Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 27 de junio de 2016

Mi entrevista a Simeón de Bulgaria

Si sois lectores asiduos de este blog puede que ya hayáis leído el post donde contaba por qué azar del destino pude conocer a Simeón de Bulgaria. Como dije, en una hora no es posible conocer bien a nadie, ni de lejos, pero ayuda más estar cara a cara que leer sobre él en la prensa.

Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria
El palacio de Vrana. Aquí vivió los primeros años de su vida, y aquí reside de nuevo desde que regresó a Bulgaria.


¿Mis impresiones personales? No le vi como político. Vi un abuelo que habla por whatsapp con once nietos a los que echa terriblemente de menos (viven repartidos por España, Reino Unido, Marruecos y EEUU). Un hombre dividido entre dos países que ama. Un señor mayor de mirada serena que en el otoño de su vida (expresión suya) mira atrás y reflexiona sobre esos casi 80 años. 

Han sido 79 años bastante movidos, sobre todo los primeros. Quedó huérfano a los seis años de forma brutal; primero perdió a su padre, el rey Borís III, después a su tío y a todos los que les rodeaban, que fueron fusilados. Recluidos un tiempo en su propia casa (la misma donde le entrevisté), parece ser que los soviéticos jugaban a disparar al azar en su dirección cuando paseaban, para amedrentarles. 

Y por último el exilio: les dieron 200 dólares a cada uno y tuvieron que irse de su país casi con lo puesto. Es mucho más terror del que debería sufrir nadie, y menos un niño pequeño.

Simeón II con sus padres y su hermana
El rey Borís III, Simeón de Bulgaria, su hermana María Luisa y su madre la reina Giovanna.


La entrevista no me pertenece, sino que es una exclusiva de la radio, pero como hubo que recortarla por falta de espacio en el programa, que ya de por sí es bastante corto, me han permitido poner aquí en el blog todo lo que no está en su web.

Por suerte, esta mitad es precisamente la que más quería yo en mi blog: las preguntas más personales, las más distendidas, las que reflejan más a Simeón de Sajonia como persona, como padre y como abuelo, mientras que en la web de la radio quedan las más serias, que reflejan más al político.

Fue extremadamente complicado para mi pensar qué preguntarle, porque además de que nunca había entrevistado a alguien de su categoría, no quería entrar mucho en política ni meterme demasiado en su vida privada, pero claro, si le entrevistaba era por ser quién es y algo había que preguntar. Así que lo hice un poco, como se dice, "pisando huevos". Su nuera me echó una mano por Twitter chivandome, entre otras cosas, que le encanta la Botánica.

Cuando le pregunté por los nombres de sus hijos, que como sabréis todos empiezan por K, evité decir "sus cinco hijos" y el número cinco en general, porque como puede que sepáis, su primogénito, el príncipe Kardam, falleció recientemente en un accidente de coche. Pero resultó que él mismo lo mencionó, "el pobre ya no está", con una gran pena en la mirada pero con naturalidad. Debe ser durísimo asumir algo así, ningún padre debería sobrevivir a su hijo.


Kardam, Kyril, Kubrat, Konstantil y Kalina, los hijos de Simeón de Bulgaria

Resumiendo, me dijo que los dos primeros fueron por casualidad y el resto ya fueron con K a propósito:

-> Kardam porque era el nombre de un khan búlgaro que no tuvo problemas con los países vecinos. 

-> Kyril como su tío, que gobernó Bulgaria durante tres años como regente cuando su hermano el rey Borís falleció y el pequeño Simeón, con 6 años, no tenía edad para hacerlo. 

-> Kubrat, el tercero, ya lo eligieron con K de forma intencionada, para seguir la tradición. 

-> Konstantin fue por el rey Constantino, que le había hecho padrino de su hijo. 

-> Y respecto a Kalina... Os dejo sus palabras textuales, yo tuve que aguantarme la risa para que no se oyera en la grabación:

"A Kalina yo la quería llamar Clementina como mi bisabuela, la hija del rey Luis Felipe de Francia, pero mi mujer dijo que si la llamaba Clementina no se iba a casar porque es un nombre demasiado anticuado, y además en español es un tipo de mandarina sin pipas. Kalina es un nombre muy búlgaro y precioso". 

