevará una decepción. No hay que compararlo, simplemente es distinto. 


Este es un monasterio mucho más pequeño en el que predomina la austeridad, y no hay tiendas ni apenas turistas. Es un monasterio funcional en el que viven y trabajan monjes, de modo que es recomendable hablar bajo por respeto. 

Claustro monasterio de Rozhen


Como es habitual en los monasterios ortodoxos, consta de un claustro (en este caso, un hexágono irregular) edificado alrededor de una iglesia que queda en el centro del patio. Esta iglesia se llama Rozhedstvo Bogorodichno, Natividad de la Virgen María, y da nombre al monasterio.


En el siglo XVI se construyeron el ala sur y la iglesia principal, y en el siglo XVII se pintaron los frescos. En la segunda mitad del siglo XVII fue devastado por un incendio y más tarde reconstruido de nuevo en el siglo XVIII, gracias a donaciones de búlgaros adinerados. 

En 1727 dos artistas griegos pintaron la escena de la Dormición de la Virgen del exterior, y otros pintaron los frescos y los iconos del interior.

Iglesia monasterio Rozhen
La luz es un asco, lo sé, pero es lo que hay, ese día lloviznaba


En la segunda planta del claustro, enfrente de la puerta de entrada (según la disposición tradicional de los monasterios ortodoxos) está el antiguo refectorio donde antaño comían los monjes, en el que aún quedan algunos frescos del siglo XVI. 

En el centro se puede ver la larguísima mesa monacal, que sería la envidia de cualquier familia numerosa (lo bien que nos habría venido a mis hermanos y a mi cuando eramos pequeños).

El refectorio monasterio de Rozhen Bulgaria
 

El icono milagroso:

En una capilla, junto a la entrada del monasterio, se conserva un icono milagroso de la Virgen María, llamado "Portaitissa" (la que guarda la puerta).


La historia del icono es realmente curiosa: cuentan que en el siglo IX el emperador bizantino Theophilos emitió un edicto en virtud del cual había que destruir todos los iconos religiosos. Encontraron este en casa de una viuda, que consiguió entregarlo a su hijo para que lo llevara, cruzando el mar, hasta el monte Athos (Grecia), donde se hizo monje. 

Icono milagroso Virgen María Portaitissa, Monasterio de Rozhen
Imagen: bulgariamonasteries.com


Un día el icono apareció en una columna de fuego, sobre el mar, ante el monasterio de Iviron (del que dependía el monasterio de Rozhen), y se movía de sitio cada vez que los monjes intentaban recuperarlo. Una noche la Virgen María se apareció a uno de los monjes para pedir ser llevada al monasterio de Rozhen, y así se hizo. 

Se dice que hace siglos el icono cambiaba de lugar sin que nadie lo tocara, y cada mañana aparecía cerca de la puerta del monasterio. Los monjes construyeron entonces una pequeña capilla en el patio, al lado de la puerta, y colocaron ahí el icono, que desde entonces no ha vuelto a salir de paseo. No sé qué parte de verdad habrá en esta historia.


Vienen a ver el icono milagroso peregrinos de todo el país y del extranjero, y cada 8 de septiembre (Malka Bogoroditsa, la fiesta del monasterio), se saca en procesión y luego se hace "kurbán" (una comida especial como ofrenda de agradecimiento a Dios que se reparte a los vecinos) y se bendice.

En los años 80 se llevaron a cabo algunas obras de restauración y conservación del monasterio, tanto de los edificios como de los frescos, iconos y tallas.



Kashina y la maravillosa cascada de Skoka

Nos había dicho que cerca de la aldea de Kashina se encuentra una de las cascadas más grandes y bonitas de Bulgaria, así que nos dirigimos hacia ahí. El camino parte del centro de Rozhen, está bien señalizado.


Es una zona tan, tan remota y aislada que por primera vez desde que vivo en Bulgaria, vi que no llegaba ni la señal del móvil.

 

Para llegar al siguiente pueblo, llamado Lubovishte, hay que atravesar un extraño túnel excavado en la roca, que al parecer excavaron a mano, durante más de un año, los habitantes de los dos pueblos. ¡Menuda determinación!


El problema es que se puso a llover otra vez, y en la zona abunda un tipo de suelo que es como arcilla blanda. Vamos, que parecía que se deshacían los caminos a nuestro paso. 

 

Avanzamos con dificultad unos 10 km por un sendero muy agreste entre montañas. Llegamos por fin a Kashina, que es una aldea diminuta y con aspecto de ser muy, muy pobre. A partir de ahí ya sólo se podía seguir a pie, pero en una zona desconocida y aislada, en pleno diluvio y sin cobertura de móvil, nos pareció un riesgo innecesario. Dimos media vuelta, pero ¡qué rabia! 


