Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 28 de abril de 2014

¡Mi hija ya sabe leer!

Hace unos meses ya conté que le estoy enseñando a mi hija mayor a leer y escribir, porque al vivir en Bulgaria, en el colegio le enseñarán el alfabeto cirílico. Desde el principio tuve claro que si quiero que sepa leer y escribir en español, con alfabeto latino, de mi depende. ¡Menuda responsabilidad! Después del pánico inicial, me puse manos a la obra.

Averigüé que en el colegio no aprenden lectoescritura hasta los 6 años, pero a mi de pequeña me enseñaron a los 3, así que está claro que antes de los 6 un niño puede aprender sin problemas. De este modo planeé enseñarle el alfabeto latino primero, para que cuando le enseñen el cirílico no se confunda.

¿Por dónde empezar? Aproveché un viaje a España para comprar material útil:

Un cuento de cartón con las letras del alfabeto
Un abecedario de imanes para la nevera
Cuadernillos Rubio
lápiz, goma y sacapuntas

Aclaro que cuando empecé este proceso la niña tenía 4 años, y ahora tiene 5 y medio.

1) Primero le di el cuento de cartón y pasamos unas semanas mirandolo juntas. Era un cuento muy simple, 3 letras por página, cada una junto a la imagen de algo que empieza por esa letra. Así se fue familiarizando con la forma de cada letra y su sonido correspondiente.  Jugabamos a buscar más palabras que empezaran por tal o cual letra, o a buscar alguna letra en concreto.

Abecedario de cartón



2) A continuación saqué el abecedario de imanes. Le ofrecí la puerta del congelador para que las pusiera y jugara a cambiarlas de sitio para formar palabras (en mi nevera el congelador está abajo, a su altura). A ella le atrajo mucho la idea de tener "su" espacio, y colaboró de buena gana.


Abecedario de imanes para la nevera



3) Mi arma secreta: los cuadernillos Rubio. Estos cuadernillos son geniales porque empiezan con líneas y dibujos sencillos a base de puntitos, para que el niño se acostumbre a usar el lápiz, y poco a poco van incorporando las vocales y alguna consonante, y más adelante sílabas y fases cortas. Aún no hemos llegado a eso.





4) Lápiz y papel: le doy un papel en blanco y lo llena de mensajes para mí, para sus amiguitas, para su padre o para sus abuelos. Ahora cuando dibuja suele dedicarme sus obras de arte, por ejemplo escribe con letra de palo "para la mejor mamá del mundo". Obviamente comete faltas de ortografía, y yo la corrijo. Así se aprende.



***********************

El resultado de dos años de trabajo duro que incluye muchos días de querer tirar la toalla y/o arrancarme las venas a bocaos:

- Escribe algunas frases ella sola, aunque de momento sólo con mayúsculas.

- Ya puede leer sola algunos cuentos sencillos. Despacio, por supuesto, pero me siento con ella y le voy explicando, por ejemplo, que en las sílabas QUE y QUI la U es muda, que la H lo es siempre, que la C se pronuncia distinto según con qué vocal va... Por suerte el castellano se lee igual que se escribe; cuando toque el catalán será más complicado.

El cuento de la noche lo lee ella hasta que se cansa, y entonces sigo yo. 


Si me lee algún profesor de primaria puede que se lleve las manos a la cabeza, pero lo he hecho como mejor he sabido, y la niña ya lee y escribe, que era el objetivo. Tened en cuenta que me he tenido que apañar yo sola porque nuestra situación es un poco especial: vivimos en un país con alfabeto diferente, en una familia multicultural. Mis hijos están expuestos a cuatro idiomas y dos alfabetos, que se dice pronto.

De esta experiencia he aprendido mucho y espero aprender aún más cuando me toque repetir con el pequeño.

¿Habéis tenido alguna experiencia parecida? ¿Cómo han aprendido a leer y escribir vuestros hijos?

viernes, 25 de abril de 2014

Primavera en Sofía

No soy mucho de centros comerciales, pero en una ciudad donde el invierno dura seis meses y el mall es el único sitio grande con  calefacción, acabas yendo de vez en cuando a pasear.