"Así que esas son las cinco Kas. El rey Juan Carlos se reía y decía que son como cohetes: K1, K2, K3...".

Entendéis por qué me dio la risa, ¿no? Aclaro para quien no lo sepa que Simeón de Bulgaria y don Juan Carlos tienen un grado de parentesco lejano y son grandes amigos de toda la vida.

Luego le pregunté por sus nietos y si le visitan a menudo. "Para cinco hijos, once nietos no es una explosión demográfica, pero son bastantes, sí. Un equipo de fútbol, como dicen aquí mis compatriotas". 

"Desgraciadamente (vienen) poco, porque son muy estudiosos. Dos en Medicina, dos en Estados Unidos, Kalina que vive en Marruecos... Es muy difícil, pero a veces sí, alguna vez vienen a esquiar, porque eso es un buen aliciente y las posibilidades que ofrece Bulgaria son tan buenas... Si sobrevivo hasta el año que viene, me gustaría que viniesen todos cuando cumpla 80 a hacer lo mismo que hicimos cuando cumplí 70".

La familia de Simeón de Bulgaria en Sofía
Toda la familia real se reunió en Bulgaria para celebrar el 70 cumpleaños de Simeón.


"Es muy difícil, entre los programas de estudios, mis hijos y mis nueras tienen trabajos, es dificilísimo, yo no lo he conseguido. Por suerte el otro día, el día antes de marcharme de Madrid estaba Kyril que había venido por 24 horas de Londres, y Kubrat y Konstantin que de casualidad estaban en Madrid y les pude ver. Vino un nieto, los demás estaban con exámenes, o en Pamplona, o en Rabat, así que es difícil, pero hoy en día es así. La suerte es que hay una comunicación personal con medios como Whatsapp y cosas así que ayudan, porque antes era bastante engorroso escribir cartas para tantos miembros de la familia".

Hablando de Bulgaria comentó que su plato favorito son las alubias a la búlgara (bobche) y la banitsa, y su lugar favorito, los montes de Rila, donde solía ir con su familia de pequeño. 

Ya, ya, preguntarle a un rey cuál es su plato favorito no es muy serio, pero bueno, pensé que come y va de vacaciones como cualquier mortal, y tenía curiosidad. A veces nuestros gustos nos definen.  También me habría gustado preguntarle un montón de cosas sobre idiomas, familias numerosas y expatrio, y me aguanté. :)

A continuación le pregunté, pisando huevos de nuevo, por la muerte de su padre. Porque el rey Borís, relativamente joven y sano, falleció de repente justo después de una visita a Hitler, y todos sabemos lo poco que valoraba ese asesino de masas la vida humana. Además, el rey de Bulgaria había rehusado entregar a los judíos búlgaros, salvando con ello sus vidas, lo cual no le debió gustar al nazi. ¿Casualidad?

Simeón de Bulgaria en un campamento militar, 1943
El pequeño Simeón en un campamento militar en Chamkoria, Borovets,1943. Un rey de seis años.


Sorprendentemente la respuesta de Simeón apuntó a tres posibilidades, una a los nazis, otra a los soviéticos, y una tercera en la que yo no había pensado:

"La tercera opción es que muriera de un problema cardíaco, y porque era una época tan crítica y él una persona tan importante todos hemos pensado mal. Eso no se ha podido saber".

Ahí discrepo, porque en el organismo del rey Borís se encontró años más tarde una gran cantidad de mercurio, así que para mi, nazis, soviéticos o quien sea, pero no creo que fuera muerte natural. "Como hijo me hubiera gustado saber el motivo", me dijo Simeón. Normal...

Luego le pregunté por su apodo de "el rey republicano", motivado por el hecho de haber sido Primer Ministro del mismo país del que fue rey. Durante esos años de mandato logró que Bulgaria entrara en la OTAN y en la UE, aunque se quitó mérito aduciendo que fue un trabajo de equipo y que Bulgaria ya estaba predispuesta a entrar.

