Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 19 de septiembre de 2016

Varna, la capital marítima de Bulgaria

Obviamente capital sólo hay una y es Sofía, pero Varna es la ciudad más grande de la costa búlgara, de ahí que sea conocida como la "capital marítima" de Bulgaria. Es un importante puerto comercial y además tiene un aeropuerto internacional.  Con 330.000 habitantes es la tercera ciudad más poblada del país, por detrás de Sofía y Plovdiv.

Varna, bulgaria, Varna 2017
El cartel "Varna 2017" indica que la ciudad ha sido elegida como Capital Europea de la Juventud 2017.

Varna fue fundada en el siglo VI a.C con el nombre de Odessos. Llegó a ser una ciudad tan importante que incluso acuñaba sus propias monedas. La ocuparon sucesivamente griegos, romanos, otomanos... y todos han dejado su rastro.


Obviamente  no cabe todo lo interesante de una ciudad tan grande en un sólo artículo, pero esto es tal vez lo que más vale la pena ver en Varna, de lo que he podido ver yo este verano: 


La catedral de la Asunción:

Está situada en el centro, en la plaza Santos Cirilo y Metodio, y es el símbolo más reconocible de la ciudad. Las catedrales ortodoxas son realmente bonitas, tanto por dentro como por fuera, y esta no es una excepción. 

La mandó construir el príncipe Alejandro de Battenberg en 1880, y se financió a base de donaciones y de una original lotería nacional (¿os imagináis comprar billetes de lotería para pagar una catedral?). 

Catedral de la Asunción, Varna


Las cúpulas son de cobre, y los arquitectos se basaron en el estilo ruso, ya que la catedral se erigió en honor de la emperatriz María Alexandrovna de Rusia, tía del príncipe Alejandro.

Al entrar oímos un coro y cuando nos acercamos vimos que había un bautizo. Siempre había querido ver un bautizo ortodoxo, de modo que nos sentamos discretamente en un banco y nos quedamos un rato. 


Los bautizos ortodoxos son por inmersión, así que la madre del bebé (una niña de un año y medio, a ojo) le quitó la ropita, el pope la sumergió en la pila bautismal, y después de secarla le pusieron un vestidito blanco, que simboliza pureza. Realmente no vi grandes diferencias con los bautizos católicos.


La Torre del Reloj: 

Está delante de la catedral, y justo al lado, el centro de información turística. Yo recomiendo empezar por aquí, pidiendo un plano de la ciudad (los dan gratis, como en muchas ciudades) para saber en todo momento dónde estamos. 


La torre del reloj de Varna

 
A partir de aquí, armados con nuestro mapa, empezamos a recorrer la ciudad.

¿Qué se puede ver por el centro de Varna?

Las termas romanas: 

De la época romana quedan unas enormes termas del siglo II d.C., que con más de 7.000 m2 son las más grandes de los Balcanes. La entrada cuesta 4 BGN (2 €), pero se pueden ver desde arriba sin problemas. 


Se ven los restos de numerosas salas, cada una con una función específica: frigidarium, tepidarium, caldarium, letrinae, praefurnium, vestuarios... 

Las termas romanas de Varna, Bulgaria


Quedan también restos de un doble suelo con calefacción muy ingenioso para esa época; ya sabemos que los romanos eran grandes constructores. Estas termas son patrimonio arquitectónico de la cultura desde 1968. 

 

El Jardín Marítimo:

Varna cuenta con un enorme parque entre la ciudad y la playa, llamado Morska Gradina (Jardín Marítimo). Es realmente grande, son varios kilómetros de largo.
Dentro del parque hay un Delfinario, un Planetario, Observatorio astronómico, el Museo Naval, un Acuario...

mapa Jardín Marítimo de Varna
Para que os hagáis una idea de lo enorme que es el Jardín Marítimo: todo eso verde que da al mar.

 
El Delfinario:

Poco puedo decir de un delfinario que no sea obvio. Simpáticos delfines haciendo acrobacias ante un público principalmente infantil. Yo estuve en este delfinario hace unos diez años, ahora son mis suegros los que llevan a mi hija mayor. 

Creo recordar que son 10 BGN (5 €) la entrada de adulto y 7 (3'50 €) la infantil, y el show se lleva a cabo simultaneamente en búlgaro y en inglés.