Aunque yo aún llevo gorro y bufanda, los búlgaros consideran que ya es primavera y el otro día estaba todo el centro comercial decorado con esculturas de flores. Algunas me gustaron tanto que acabé haciendoles fotos cual turista japonesa...

Este camaleón está hecho con plantas y piezas de coche recicladas.


Un pavo real con la cola hecha de flores

Otro pavo real..  A horas establecidas venía un pianista a tocar un rato.

Este árbol gigante está hecho con flores. Es una estructura puntiaguda recubierta de lona verde con bolsillos, y en cada bolsillo hay una maceta.

Si os fijáis, al pie del árbol hay una pequeña cúpula transparente con mariposas gigantes (del tamaño de mi mano) dentro. Hice fotos más de cerca para que se vean bien, pero que sepáis que eso no me hizo ninguna gracia. Por lo que sé las mariposas liban el néctar de las flores, pero en ninguna de esas cúpulas (había varias por todo el mall) había flores, sólo las mariposas sobre virutas de madera. Sé que la mayoría de especies viven solamente un par de días, pero como seres vivos creo que tienen derecho a un mínimo de cuidados.

De todos modos espero que dejen un tiempo las esculturas florales, ¡me parecen muy originales!

¿Os han gustado las decoraciones de flores? ¿Ha llegado ya la primavera donde vivís?

miércoles, 23 de abril de 2014

Sant Jordi en Bulgaria

Icono de madera  que representa a Svetí Georgi (Sant Jordi en Bulgaria) matando al dragón. Lo encontré el año pasado en la fachada de un edificio mientras pasabamos las vacaciones en la costa del Mar Negro.


En Bulgaria esta fiesta se llama Гергьовден, (Gergyovden) o sea "día de san Jorge" y en la iglesia ortodoxa se celebra el 6 de mayo. Normalmente se preparan platos a base de cordero, y como también es el Día de las Fuerzas Armadas, se organizan desfiles militares.

Como soy catalana yo lo celebro por mi cuenta hoy 23 de Abril, el día de la rosa y el libro. ¿Cómo lo celebraré? Pues mirando por la tele (TV1, el único canal español que tengo) a la gente paseando por La Rambla de Barcelona, comprando libros y rosas.

Esto es lo que me voy a perder... (pequeño ataque de morriña de expatriada)
Feliç Sant Jordi a tothom!
¡Feliz Sant Jordi a todos!

domingo, 20 de abril de 2014

Las hadas no existen. Cómo meter la gamba hasta el fondo y vivir para lamentarlo

Cuántos más hijos tienes y más crecen, más experta te vuelves no? ¡Y una mierda! En todo caso, más ocasiones para cagarla.

Mi hija mayor a sus cinco años está inmersa en esa etapa de hadas, princesas, ponis y color rosa por todas partes. Se niega a ver Toy Story, pero puede ver varios capítulos seguidos de My Little Pony sin pestañear. A estas alturas hasta yo me sé los diálogos de los tropecientos capítulos que hay.




Hace tiempo le empecé a poner películas Disney, las mismas que veía yo a su edad. Un día, viendo La Bella Durmiente, mientras Maléfica intentaba cargarse al príncipe con su fuego verde, me preguntó con expresión temerosa, "Mami,  ¿las brujas existen?", y yo toda tierna (¡estuuuupidaaa!) disipé sus miedos diciendole que esas cosas sólo pasan en las películas, que son pura fantasía y que las brujas no existen.




Pasaron los meses y se le empezaron a caer los primeros dientes. Como me venía nueva la situación (en Bulgaria no hay ratoncito Pérez) me documenté sobre las costumbres locales y le solté el rollo del Hada de los Dientes. Perder dientes mola, el Hada deja un regalo a cambio, bla bla bla...

Compramos una cajita especial para poner los dientes, y ya van tres veces que me deslizo en su cuarto amparada en la oscuridad de la noche para abrir la cajita (ñiiiic ñiiiic, jodida rosca), coger el diente, dejar el botín, retroceder, comerme la puerta entreabierta porque no veo ni torta y salir cagando leches para que no me pille in fraganti.


 Hacer de Hada de los Dientes debería convalidar 1º de Espía Secreto.