A continuación hablamos de la publicidad de Bulgaria como destino turístico en España, concluyendo lo que es obvio, que Bulgaria no se promociona adecuadamente en España como hacen otros países eslavos. Esto hay que cambiarlo, hay que dar más a conocer Bulgaria en Occidente porque es una pena que la gente se pierda lo que podrían ser vacaciones low cost estupendas por desconocimiento.

Otra pregunta inevitable fue... ¿A qué se dedica actualmente? ¿Está jubilado o sigue trabajando?

"Yo quisiera estar jubilado, pero me explotan. A esta venerable edad sigo ocupadísimo, preocupadísimo. Hoy mismo que es un día festivo he tenido reuniones por la mañana y por la tarde, y mañana una sola, pero pasado mañana son siete, y con mi edad ya empiezo a acusarlo. Pero hay mucho que puedo hacer, y si puedo aportar algo es por mi experiencia y también por mi vida tan extraña. He podido ver mundo y a la vez tengo como prioridad el país donde he nacido. Sigo muy ocupado, y me gustaría tener más tiempo para leer, para hacer lo que me diera la gana, o para ir a ver a mis nietos".

Autobiografía de Simeón II de BulgariaPor último le pregunté sobre su autobiografía, "Un Destino Singular", que aunque ya lleva tiempo publicada en Bulgaria y Francia, acaba de publicarse en España. De hecho cuando hablé con él faltaban apenas unos días para la presentación del libro en Madrid, donde estuvo acompañado, entre otros, por don Juan Carlos y doña Sofía.

Esto es parte de lo que me contó: "Creo que ha salido algo entretenido y no demasiado tostón, como diría la gente. (...) Yo lo escribí en primera persona porque quise que fuera en primera persona, lo que yo he visto, no lo que dicen otros. Fue por eso que lo escribí, no por vanagloriarme, lejos de ello soy terriblemente autocrítico, con lo cual no me lo podría permitir nunca".

Estoy esperando que me llegue el libro desde España, cuando lo lea ya os contaré mi opinión. 

 Si os ha parecido interesante, podéis escuchar el resto de la entrevista (la parte "seria") en la web de Radio Bulgaria.

Como siempre, todos los comentarios son bienvenidos siempre y cuando se expresen con educación. No hace falta opinar igual para conversar. :)

lunes, 20 de junio de 2016

Tercer aniversario de Mamá en Bulgaria: ¡sorteo con MyRetroBox!

Este mes de junio Mamá española en Bulgaria cumple tres años en la red. Cuando empecé a escribir en este blog nunca imaginé que alguien lo leería y menos que duraría tanto tiempo. Lógicamente si nadie lo leyera ya lo habría dejado hace mucho, así que este hito os lo debo a todos los que os pasáis por aquí, leéis lo que escribo, dejáis comentarios, me mandáis mensajes...

Por ello, para daros las gracias y en colaboración con MyRetroBox, vamos a sortear una preciosa cápsula del tiempo. Sus creadores, Dani y María, conocen la importancia de los recuerdos, y eso es precisamente lo que contienen las cápsulas de MyRetroBox: recuerdos personalizados.



Estas cápsulas son cajitas metálicas que contienen una serie de fichas, libretas, álbumes y láminas a rellenar con datos del homenajeado. Una vez llenas se precintan hasta que llegue el momento de abrirlas.   

Hay cuatro cápsulas distintas:

-> Baby Retrobox: como su nombre indica es un regalo ideal para bebés. La idea es rellenarla con recuerdos del momento y que el niño la abra cuando sea mayor.




-> Peque Retrobox: para que los niños puedan recordar su infancia cuando crezcan. Contiene entre otras cosas un álbum, un diario, cajita de recuerdos, fichas que cuentan cómo es "el mundo en el que te criaste"...




-> Retrobox Sí Quiero: En esta los novios podrán guardar todos los recuerdos de su día especial. Incluye álbum, libro de firmas y fichas para rellenar, así como una cronología de la pareja y detallitos como sobre para el confeti o el arroz. 