El Delfinario de Varna, Bulgaria

Debo decir que personalmente no me hace mucha gracia que los delfines estén encerrados en tan poco espacio, siendo animales que necesitan nadar grandes distancias para moverse con libertad. 


El Museo Naval:  

Situado en un extremo del Jardín Marítimo, es el museo hermano del Museo de Historia Militar de Sofía, ya hablaré de él más adelante en otro artículo. Siendo Varna una ciudad costera, tiene lógica que la mayoría de vehículos y artefactos marinos están aquí y no en el de Sofía. 

buque torpedero Drazki, Museo Naval de Varna, Bulgaria
El buque torpedero Drazki, en el Museo Naval de Varna. El nombre me lo chivó en Instagram el búlgaro de @bulgariaxxi)


La playa de Varna:

No puedo aportar muchos detalles porque aunque la vi de paso por el Jardín Marítimo no me bañé. Parece estar muy bien cuidada pero también llena de turistas (era agosto, normal). Me pareció bonita y limpia, y hay muchos bares y restaurantes, algunos en la misma arena.

La playa de Varna, Bulgaria
 


El Jardín Botánico:


Sintiendolo mucho, no me gustó nada la visita a este "Eco-parque". Quizá porque tenía en mente mi visita de hace años al Jardín Botánico de Atlanta, que es una maravilla, y esperaba algo parecido. Nos cobraron 3 BGN por aparcar y después 4 por cabeza de entrada. 


Y por desgracia, no sé si es que pillamos mala época, pero no había ni una sola flor y parecía un campo de golf, un parque normal, lo que sea, menos un jardín botánico. Hay zonas de barbacoa y vimos muchas familias haciendo picnics. Para eso es ideal, pero para ver plantas no, al menos en agosto.

Jardín Botánico de Varna, Eco-Parque, Bulgaria
Este puñadito de cactus era lo más fotogénico que pude ver. :(

En el centro del Jardín Botánico hay un "Lago Fantasma", que se llama así porque hay tantas plantas dentro que no se ve. Vamos, que miras y miras pero no ves nada. 


Museos:

 
El Museo Arqueológico alberga los objetos hallados en la necrópolis de Varna, la más antigua del mundo (de esto hablaré en otro post más adelante). También hay un Museo Etnográfico muy bonito, ubicado en una casa renacentista de madera (me encantan esas casas), en el que se pueden ver objetos y trajes utilizados por los habitantes de la ciudad a lo largo de los siglos. Y en el Jardín Marítimo, el Museo Naval que he mencionado antes.


Hay más museos en Varna, pero en un sólo día es imposible verlo todo. A ver si puedo volver el año que viene.



Monasterio de Aladzha: 

Situado a unos 15 km al norte de Varna, en un parque natural, este curioso monasterio rupestre vale una visita. No me enrollo aquí porque ya he escrito sobre este lugar. ¡A mi me encantó!  


Monasterio rupestre Aladzha, Varna, Bulgaria



Povitite Kamani:


También escribiré cuando tenga tiempo sobre este extraño lugar, situado algo más lejos de Varna. El nombre es difícil de traducir, viene a ser algo así como "Las piedras clavadas", pero es conocido en otros idiomas como El Bosque de Piedra o el Stonehenge búlgaro. ¡Yo nunca había visto nada parecido!

 ¿Habéis estado alguna vez en Varna? Si tenéis ocasión, os recomiendo la visita, ¡hay mucho que ver en la capital marítima de Bulgaria!
 

lunes, 12 de septiembre de 2016

El curioso monasterio rupestre de Aladzha

Este verano aproveché un viaje a a Varna para ver otros lugares interesantes por la zona, y pude visitar el famoso monasterio rupestre de Aladzha. Es un monasterio muy especial, ya veréis por qué.

El monasterio de Aladzha se encuentra a unos 14 km al norte de la ciudad de Varna, al noreste de Bulgaria. Está situado en el parque natural Zlatni Piasatsi (Arenas de Oro), que es una zona protegida y con apenas 13 km2 es el más pequeño del país.

Entrada monasterio Aladzha


El aparcamiento es pequeño pero gratuito. La entrada cuesta apenas 5 levas (2'50 €) y da acceso a todo el complejo.