Volveremos otro día, sin duda. Aunque no pudieramos ver la cascada estuve mirando fotos antes de ir y es realmente preciosa:

Cascada Skoka (imagen: waterfallsbg.info)
 
Se pueden ver el monasterio de Rozhen y la cascada en medio día, pero claro, eso depende del ritmo de cada turista. Nosotros vistamos Melnik por la mañana, y el monasterio y (casi) la cascada por la tarde. ¡Un día muy bien aprovechado! Qué ganas de volver...


¿Habéis estado alguna vez en el monasterio o en la cascada?

lunes, 24 de abril de 2017

12 bonitos pueblos búlgaros que quiero visitar

En Bulgaria hay multitud de pueblos y ciudades bonitos que vale la pena visitar, y yo aún tengo muchos en mi lista de sitios pendientes. Sobre todo pequeños pueblos con encanto, de esos pintorescos en los que predominan las buenas vistas, comida deliciosa y preciosas casas búlgaras tradicionales.

Es sabido que el turismo rural tiene numerosas ventajas, y sobre todo los que vivimos en grandes ciudades valoramos especialmente respirar aire puro y disfrutar de la tranquilidad de los pueblos pequeños de vez en cuando.


Pueblos búlgaros Bulgaria


He recopilado aquí mi lista de pequeñas ciudades y pueblos bonitos que me gustaría visitar en Bulgaria, basandome en recomendaciones de amigos y conocidos. Como veréis, el denominador común es que tienen casas de arquitectura renacentista, un estilo que me gusta muchísimo: vigas de madera, fachadas encaladas, plantas superiores que sobresalen...

 
1. KOPRIVSHTITSA:

Esta pequeña ciudad de unos 3.000 habitantes es una
ciudad-museo desde 1952. Se encuentra a unos 100 km al Este de Sofía, y a 90 de Plovdiv. A los españoles nos cuesta bastante pronunciar Koprivshtitsa, nombre que viene de kopriva (ortiga). ¡Tantas consonantes juntas! XD

Desde los años 90 Koprivshtitsa es una reserva histórica y arquitectónica debido a la gran cantidad de edificios que se conservan de la época del renacimiento búlgaro (s. XVIII- XIX)

Casa Kableshkova, Koprivshtitsa, Bulgaria
Casa Kableshkov, Koprivshtitsa


2. TRYAVNA

Tryavna es una ciudad de unos 10.000 habitantes que se encuentra en la provincia de Gabrovo, en los Balcanes (en el centro del país, a medio camino entre Sofía y Varna) y cuenta con un gran número de casas del Renacimiento búlgaro.


Tryavna, Bulgaria
Acuarela del pintor Yanko Yanev

A mi me gusta especialmente la casa de la derecha, tan renacentista... Cómo cada planta sobresale un poco respecto a la inferior y cómo se refleja en el agua. Y esa bonita torre del reloj... ¡Dan unas ganas de ir a verla en persona! 


Si os interesa saber más sobre Tryavna, podéis leer este artículo del fotógrafo Andrey Andreev, que está muy bien acompañado de hermosas imágenes de la ciudad.
 

  3. ZHERAVNA:

El pueblo de Zheravna se encuentra en el corazón de Stara Planiná (nombre que significa Montaña Antigua), la cordillera de los Balcanes. Concretamente, a unos 330 km. al Este de Sofía.

A pesar de ser una población pequeña, con algo menos de 500 habitantes, Zheravna es una importante reserva arquitectónica con más de 200 casas de madera del Renacimiento búlgaro (siglos XVIII y XIX).


Zheravna , Bulgaria

 

4. BANSKO:

Esta pequeña ciudad de 10.000 habitantes es conocida por ser uno de los principales centros de esquí de Bulgaria. Situada a 150 km. al sur de Sofía, al pie del monte Pirin, Bansko atrae aficionados a los deportes de invierno de toda Europa.

Bansko, Bulgaria
Mehana (taberna búlgara) en el centro de Bansko.

Además de 75 km de pistas de esquí, Bansko cuenta con un buen número de casas renacentistas de los siglos XVIII y XIX bien conservadas. La ciudad se encuentra situada dentro del parque nacional de Pirin, por lo que en verano también es una zona muy recomendable para hacer senderismo y bonitas excursiones.

He estado varias veces en Bansko, pero siempre es un placer volver, así que sigue en mi lista de sitios pendientes. 