Esta la tengo en mente para mi hermano número 4, que se casa en otoño. 

-> Retrobox Cumpleaños Feliz. Para un cumpleaños inolvidable. Contiene un libro de anécdotas, otro con información interesante del año de nacimiento del homenajeado, una cronología, postales, un álbum de fotos, etc.  





En la web de My Retro Box podéis ver las imágenes más grandes y mucha más información sobre cada cápsula.

Bonitas y originales, ¿verdad? Pues sin más dilación... ¡el sorteo! El premio será UNA CÁPSULA DEL TIEMPO DE MYRETROBOX, a elegir entre las cuatro disponibles que os he mostrado.


Requisitos: 

1. Seguir en Facebook a MyRetroBox y a Mamá en Bulgaria. 

2. Rellenar el formulario con un nombre y un e-mail de contacto, para poder avisar a los ganadores (de este modo los datos personales sólo los veré yo). 

3. Compartir el sorteo en alguna red social no es obligatorio, pero si lo hacéis tendréis una participación extra. Si lo hacéis decidmelo en el formulario.

 


El envío se realizará a cualquier parte de España (península, Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla).

Plazo: tenéis una semana para participar, desde hoy 20 de junio hasta el día 27 incluido. Después será elegido un ganador de forma aleatoria con Sortea2. Tendrá 48 horas para dar señales de vida, si no se volverá a sortear la cápsula.


Editado (28/06/16): ¡Ya tenemos ganadora! Enhorabuena, me pondré en contacto contigo. Gracias a todos por participar. :)

lunes, 13 de junio de 2016

Cómo conocí a Simeón de Bulgaria

Hace unas semanas tuve ocasión de conocer a alguien a quien llevaba años soñando entrevistar, pero nunca pensé que algún día podría hacerlo. Alguien que tiene que ver tanto con España como con Bulgaria. Y os lo voy a contar porque también tiene mucho que ver con el tema de este blog y ya he escrito antes sobre él.

Se trata de Simeón de Bulgaria, también conocido como Simeón II o Simeón de Sajonia-Coburgo-Gotha: el último rey de este país.

Simeón de Bulgaria o Simeón de Sajonia-Coburgo-Gotha
Imagen cedida por la Casa Real

Soy consciente de que al ser un político habrá a quien no le guste, pero os pediría que si comentáis abajo lo hagáis con educación. Os voy a contar algo que para mi fue una experiencia inolvidable, al margen de política, y si a algunos no os interesa simplemente podéis optar por no seguir leyendo.

Os preguntaréis por qué digo "rey" Simeón, si Bulgaria es una República. En realidad Simeón II nunca ha abdicado, y aunque nunca haya ejercido como rey, sigue teniendo el tratamiento de Su Majestad. De todos modos él mismo me dijo que ahora que Bulgaria es una República, él la apoya por completo (ha sido incluso Primer Ministro) y no tiene intención alguna de reclamar el trono. Un caso realmente excepcional, en mi opinión.


Si os interesa saber más sobre su persona, podéis leer mi post del año pasado "Simeón de Bulgaria, el rey que nunca reinó", en el que resumo quién es, qué tiene que ver con España, y por qué es tan relevante. Una vida singular, sin duda, con una infancia realmente accidentada y un destino curioso.

Volviendo a mi entrevista con él, no vayáis a pensar que me codeo con la realeza. Fue todo un cúmulo de casualidades y amabilidad de terceros. Todo empezó un día que fui a cubrir una exposición para Radio Bulgaria. Me habían pedido que entrevistara al Embajador español, y por suerte le intercepté cuando aún había poca gente y me concedió la entrevista.

Al terminar se me ocurrió preguntarle si podría ayudarme a hablar con Simeón, porque sé que se conocen. Ahí, improvisando. Y resulta que me dijo que sí. Me puso en contacto con el personal de la Embajada, y antes de darme cuenta tenía al teléfono a la secretaria de Su Majestad, citandome en Vrana al cabo de dos días.