El complejo del monasterio es un bonito jardín muy bien cuidado. A la izquierda hay un diminuto museo que explica mediante imágenes, textos y vídeos todo lo que hay que saber sobre el monasterio, por lo cual yo recomiendo entrar aquí primero, para entender mejor qué vemos después.


Se puede ver una ilustrativa maqueta del monasterio, así como recreaciones tanto del monasterio como de las catacumbas. También hay una exposición de pinturas, iconos y diversos artefactos hallados durante sucesivas exploraciones.

¿Qué aspecto tiene el monasterio? Mirad la siguiente imagen.  ¿A que no era lo que esperabais? 

Monasterio Aladzha
Al principio cuesta ver el monasterio: es ese agujero en el acantilado.

Hay dos lugares que vale la pena ver en Aladzha: el monasterio en sí y las catacumbas. Empiezo por el monasterio, y después seguiré con las catacumbas:



El monasterio:

No se sabe con exactitud cuándo fue construido este monasterio, sin embargo, por los objetos que se hallaron en él se calcula que ya existía en los siglos X-XII.  

Durante los siglos XIII y XIV estuvo habitado por monjes ermitaños, y después, con la caída de Bulgaria bajo el imperio otomano, el monasterio fue abandonado.

El acantilado del monasterio de Aladzha


El nombre del monasterio, Aladzha, viene del turco. Significa "variopinto y abigarrado", y probablemente le fue dado durante la época otomana. A día de hoy aún se desconoce su nombre cristiano original; sin embargo, según Karel Shkorpil, el primer arqueólogo que exploró el monasterio, es posible que éste llevara el nombre de Hristós Spasitel, es decir, Cristo Salvador.


El acantilado de Aladzha
El primer nivel


Uno de los factores que hacen especial al monasterio de Aladzha es que no se trata de una construcción al uso. Está excavado en un acantilado de piedra caliza de casi 40 metros de altura; de ahí el adjetivo "rupestre", que se refiere a "construcciones excavadas en la roca por civilizaciones antiguas". La piedra caliza es relativamente blanda y facilita la excavación.

Actualmente hay una escalera externa en un lateral que permite el acceso a las celdas por toda la pared del acantilado.

Primer nivel del monasterio de Aladzha


Imaginad un homiguero por dentro: así está estructurado el conjunto de celdas y pasillos del monasterio de Aladzha. En el museo del monasterio hay un dibujo que lo refleja muy bien, me permitieron hacer fotos y he escrito el nombre de cada espacio en la imagen para que os podáis hacer una idea:


Interior monasterio Aladzha
La antigua entrada está bloqueada; ahora se accede por la escalera externa y se entra por la iglesia.

En la enorme pared caliza hay dos niveles. En el primero, más cerca del suelo, se encuentran una serie de celdas conectadas por estrechos pasillos, cada una de las cuales con una función específica. Como se puede ver en el dibujo, la mayoría de celdas están situadas en el primer nivel, y en el segundo está únicamente la capilla.


Celda del monasterio de Aladzha
Celda monástica


Unas eran celdas en las que dormían los monjes, otras hacían la función de refectorio, cocina, iglesia, zona de servicios funerarios, cripta y un pequeño espacio de cultivo. En la cripta hay algunas tumbas que por alguna razón los visitantes han cubierto de monedas. 

No queda objeto alguno, los pocos que se conservan están en el museo. Solamente se ven las cavidades, pero es interesante imaginar cómo debía ser la vida ahí.

Diversas celdas del monasterio Aladzha
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: iglesia, zona funeraria, cripta y capilla.


Aunque el monasterio me encantó, me molestó mucho ver que algunos degenerados han tallado o garabateado con rotulador en las paredes de algunas celdas "Te quiero Moni" y similares. ¿Qué clase de diminuto cerebro les puede llevar a estropear un monumento nacional? Y esto, por desgracia, pasa en muchos sitios.

(Desde aquí les deseo a este tipo de personas que se atraganten con lo próximo que coman y que durante unos largos y angustiosos segundos piensen que la van a palmar). 