5. BOROVETS 

Borovets es una pequeña población con pocos habitantes permanentes (unos 100 en 2013), pero también es una estación de esquí muy popular. Se encuentra a unos 70 km. al sur de Sofía, en los montes de Rila.

La primera vez que fui, hace unos 10 años, me fascinó la imponente mansión a medio construir de un mafioso al que se cargaron en un ajuste de cuentas. Años después una cadena hotelera adquirió la propiedad y la amplió, conviertiendola en un gran hotel. Me alojé en él una vez y la verdad es que lo dejaron bonito.  

Borovets Bulgaria
La mansión del mafioso a medio construir, hace 10 años

En los alrededores de Borovets se encuentra el palacio de Tsarska Bistritsa, residencia de caza del último rey de Bulgaria, que fue construida a finales del siglo XIX con estilo renacentista. Aquí se casó la princesa Kalina con el español Kitín Muñoz en 2002. Al parecer está abierto al público de jueves a domingo, así que la próxima vez que vaya a Borovets intentaré ver el palacio. 

Tsarska Bistritsa, Bulgaria
Imagen: myborovets.net

Aunque Borovets sea conocida principalmente como estación de esquí, no sólo se puede ir en invierno. El resto del año sigue siendo un pueblo bonito rodeado de hermosos bosques, y se pueden hacer excursiones muy bonitas por la zona.


6. MELNIK:

Aunque tiene sólo 200 habitantes no es un pueblo, en realidad Melnik es una ciudad: la más pequeña de toda Bulgaria. Antaño fue un importante centro cultural y comercial, y desde 1968 Melnik es una ciudad-museo en la que se conservan unas 100 casas del Renacimiento. Pude visitarla hace poco y me encantó, la recomiendo al 100%.


Melnik Bulgaria



7. BOZHENTSI:

Bozhentsi es un pequeño pueblo situado cerca de Gabrovo, en el centro-norte de Bulgaria, no lejos de Tryavna. Todo el pueblo es una reserva arquitectónica e histórica, en la que se conservan unas 100 casas del Renacimiento. Algunas actualmente albergan museos, en otras vive gente, e incluso las hay que alojan turistas.


Bozhentsi , Bulgaria


Se dice que cuando el Imperio Otomano atacó Veliko Tarnovo (la antigua capital) en el siglo XVI, muchos de sus habitantes huyeron a las montañas y un pequeño grupo fundó este pueblo como refugio seguro.

En 1964 el pueblo de Bozhentsi fue declarado monumento cultural por la UNESCO.




8. SHIROKA LAKA:

Shiroka Laka se encuentra en los montes Ródope, a unos 150 km de Sofía, en la provincia de Smolyan, y actualmente tiene unos 600 habitantes. Se puede llegar por la autopista A1 en dirección a Plovdiv, y cogiendo el desvío a la altura de Pazardzhik. 


El nombre de Shiroka Laka significa "amplio meandro", probablemente en referencia al río que atraviesa el pueblo.

Shiroka Laka, Bulgaria, por Yanko Yanev
Acuarela de Yanko Yanev

Parece que, al igual que Bozhentsi, este pueblo también lo fundaron búlgaros huyendo de los otomanos. En Shiroka Laka se conservan numerosas casas edificadas según el estilo arquitectónico típico de los montes Ródope. Suelen ser de dos plantas, con bodega, armarios empotrados y con muros sólidos.

El primer domingo de marzo se celebra en Shiroka Laka el Festival de Kukeri, aunque esto lo dejo para otro post, que da para mucho.   



9. KOVACHEVITSA:

Kovachevitsa se encuentra en otro punto de los montes Ródope, a unos 170 km al sur de Sofía, y también fue fundado por búlgaros huyendo de la invasión otomana. En 2011 Kovachevitsa tenía una población de apenas 35 habitantes, y dudo que esto haya cambiado mucho en seis años.


Kovachevitsa , Bulgaria
Imagen: Petko Yotov, Wikipedia.

Me habría gustado pasar por Kovachevitsa cuando estuve en Melnik, pero al final no pudo ser y sigue en mi lista de sitios pendientes.

Las casas tradicionales del pueblo datan del siglo XVIII, son de piedra y tienen dos plantas, de las cuales antaño se usaba la inferior como establo y la superior, más amplia, como residencia. Muchas de ellas aceptan huéspedes, lo cual es una interesante alternativa a un hotel.

En 1977 Kovachevitsa fue declarado Reserva Histórica y Arquitectónica de importancia nacional.


10. STARO STEFANOVO:


A unos 150 km al Este de Sofía, en el centro-norte de Bulgaria, dentro del pequeño pueblo de Stefanovo se encuentra la reserva arquitectónica Staro Stefanovo (Antiguo Stefanovo) con más de 100 casas del siglo XIX que son monumentos culturales.