Tardé unos segundos en darme cuenta que Vrana es ¡el Palacio de Vrana! Un pequeño palacio a las afueras de Sofía, residencia habitual de la familia real desde hace más de un siglo.


Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria
Vista lateral del Palacio de Vrana

Entendedme, sé que los títulos y los palacios no hacen a unas personas mejores que otras, pero ¿cómo os sentiríais entrevistando a un rey en su palacio? No soy de piedra, y además la figura del rey Simeón y su labor siempre me han parecido muy interesantes. Si recordáis, cuando el año pasado escribí sobre él en el blog, dije que me encantaría conocerle pero que no pensaba que fuera posible nunca.

A medida que el coche se adentraba en el camino principal de los jardines de Vrana me iba maravillando más y más. Son unos jardines espléndidos,  con mucho verde y pequeños caminos que serpentean entre árboles altísimos. La mayor parte de los terrenos de Vrana son zona pública y se puede ir los fines de semana.


Jardines de Vrana, Sofía, Bulgaria


Lo que más me gustó de los jardines de Vrana es que a pesar de estar muy bien cuidados, tienen un punto asalvajado que me encanta. No me gustan los jardines en los que todo está podado al milímetro, prefiero ver unas ramas más largas que otras, hojas por el suelo...

Costó un poco encontrar el palacio entre tanto verde, pero al final llegamos. No parece un palacio como los de los cuentos Disney; se trata de una construcción de aspecto vetusto, elegante pero nada ostentosa en comparación con otras residencias reales europeas.


El Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria


Vrana pertenecía originalmente a un ciudadano búlgaro adinerado hasta que en 1899 el príncipe Ferdinand (abuelo de Simeón II) lo adquirió para su familia. La villa de dos plantas es una mezcla de arquitectura austríaca y búlgara (estilo barroco de Plovdiv mezclado con elementos decorativos vieneses). La familia vive en un ala del palacio y el resto es un museo público. 

Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria


En la entrada me esperaba el secretario de Su Majestad, que estuvo dandome conversación hasta que salieron unos diplomáticos chinos con los que estaba reunido Simeón. Intercambiamos tarjetas de visita, y va y me dice ¡Este dibujo lo conozco de Facebook! Se refería al dibujo de la cabecera del blog. Cómo no, había estudiado español. Si es que el dominio que tienen los búlgaros de los idiomas...

Al cabo de un rato me hizo entrar y POR FIN conocí a Simeón de Bulgaria. Por si os lo estáis preguntando, el tratamiento es Su Majestad o Señor, y después de estrecharme la mano me hizo pasar a un salón pequeño. Paredes de caoba, pequeños sofás, alfombras tupidas, fotos familiares... Muy acogedor. Pero las paredes de madera, aunque imagino que ayudan a mantener el calor en invierno, crean un ambiente bastante oscuro.

Al principio estaba nerviosa, pero tiene unos ojos azules muy cálidos y una forma de ser realmente agradable, de modo que en seguida me sentí mejor. Eso sí, estoy casi segura de que cuando hace falta puede ser muy autoritario.

Me habían dado a elegir entre español y búlgaro para entrevistarle. Él habla con fluidez varios idiomas y empezamos hablando en búlgaro, pero luego pasamos al castellano porque sinceramente, mi búlgaro no es ni de lejos tan bueno como su español. Pensad que ha vivido 50 años en España.


Nos sentamos y primero vino alguien a traernos bebidas. Luego me ofreció bombones, pero no cogí ninguno porque sólo me habría faltado hablar con la boca llena. 

Me dijo que vive en Bulgaria desde el año 2000 y que viaja a España un par de veces al año, pero que es complicado reunir a toda la familia. Sus hijos están repartidos por varios países y además añadió con orgullo que sus nietos muy estudiosos (para saber más sobre su familia, os remito de nuevo a mi artículo del año pasado). 


Como casi cualquier persona que vive lejos de su familia hoy en día, yo incluida, habla con ellos por Whatsapp. ¡Vivan las tecnologías modernas!