   

Las catacumbas: 

Detrás del museo hay un camino medio escondido que lleva a través del bosque hasta las catacumbas. Es un agradable paseo de 10 minutos por el parque natural Zlatni Piasatsi. Al parecer, estas catacumbas datan de mucho antes que el monasterio; se calcula que ya estaban habitadas en la época paleocristiana (siglos V-VI). 


 
 catacumbas Aladzha
Las catacumbas

Cuando llegamos a las catacumbas me las imaginé en el acto en un día sin sol y creo que podrían ser perfectamente el escenario de una película de terror. Abandonadas, cubiertas de hiedra, con carteles oxidados de "peligro de corrimiento de tierras"...

Las  catacumbas de Aladzha
Dibujo del interior de las catacumbas expuesto en el museo del monasterio.

En las catacumbas hay una iglesia, una cripta y una tumba, así como también algunas celdas monásticas, pero el acceso a estas últimas actualmente no está permitido. Se puede entrar por el nivel superior y ver la cripta, aunque recomiendo llevar una linterna porque no se ve ni torta. ;)
 
Entrada a las catacumbas Aladzha
Acceso al nivel superior de las catacumbas.

Aunque sólo son unos metros de pasillos, es tan estrecho, oscuro y agobiante que yo no pude seguir, tuve que salir mientras mi marido se partía de risa desde dentro.

Entrada a las catacumbas Aladzha
A ver quién es el valiente que entra ahí. Yo desde luego no. XD


 ***

Según aprendí en el museo, la primera investigación exhaustiva del monasterio de Aladzha la iniciaron en el siglo XIX los hermanos Shkorpil, padres de la arqueología búlgara. De origen checo, llegaron a Bulgaria invitados por el ministro de Educación y quedaron impresionados por la riqueza de monumentos históricos del país.

Dedicaron el resto de su vida a sentar las bases de la ciencia arqueológica en Bulgaria y a la construcción de una amplia red de museos. Pasaron años dirigiendo la exploración de cada recoveco del monasterio de Aladzha, y fue por iniciativa suya que la Comisión de Monumentos Arqueológicos del Ministerio de Educación lo declaró monumento nacional en 1912. 

El primer nivel de Aladzha
El primer nivel del monasterio.

Mis recomendaciones para visitar el monasterio de Aladzha:

- Calzado cómodo y con suela antideslizante, porque hay zonas resbaladizas y escalones tallados en la roca que han ido perdiendo forma con los siglos. Hay que sujetarse bien en algunos tramos y tener las manos libres por si acaso. Y el camino a las catacumbas no es muy agreste pero no deja de ser bosque.

- Entrar primero en el museo o informarse por Internet antes de ir, para hacernos una idea de lo que veremos.

- Cámara de fotos o móvil con cámara. Vale la pena. 

¿Es apto para niños el monasterio de Aladzha? 

Tal vez a partir de 7-8 años. Más pequeños diría que no, pero por supuesto eso depende de lo tranquilos o moviditos que sean. Al menos deben entender que no deben acercarse al borde y dar la mano a un adulto, por pura prudencia. No olvidemos que es un acantilado con todo el lateral abierto.    

Vistas desde Aladzha
Vistas desde el segundo nivel del monasterio. Al fondo, el Mar Negro.


Desde 1912 el monasterio de Aladzha es monumento histórico nacional, y desde 1968, monumento arquitectónico de la Antigüedad y de la Edad Media. Actualmente es uno de los principales atractivos turísticos del municipio de Varna. 

A mi me gustó mucho ir a verlo, sobre todo porque no es un monasterio tradicional, un edificio, sino que está integrado en la naturaleza. Realmente curioso, ¡vale la pena la visita!

¿Habíais oído hablar del monasterio de Aladzha? ¿Habéis estado alguna vez en una construcción rupestre? 

lunes, 5 de septiembre de 2016

La Liberación, la Unificación y la Independencia de Bulgaria

La Liberación, la Unificación y la Independencia de Bulgaria son tres hechos distintos, pero todos tienen el mismo origen: el fin de cinco siglos de dominio otomano. Voy a mojarme para intentar aclarar de qué va la historia desde mi punto de vista de extranjera.

Como aún estoy en proceso de aprender la Historia de Bulgaria, voy a explicar estas cosas resumiendo y con lenguaje muy de andar por casa. Para explicaciones históricas completas y expresiones rimbombantes ya están las enciclopedias, digo yo.
 