Y el otro día después de contarle el cuento de la noche, me dice que se le mueve otro diente y cuando me agacho a mirar, y menciono al hada de los Dientes, va la tía y me suelta "Bah, las hadas no existen mamá!". ¡Joderrrr! ¿Eso no lo descubren a los 13 años?!

Vaaale, que no cunda el pánico. Le pregunté quién le había dicho esa tontería, planeando una muerte lenta y dolorosa para alguna amiguita bocazas de la guardería, y oigo su vocecita resuelta: "Me lo dijiste tu mami, ¡me dijiste que las hadas no existen, que son pura fantasía!".

¡MEEEEEEEEC!

Mientras me esforzaba por poner cara de póquer (en vano, me temo) y por recuperar el ritmo cardíaco normal, intenté poner un tono de voz despreocupado y le dije "Jajaja, claaaaaaro que existen! Si no, ¿quién crees que te deja los regalitos a cambio de tus dientes?". "¡Me los compras tu!". Toma ya.

Ese momento es crucial. Si reaccionas rápido la mentira que sueltes puede colar, pero esos segundos que pierdes mientras te recuperas del minishock son la diferencia entre salirte con la tuya o perder toda credibilidad.

Negué cualquier implicación en el tema de los dientes y los regalos, juré por Snoopy que yo no tengo nada que ver y le aseguré una y mil veces que el Hada de los Dientes sí que existe.

ESPERO que colara...

ESPERO que ahora no se le ocurra cuestionar la existencia de Santa Claus o los Reyes Magos, porque si lo hace ¡le habré arruinado la infancia a mi hija al tercer diente!




 Bienvenida a la maternidad, ese nuevo mundo en el que hay que mentir como una bellaca para hacer las cosas bien. 

¿Cómo gestionáis el tema fantasía y regalos con vuestros hijos? ¿Se creen estas cosas sin cuestionarlas? ¿Se os da bien hacer de espías secretos? :) 


https://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=MamEspaolaEnBulgaria

miércoles, 16 de abril de 2014

El transporte público en Sofía

En Sofía, como en cualquier capital europea, hay una extensa red de transporte urbano, aunque algunos vehículos no los había visto nunca en mi Barcelona querida.

1. Autobuses: no necesitan descripción, los hay en todas partes. Suelen ser autobuses viejos, comprados a Alemania aprovechando que los alemanes renovaban su flota.


2. Trolebuses: son una mezcla (para mí) entre  autobús y tranvía. Son como autobuses porque circulan sobre ruedas, pero se mueven a lo largo de unos cables eléctricos que cuelgan a unos 4 metros de altura. Al funcionar con electricidad son muy ecológicos.



3. Tranvía: no tienen mucho misterio; aunque no hay en todas las ciudades, todo el mundo los conoce. Circulan sobre unas vías incrustadas en el asfalto, normalmente en medio de los carriles de los coches, y obviamente no se pueden desviar. Cuando un tranvía se detiene en una parada, los coches que circulan en le mismo sentido deben detenerse también, para permitir el paso de los viajeros de la acera al tranvía y viceversa.





4. Metro: tampoco creo que necesite mucha descripción. Hay  tres líneas de metro que cruzan la ciudad, y como son relativamente nuevas, las instalaciones y los convoyes son modernos y en muy buen estado.





5. Marshrutkas: nunca las había visto antes de venir a vivir a Sofía. Son pequeñas furgonetas de unas 10 o 12 plazas, que circulan por la ciudad a lo largo de rutas establecidas, como los autobuses, pero que paran en cualquier punto del recorrido a petición de los viajeros. Si vas por la calle y ves venir la tuya, le haces un gesto como si fuera un taxi y se para. Y una vez dentro, al llegar a tu destino le pides al conductor que pare un momento y te bajas. Son un poco como taxis comunitarios.




Mis conclusiones:


Moverse en transporte público por Sofía es barato, o al menos a mí me lo parece porque en Barcelona es muy caro. El billete simple para autobús, trolebús, tranvía y metro vale 1 lev (0'50). El de marshrutka cuesta el doble, pero es lógico porque las paradas son a demanda.  Los jubilados pagan billete igual, cosa que no me parece justa porque cobran unas pensiones realmente miserables

Personalmente, para hacer recados o ir y venir de la guardería suelo ir a pie, así además de hacer ejercicio me ahorro viajar como una sardina enlatada. Es complicado subir un carrito de bebé a un autobús o tranvía, y aunque lleve al pequeño en la mochila ergonómica, no me gusta demasiado compartir virus en invierno, cuando hace tanto frío que el transporte público va llenísimo.