Al final me habló de su autobiografía, titulada Un Destino Singular (ediciones Nobel). Ya se publicó en Francia, Bulgaria y otros países, y este mes de junio se ha publicado en España también. Será interesante leerla, además no está en orden cronológico ya que empieza con su nombramiento como Primer Ministro en 2001. 

Simeón de Bulgaria autobiografía,Margarita Gómez-Acebo, Juan Carlos, Sofía
Simeón de Bulgaria y su esposa, Margarita Gómez-Acebo, en la presentación del libro con don Juan Carlos y doña Sofía. (Imagen: El Mundo).

Hace unos días presentó su libro en Madrid, acompañado por su gran amigo don Juan Carlos. En teoría ya está a la venta, aunque el día antes de volver a Bulgaria lo estuve buscando en librerías de Barcelona y aún no lo tenían. Menos mal que existe Amazon.

Pensar las preguntas para la entrevista fue un buen quebradero de cabeza, porque a lo largo de su vida ya le han preguntado todo, y yo no quería centrarme en su vida política (aunque la toqué de pasada) ni ponerme a hurgar demasiado en su vida personal. Eso sí, fue inevitable preguntarle por las cinco K (todos los nombres de sus hijos empiezan por K), sus años en España y su época de Primer Ministro.

La verdad es que si la entrevista hubiera sido para este blog las preguntas habrían sido bastante distintas, pero habrían estado fuera de lugar. No se puede ir a casa de alguien y hacerle un interrogatorio exhaustivo, sea quien sea. 

El contenido de la entrevista es una exclusiva de Radio Bulgaria, cuando esté publicada ya pondré el enlace. Pero puedo adelantaros (redoble de tambores) que su plato búlgaro favorito son ¡las alubias! :)

Cuando ya me iba, Simeón me enseñó un enorme icono ortodoxo que le acababa de regalar algún diplomático ruso. Una auténtica obra de arte, hasta la caja era una maravilla, forrada de terciopelo y con incrustaciones de colores. Los iconos ortodoxos me gustan mucho, tengo varios en casa (aunque más sencillos que ese, por supuesto).

Me pude controlar y no le pedí un selfie ni un  autógrafo, pero más por corrección que por falta de ganas. Creo que habría estado un poco fuera de lugar...


Los jardines de Vrana, Sofía, Bulgaria

Al salir me esperaba mi marido (que por dos minutos se quedó sin conocer a Simeón) y estuvimos paseando un rato por los jardines de Vrana. Una maravilla, si tenéis ocasión de ir, aprovechad, porque son de acceso público (si os interesa, se puede reservar aquí). Hay varios lagos, un invernadero e incluso establos, pero al parecer vacíos hace tiempo. No podría asegurarlo porque había perros y no me acerqué.  

Los jardines de Vrana, Sofía, Bulgaria

 
En general, aunque obviamente no se puede juzgar a nadie por una hora de charla, Simeón me pareció un señor encantador, muy cabal y con los pies en el suelo. También muy trabajador, porque podría haberse retirado hace años y sin embargo ahí está, trabajando a sus casi 80 años y recibiendo gente en días festivos.


Personalmente yo le llamo rey porque soy monárquica y porque conociendo su historia sí creo que es un rey sin trono, aunque él se haya adaptado a las circunstancias y nunca haya tenido la intención de recuperarlo. Pero es sólo mi opinión, cada uno puede llamarle como quiera, y no hace falta pensar igual que alguien para respetarle.
 

Un agradecimiento especial al señor Embajador y al personal de la embajada española en Bulgaria por hacer posible el encuentro. También a Radio Bulgaria, porque ir de su parte fue determinante para ello. Y por supuesto al rey, por recibirme un día de fiesta y por no reírse cuando vio mi cara de novata. :)

Ya sé que al ser un político y debido a su historia y a sus excepcionales circunstancias, Simeón de Bulgaria tiene tanto partidarios como detractores, pero recordad que todos los comentarios son bienvenidos en este blog, siempre que se expresen con educación.