Todo empezó así: Bulgaria tiene una frontera terrestre con Turquía, abajo a la derecha. Como sabréis Turquía no está de una pieza: hay un trozo grande en Asia, y otro trocito más pequeño en Europa pegado a Bulgaria. Ambas partes están divididas por el Bósforo, un estrecho que separa el mar Negro del Mar Egeo.

Bulgaria y Turquía Europa
(Este es un mapa actual. Por entonces las fronteras eran algo distintas, pero para entendernos).

Y hace siglos, en Turquía vivían los turcos otomanos, musulmanes de pro. A finales del siglo XIV debían andar aburridos porque decidieron ir a molestar a los vecinos. Invadieron Bulgaria y ahí se apalancaron, sometiendo a los búlgaros durante más de 500 años.

Durante ese tiempo no trataron nada bien a los búlgaros. Les quitaron sus libertades, les impusieron su religión y su modo de vida, y al que no estaba de acuerdo se lo cargaban en plan sangriento. Muchos búlgaros se convirtieron al Islam o al menos lo fingieron, para poder vivir (un poco) tranquilos. 

El dominio otomano Bulgaria
(Imagen: moreto.net).

Se dice que de esos siglos de dominio turco viene la curiosa costumbre búlgara de asentir y negar al revés que el resto del mundo. Al parecer los turcos (musulmanes) les ponían una espada en el cuello a los búlgaros (cristianos) y les preguntaban si aceptaban a Alá como su Dios. Y los búlgaros, muy avispados, salían del paso diciendo "Sí" y afirmando con la cabeza, pero pensando "No".   

Durante todo ese tiempo obviamente hubo varios intentos de sublevación, porque los búlgaros son peleones y no se iban a quedar de brazos cruzados dejandose dominar. Por desgracia estos levantamientos fueron sofocados. 


Uno de los valientes que plantó cara a los otomanos fue Vasil Levski, héroe nacional y venerado por los búlgaros. Hasta mi hija de siete años aprende sobre él en el colegio (a los cinco años vino un día de la guardería canturreando una canción sobre él). 

Levski creó una red clandestina por todo el país para organizar un levantamiento general, y aunque la cosa acabó en drama, sentó la base para la posterior Liberación. Pero Levski se merece un post para él solito, y en palabras de Michael Ende: "esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión".

Vasil Levski Bulgaria


La batalla de Shipka en 1877 es el símbolo de la lucha búlgara por la libertad. En el pico de Shipka, en Stara Planina (los Balcanes), tuvo lugar esta cruenta batalla, en la que sólo 5.000 búlgaros y 3.000 rusos, en clara desventaja numérica, consiguieron vencer nada menos que a 40.000 turcos. Una muestra más de lo poderosa que es la motivación.

Batalla Paso Shipka Bulgaria liberación
La Batalla del Paso de Shipka. (Imagen: Wikipedia.bg)

En 1878 una coalición de países balcánicos, liderada por Rusia, acabó venciendo por fin de forma definitiva a los turcos en la llamada Guerra Ruso-Turca.

El artífice de la victoria fue el zar ruso Alexander II, conocido en Bulgaria como el Zar Libertador.

(Antes de que nadie me salte al cuello, quiero dejar claro que no es que viniera el zar ruso y en un pis pas limpiara Bulgaria de otomanos. Él simplemente puso la puntilla, lo cual no habría sido posible si no hubiera habido un terreno muy abonado gracias a los revolucionarios búlgaros, que durante muchos años estuvieron rebelandose a los turcos dentro de sus escasas posibilidades. El zar tenía un gran ejército, los búlgaros sólo su ingenio y sus ganas de libertad. Fue una combinación de ambas cosas la que hizo posible la Liberación).

Por toda Bulgaria hay monumentos que conmemoran esa guerra, pero quizá los más conocidos sean la catedral Alexander Nevsky de Sofía, erigida en honor a los soldados rusos que ayudaron a liberar el país, y el monumento de Shipka, que conmemora la batalla crucial.


Monumento  Shipka
Fuente: shipkamuseum.org
 
LA LIBERACIÓN DE BULGARIA: El 3 de marzo de 1878 se firmó el tratado de San Stefano en el pueblo del mismo nombre, con el cual Bulgaria quedó oficialmente libre del yugo turco.

Pero un culebrón tan largo no podía acabar fácilmente, y aún hubo dos acontecimientos más:

En seguida el tratado de Berlín invalidó el tratado de San Stefano, separando Bulgaria en dos partes: Principado de Bulgaria y Rumelia Oriental (lo que actualmente es la parte inferior derecha del país). 