Staro Stefanovo, Bulgaria
Imagen: http://staro-stefanowo.free.bg

Stefanovo tiene apenas 100 habitantes, y confieso que me ha costado encontrar información sobre el pueblo en español o en inglés; sólo he encontrado datos fiables en páginas búlgaras. Y aún así, ni siquiera el Portal Oficial de Turismo de Bulgaria le dedica más de dos frases (literalmente, dos).

Al final, hurgando mucho en Google, encontré la web oficial del pueblo. Parece que pocos turistas llegan aquí, de modo que una visita a este pueblo debe ser algo muy "auténtico".  



11. ZLATOGRAD:

Zlatograd es una pequeña ciudad de 7.000 habitantes que se encuentra a unos 200 km de Sofía, en el centro-sur del país, casi tocando la frontera con Grecia. 


Su barrio antiguo, el Complejo Etnográfico Zlatograd, es un museo al aire libre en el que, además de casas renacentistas, se pueden ver diversos talleres artesanales: de lana, costura, cobre, cuchillería, talla, alfarería, orfebrería...

Zlatograd, Bulgaria
Imagen: Ggia, Wikipedia
 

 En los talleres los turistas pueden observar cómo trabajan los artesanos con las técnicas tradicionales, e incluso adquirir lo que fabrican. 
 

12. ETARA:


Étar o Etara es un complejo etnográfico y arquitectónico al aire libre, situado a las afueras de la ciudad de Gabrovo, al pie de la cordillera de los Balcanes, en el centro de Bulgaria. 

Se trata de primer museo etnográfico de su tipo en Bulgaria, y el único de toda la península balcánica. Fue fundado en 1964, y en él se pueden ver la arquitectura, las costumbres y las tradiciones artesanales de Bulgaria de la época del Renacimiento búlgaro (siglos XVIII-XIX).

Etara Gabrovo Bulgaria


Suena interesante una amplia colección de maquinaria antigua que utilizaba la fuerza del agua, y en el Bazar de los Oficios hay 16 talleres funcionales en los que los artesanos fabrican diversos objetos siguiendo las técnicas tradicionales. Incluso hay cursos exprés que pueden hacer los turistas: manufactura de iconos, tintes naturales, instrumentos musicales, pintura...

Cada otoño se celebra en Etara la Feria Internacional de Artesanía y Oficios Tradicionales, que atrae artesanos de toda Bulgaria y de otros países (más info en la web oficial).   

Etara Bulgaria


Confieso que Etara es uno de los lugares que más ganas tengo de ver, todo el que ha estado vuelve contando maravillas y con unas fotos que tumban de espaldas.

Etara forma parte de los 100 Lugares de Interés Turístico de Bulgaria. 

*** 

Obviamente hay muchos más pueblos en Bulgaria que vale la pena visitar, como Dobrich, Arbanasi, Petrich, Samokov, Teteven, Leshten... Pero en algún momento tengo que parar o me saldrá un Quijote. Cuando los vaya tachando de mi lista lo iré contando en el blog.

Aquí están los pueblos que he mencionado situados en el mapa. Como se puede ver, casi todos están en Stara Planiná (la cordillera de los Balcanes, que cruza el centro de Bulgaria) o en los montes Ródope (abajo a la izquierda): 

Pueblos de Bulgaria mapa
  
Las ciudades de Nesebar, Sozopol y Plovdiv también tienen sus respectivos cascos históricos con casas renacentistas, simplemente no las he añadido a esta lista porque tengo la suerte de poder ir casi cada año y ya he escrito sobre ellas en el blog (y no son pueblos pequeños; de hecho, Plovdiv es la segunda mayor ciudad de Bulgaria).

Cabe destacar que los búlgaros valoran y conservan muy bien este tipo de poblaciones con arquitectura especialmente bonita e histórica.
Nesebar, por ejemplo, recibe ayuda económica de la UNESCO, porque forma parte de su lista de Patrimonio de la Humanidad, pero por desgracia los sitios pequeños no cuentan con tantos fondos como los grandes. 

El Ministerio de Turismo de Bulgaria debería tal vez incentivar más el turismo de pueblo, pero no sólo para los búlgaros, sino también facilitar que los turistas extranjeros encuentren fácilmente información en Internet. Porque para bien y para mal, hoy en día si no estás en Internet eres invisible. 

¿Habéis estado en alguno de estos pueblos? ¿Conocéis algún otro pueblo búlgaro
bonito que valga la pena visitar?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...