¿Conocíais la figura de Simeón de Bulgaria? ¿Qué le preguntaríais si tuvierais la ocasión?

lunes, 23 de mayo de 2016

24 de mayo, el Día del Alfabeto Cirílico Búlgaro

El 24 de mayo es fiesta nacional en Bulgaria, porque se celebran varias cosas muy importantes para el país. Es el Día de la Cultura y Educación Búlgaras y del Alfabeto Eslavo (en búlgaro, Ден на българската култура и просвета и славянската писменост).


Alfabeto glagolítico Bulgaria
Albabeto glagolítico, precursor del cirílico (Wikipedia).

Todo está relacionado, todo parte de la creación del alfabeto cirílico, porque si en un país no hay alfabeto, no hay forma de transmitir la cultura de forma escrita, y la cultura de ese país no puede avanzar. Por lo tanto, la creación del alfabeto cirílico supuso un enorme paso adelante para Bulgaria.

San Cirilo y San Metodio capilla ortodoxa Bulgaria
San Cirilo y San Metodio presiden esta pequeña capilla ortodoxa en Sofía.

El el siglo IX había dos hermanos misioneros griego-búlgaros llamados Cirilo y Metodio (Kyril y Metodii en búlgaro). Cirilo era un gran filólogo y ambos tenían experiencia en misiones diplomáticas y de cristianización en tierras paganas. 

El príncipe Ratislav I de Moravia les encargó evangelizar su territorio en lengua eslava, y para llevar a cabo su misión Cirilo y Metodio crearon el alfabeto glagolítico. Así pudieron traducir la Biblia al antiguo eslavo y empezar a evangelizar, primero en la Gran Moravia y más tarde en el resto de países eslavos. 

Nuestra nación está bautizada, pero todavía carece de maestros. No entendemos ni el griego ni el latín. [...] No entendemos los caracteres escritos ni su significado; enviadnos maestros que nos enseñen las palabras de las Escrituras y su sentido.”—Ratislav I, príncipe de Moravia, 862 D.C.

Más tarde, un discípulo de los hermanos llamado Kliment Ohridski, San Clemente de Ohrid, adaptó el alfabeto glagolítico a lo que actualmente se conoce como alfabeto cirílico. Como curiosidad, la Universidad de Sofía, la más antigua e importante institución educativa de Bulgaria, lleva su nombre.

Alfabeto cirílico búlgaro Bulgaria
 

San Cirilo y San Metodio también son venerados por la Iglesia Católica desde 1980 como co-patronos de Europa. Hoy en día Kyril todavía es un nombre búlgaro bastante habitual en Bulgaria, incluso uno de los hijos de Simeón de Bulgaria se llama así. Ambos hermanos dan nombre a la Biblioteca Nacional Santos Cirilo y Metodio, en el centro de la capital. 

Como este año el día 24 de mayo cae en martes, se hace algo muy búlgaro: se hace fiesta el lunes 23 para tener puente, pero este puente se debe pagar con trabajo. El sábado 14 fue laborable para compensar ese día extra de fiesta.

El Día de la Cultura y Educación Búlgaras y del Alfabeto Eslavo se celebra con numerosos eventos culturales y académicos en todo el país. Y por supuesto, este día se celebra también por todo lo alto en la Iglesia Ortodoxa Búlgara, con misas especiales; no en vano son dos de los santo más venerados en este país.

Este es el himno de Cirilo y Metodio y de la Educación Búlgara, con texto de Stoyán Mihailovski y música de Panayot Pípkov, cantado por un coro infantil. Os invito a escucharlo, es muy bonito e incluye imágenes sobre la celebración y también la letra:




Actualmente el alfabeto cirílico inventado en Bulgaria es utlizado en más de 20 países por 250 millones de personas,  y es casi igual en todos ellos, aunque con pequeñas variaciones. Por lo tanto, el alfabeto cirílico es una de las mayores aportaciones que ha hecho Bulgaria al mundo. Gracias, Cirilo, Metodio y Clemente.

¿Os parece complicado el alfabeto cirílico? ¿Conocéis algún otro país que dedique una fiesta nacional a su cultura, educación y alfabeto?