Por suerte, siete años después se dejaron de tonterías y volvieron a juntar el puzzle, y tuvo lugar LA UNIFICACIÓN DE BULGARIA (6 de septiembre de 1885).


 Unificación de Bulgaria
Postal conmemorativa de la Unificación de Bulgaria. (Imagen: undp.bg)


Aunque Bulgaria era ya libre del dominio otomano, seguía siendo un país vasallo de Turquía económica y políticamente. 

El 22 de septiembre de 1908 en Veliko Tarnovo, el príncipe Fernando (abuelo de Simeón de Bulgaria) dijo "hasta aquí hemos llegado", y proclamó a Bulgaria Estado Independiente, y a sí mismo rey. Ese es el día de LA INDEPENDENCIA DE BULGARIA.

Independencia Bulgaria
El zar Fernando I el día de la proclamación de Independencia de Bulgaria. (Imagen: bulgarianhistory.org).
 
A partir de entonces Bulgaria fue una monarquía durante muchos años, luego llegaron los comunistas, la democracia y la actual república... Pero esa también es otra historia, y debe ser contada en otra ocasión.


Resumiendo:

El 3 de marzo se celebra la Liberación de Bulgaria.

El 6 de septiembre se celebra la Unificación de Bulgaria.

El 22 de septiembre se celebra la Independencia de Bulgaria. 

En estas ocasiones es fiesta nacional, se hacen ofrendas de flores ante los muchos monumentos que conmemoran estos hechos históricos en todo el país, se llevan a cabo misas solemnes, y tienen lugar toda clase de eventos conmemorativos.

Aclaración final: los turcos son los malos de esta historia porque, seamos sinceros, es muy feo eso de invadir, someter, imponer y decapitar. Pero esos turcos brutales vivieron hace siglos, y no tengo nada en contra de los turcos del siglo XXI mientras no les de por decapitar a nadie o infringir los derechos humanos.

Espero que esta pseudo-clase de Historia haya sido fácil de digerir. Si los búlgaros veis algún error, podéis avisarme abajo en los comentarios y lo corrijo. :)    

lunes, 29 de agosto de 2016

El casco antiguo de Sozopol (y en qué se parece a Nesebar)

Sozopol es una conocida ciudad costera situada a unos 30 km de Burgás. Actualmente cuenta con unos 5.000 habitantes, pero tiene 7.000 años de antigüedad, ha tenido muchos nombres y ha sido habitada por muchas culturas distintas.

Sozopol en Bulgaria mapa


El primer asentamiento data de la Edad de Bronce. Los griegos la llamaban Anthea, luego Apolonia o Apolonia Pontica, los romanos Sozopolis, más tarde los otomanos Sizebolu. Durante esos siglos fue un importante puerto comercial del Mar Negro. Finalmente, tras el fin del yugo otomano, los búlgaros la rebautizaron con su nombre definitivo, Sozopol. 

La ciudad antigua, el casco histórico, está situado en una península, por lo que recuerda un poco a Nessebar. De hecho, al final haré una comparativa de ambas ciudades, porque hay parecidos más que razonables. 



Qué ver en Sozopol:

En 1974 el casco histórico de Sozopol fue declarado reserva arquitectónica y arqueológica, ya que además de restos milenarios de muchas culturas (tracia, griega, romana, bizantina, otomana) también cuenta con casi 200 casas típicas del Renacimiento búlgaro. 



Las casas:


Hechas de piedra y madera, datan del Renacimiento (s. XVIII-XIX) y están construidas según el estilo típico del Mar Negro. La base es de piedra, las paredes de ladrillo, y la cobertura de madera, lo cual se supone que las protege del viento marino. Suelen ser de dos plantas, como mucho tres.

casas casco histórico Sozopol Bulgaria

casas casco histórico Sozopol Bulgaria

 
Las iglesias: 


Algunas son grandes y están operativas, como la de Cirilo y Metodio o la de Gueorgui Povedonosets. Otras son diminutas capillas en las que apenas caben un par de personas, y en las que hay que agacharse para poder entrar. La autora del blog Descubre Bulgaria, que es búlgara, me contó que se hacían así de bajitas "para que los turcos no pudieran entrar con sus caballos dentro y destrozarlas".