Excepto el metro, los transportes colectivos en Sofía suelen ser viejos, bastante sucios y a mí me dan un poco de yuyu, pero como se ve en este mapa del transporte público, toda la ciudad está bien cubierta y en general, con la combinación adecuada se puede llegar a casi cualquier punto de Sofía.

   


¿Cómo es el transporte público en vuestra ciudad? ¿Es caro el billete? ¿Hay tranvías o trolebuses? ¿En qué estado están?

viernes, 11 de abril de 2014

¡Estreno avatar!

Hace poco gané un concurso en el blog de Remorada, que celebraba su primer cumpleblog. Se trataba de decir con qué búsquedas frikis llega la gente a nuestros blogs, y tuve la gran suerte de ganar un vale por un avatar de Azuki. Como podéis imaginar me hicieron los ojos chiribitas, menudo premio para una blogger! Sobre todo porque no tengo ni idea de dibujar, y hasta ahora usaba una simple foto con las banderas de España y Bulgaria.

En seguida se puso en contacto conmigo Azuki, y me dejó elegir todos los detalles. Yo quería conservar las banderas, porque forman parte de mi identidad expatriada, así que las ha incluido en el dibujo. En sólo unos días lo tuvo listo, y me ha faltado tiempo para venir a fardar de lucir mi estupendo premio :)

Tacháááááán!

A partir de ahora, ésta soy yo :)

¿Os gusta? ¿A que mola ese pelo Pantene que me ha hecho? Normalmente lo llevo atado para que mi hijo pequeño no me arranque mechones, pero queda más chulo así.. ¡Pon un dibujante en tu vida y sube tu autoestima jaja!


Ésta es Azuki.
¡Gracias por este súper premio! 
Si queréis ver más dibujos de Azuki podéis cotillear su blog AQUÍ



Ésta es Remorada.

Gracias Remorada, por organizar el concurso y  tomarte tantas molestias para conseguir premios guays y hacernos reír a todos con tu recopilación de búsquedas frikis. ¡Me encantó participar y me hizo mucha ilusión ganar!

sábado, 5 de abril de 2014

Las nuevas 7 plagas de la humanidad: el SPAM

Con este post me uno al carnaval de blogs creado por LaMala Mamma, que reúne lo que cada participante considera una nueva plaga del siglo XXI. 

Yo elijo el SPAM como mi plaga personal. La Wikipedia lo define como "mensajes no solicitados, no deseados o de remitente no conocido (correo anónimo), habitualmente de tipo publicitario, generalmente enviados en grandes cantidades (incluso masivas) que perjudican de alguna o varias maneras al receptor".




El envío de spam cuesta cada año unos 20,000 millones de dólares a empresas de todo el mundo, principalmente debido a gastos en filtros antispam y mantenimiento informático, y también a pérdidas de productividad.


¿Cuánto rato perdéis cada día borrando spam del correo electrónico?



A menudo nos preguntamos de dónde habrán sacado nuestro e-mail. Actualmente, por sólo 25 dólares se pueden comprar listas de 25 millones de direcciones de e-mail. ¡25 dólares! ¿Y nos extraña recibir tanto correo basura?

Además de la molestia que supone el simple hecho de recibirlo, a menudo el spam contiene algún tipo de malware. Gusanos, troyanos, virus variados... con suerte sólo nos joroban el ordenador hasta que algún entendido nos echa un cable, pero a veces se dan casos de robos de información importante como contraseñas o datos bancarios. 


Corre el rumor de que son las mismas compañías de venden el software informático y los antivirus las que se aseguran de mantenernos bien surtidos de basura virtual. No sé si creermelo, pero también se dice que las farmacéuticas van esparciendo enfermedades para seguirnos vendiendo sus medicamentos, así que cada cual crea lo que quiera, yo sólo sé que estoy hartísima del dichoso spam. 

No quiero viagra, gracias, ni comprar oro a precio de ganga, ni me alegro de haber ganado nosequé sorteo en el que no he participado, ni quiero ver porno, ni os voy a dar mi número de cuenta para que me ingreséis una herencia..