Las iglesias de Sozopol, Bulgaria



En una de las iglesias, la de Tsvetí Gueorgui, no pudimos entrar porque se estaba celebrando un bautizo, y confieso que me habría encantado colarme, porque ¡me encantan los bautizos ortodoxos! Se parecen bastante a los católicos, aunque en Bulgaria se bautiza a los niños más mayorcitos, con dos o tres años, y se les mete enteritos en la pila bautismal. 

 
Los museos: 


En la zona antigua de Sozopol hay un Museo Arqueológico, un Museo Etnográfico y una Galería de Arte. No son caros, por ejemplo el Etnográfico cuesta 4 levas (2 €). El Museo Arqueológico conserva reliquias de San Juan Bautista.

Los museos de Sozopol
Museo Etnográfico y la Galería de Arte.
  

Arqueología: 

Hay restos de la basílica medieval Nikolai Chudotvorets y otras dos basílicas sin nombre (al menos yo no las he podido identificar), el monasterio Santos Apóstoles, la iglesia Santa María, la iglesia Cirilo y Metodio, el complejo cristiano medieval... También hay restos de una muralla fortificada del siglo VI.

Basílica medieval Sozopol


La comida: 


Hay diversos restaurantes por todo el casco histórico, yo puedo recomendar uno llamado  "Rusalka", es decir, Sirena. Además de que la comida está muy buena, típica búlgara, este restaurante tiene una estrecha terraza sobre las rocas, y comes con la sensación de estar casi en el agua, oyendo las olas romper justo debajo. No es muy barato pero tampoco especialmente caro, y en mi opinión, un día es un día y las vistas lo valen.

Las vistas de Sozopol, Bulgaria


Dos ensaladas Shopska, dos "Sírene po Shopski" y bebidas nos salieron a unas 30 levas (15 €). La Shopska lleva tomate, pepino, pimiento, cebolla y queso sírene rallado, y el Sírene po Shopski contiene queso, tomate y huevo, todo ello horneado en cerámica típica del país. 


Shopska y sírene po shopski

Es uno de mis platos favoritos, porque además de bueno es tan fácil que se puede hacer en casa sin problemas. Es cocina tradicional búlgara, sencilla y deliciosa.   


Playas: 


Sozopol tiene dos playas: Harmanite y la Central. Sólo he visto la Central y me parece bonita y bien cuidada, si bien demasiado saturada de turistas. Quizá por eso cuando estuve en Sozopol estaba vacío el casco histórico: todos los guiris estaban tostandose al sol. :)

Playa de Sozopol


Eventos culturales: Sozopol es conocida por el Festival de las Artes Apolonia (primera semana de septiembre) y por el Festival de Cine.


 
Semejanzas y diferencias entre Sozopol y Nesebar:


Ambas ciudades están en la costa del Mar Negro, y ambas cuentan con un casco antiguo situado en una península, donde abundan los restos de culturas milenarias y las casas típicas del Renacimiento búlgaro.


Comparativa Nesebar-Sozopol
Parecidos razonables

El acceso a la península de Nesebar es más fácil y definido, ya que hay que pasar por un istmo de 500 metros. En cambio en Sozopol no eres tan consciente de que entras en el casco antiguo hasta que llegas.

El casco histórico de Nessebar es más pequeño y "concentrado", y en mi opinión, mejor cuidado que el de Sozopol. Esto posiblemente se deba a que el de Nesebar es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y como tal recibe ayudas económicas para su mantenimiento.

Por ejemplo, las casas de Sozopol, aunque son del mismo estilo arquitectónico y de la misma época que las de Nesebar, se ve la madera algo más deslucida, piezas salidas o colgando...

El casco histórico de Sozopol es más grande (yo diría que el doble), más "desparramado", y por lo tanto es más difícil de ver de una sentada.

A mi sinceramente me gustan ambas ciudades, cada una tiene un ambiente distinto, por ejemplo cuando fui Sozopol estaba más vacía de turistas y por lo tanto más tranquila. Dicen que no hay que comparar, pero con tantos parecidos entre ambas ciudades, y habiendo visitado las dos el mismo mes, ¡para mi era inevitable! :)


¿Habéis estado alguna vez en Sozopol?