Resumiendo:
SPAM kaka.
No queremos SPAM.
Nadie en su sano juicio está feliz al recibir spam.
Nadie con dos dedos de frente abre correos basura así que no os molestéis en mandarlos.

martes, 1 de abril de 2014

Bodas de Estaño: 10 años

Mañana celebro mi décimo aniversario de boda. Nunca pensé que llegaría este día, de hecho nunca pensé que me casaría; era muy joven y a esa edad uno no piensa en el matrimonio.


Me casé muy joven, con 21 años. Conocí a mi marido a los 18 años en un sitio extraño: una estación de tren. Era el primer extranjero que conocía, y el primer par de ojos azules que veía fuera de una película. Estuvimos saliendo tres años, el primero de los cuales fue una relación a distancia (300 km) y los dos siguientes a media distancia (100km). Luego se nos cruzaron los cables y decidimos casarnos para estar juntos, aunque yo estaba aún en la universidad.

Fue una boda simple, simple, simple. Menos de 25 invitados, de los cuales un tercio eran mis padres y hermanos. Nada de traje de novia, me vestí de calle. Nunca llevo faldas ni vestidos, nada más faltaría aparecer el día de mi boda vestida de merengue, vamos hombre. Que me encanta mirar vestidos de boda en las revistas, no me malinterpretéis, pero para ponermelos yo, pues no. Además cuestan un ojo de la cara y sólo se llevan unas horas. Mi marido sí que llevó traje y corbata, pero es que los hombres lo tienen más fácil, no nos engañemos. Ah y la peluquera me desgració el pelo dos horas antes de la boda, pero eso daría para otro post, sólo diré que nunca miro fotos de ese día...



No tengo nada en contra de las bodas tradicionales, simplemente yo lo que quería era casarme con la persona que quería, y el traje, el convite y toda esa parafernalia no me importaban mucho. Sí que fue una boda católica, para la paz mental de mis padres, que no pensaran que su hija mayor iba a arder en el infierno. Ahora lo piensan pero por otros motivos ;)

Estuvimos un tiempo viviendo de alquiler, luego con mis padres, y por fin nos mudamos a una casa propia, aquí en Sofía. Vinimos con un bebé de tres meses, y cuatro años más tarde nació el pequeño. Y aquí estamos, nada especialmente aventurero, pero han sido los diez mejores años de mi vida y espero que vengan muchos más.

Mi marido es el que me ceba a base de chocolate cuando me ve depre, que me aguanta mis manías y que consigue con el ejemplo que a mis hijos les guste comer fruta y verdura. Es el que me carga el móvil y me pasa las fotos al ordenador. El que limpia cuando algún niño vomita porque sabe que a mí me dan arcadas. El que se come mis experimentos culinarios sin rechistar, y el que mata los bichos que osan entrar en casa. Es el que hace que quiera ser mejor persona.




Como curiosidad, estuve mirando en Google el nombre de los aniversarios de boda, y esto fue lo que encontré:


1 año: bodas de papel
2 años: bodas de algodón
3 años: bodas de cuero
4 años: bodas de seda
5 años: bodas de madera
6 años: bodas de hierro
7 años: bodas de lana
8 años: bodas de bronce
9 años: bodas de arcilla
10 años: bodas de estaño (aluminio)

...y los que me faltan por cumplir:

25 años: bodas de plata
50  años: bodas de oro
65  años: bodas de platino
90 años: bodas de granito

Dudo que mucha gente llegue a las bodas de granito jaja, yo me conformo con llegar a las de oro. Tendré... 71 años. Y para las de platino tendré 86, es viable no? ;)

(Ahora es cuando todos los casados os ponéis a echar cuentas con vuestros futuros aniversarios jeje...)



Normalmente cada año por nuestro aniversario mi marido y yo hacemos algún viaje, aunque este año con dos niños no podrá ser. La mayor se queda de vez en cuando a dormir con mis suegros, pero con un bebé lactante la cosa cambia. Eso sí, el viaje queda aplazado, no cancelado, y nos iremos a cenar a algún sitio bonito.

Será un placer por una vez comer sin tener que cortarle la comida en trocitos a nadie :)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...