Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 9 de diciembre de 2013

El Desafío Vegetal

Antes del verano mi marido se enfrentó a un desafío vegetal durante una semana. ¿Qué es eso de desafío vegetal? Veréis, mi marido es uno de esos extraños especímenes humanos al que le pirra la fruta y la verdura. No es que los coma a gusto, no, es que hasta los prefiere al chocolate, los bizcochos, y cualquier delicia altamente calórica. Que también come mucho de eso, pero lo suyo con las "plantas" me tiene alucinada desde el primer día.

Cada día para comer y para cenar, haya lo que haya de plato principal, él primero necesita una sopa de verduras. Y claro, ya que la hago comemos todos. También necesita siempre ensalada, pero no una modesta guarnición como la gente normal. Él se zampa una ensaladera entera. Y por ejemplo después de cenar, cuando los niños duermen y nos sentamos a ver la tele un rato, en vez de palomitas, galletas o cacahuetes, él me pide una ensalada de zanahoria! Es decir, dos o tres zanahorias enormes ralladas y aliñadas. A palo seco, puajjjj!

 Entre horas, cuando los demás mortales se toman un vaso de leche o un puñado de galletitas, él se coge un plato lleno a rebosar de fruta. Ejemplo: 4 melocotones, un racimo de uva y un par de peras.. y eso que se controla para no dejarnos sin fruta. Cuando hace calor compramos sandías enteras y puede llegar a comerse media él solito mientras vemos la tele. Los melones ya directamente se los come enteros (entiéndase, se come todo el melón, pero cortado a trozos, que no es tan cafre).



Compro, lavo y troceo tanta fruta y verdura que me da la sensación de que como sanísimo, cuando en realidad es él quien se lo come todo! De modo que hace unos meses le desafié a pasar una semana entera comiendo solamente fruta y verdura:

 ¡El Desafío Vegetal!

 Pusimos el límite de 7 días porque obviamente el cuerpo necesita carbohidratos y grasas y proteínas, y no creo que sea bueno comer sólo plantas mucho tiempo. Pero sé que cuando alguien tiene que perder peso rápido para operarse, en los hospitales le ponen a dieta de sopa de verduras una semana, así que no es un riesgo para la salud. Una semana, sólo para ver si podía.



Y ante mi asombro se pasó 7 días disfrutando como un enano, consumiendo cantidades ingentes de fruta, ensaladas, litros y más litros de sopa. ¿Desayuno? 1kg de melocotones. ¿Comida? Medio litro de sopa, y una ensalada XXL. ¿Merienda? Media sandía. ¿Cena? Otro medio litro de sopa y dos ensaladas diferentes. Y no vayáis a pensar ni por un momento que se quedaba con hambre... Qué va, el tío llenito y satisfecho.


Probablemente al cabo de esa semana se le debió quedar el organismo más purificado y limpio de toxinas de todo el país

Mi marido es un poquito raro a veces, pero lo bueno que el padre de tus hijos coma tantas cosas sanas, es que los niños aprenden con el ejemplo, y es increíble lo bien que comen los dos. La de 5 años se atreve con casi cualquier fruta o verdura que le plante delante (ayer mismo se comió media granada, y mira que son difíciles de comer), y el pequeño de 11 meses zampa fruta y verdura con la misma fruición que su padre (aunque en menor cantidad, claro).

Conclusión: fue divertido ser espectadora (y cocinera, ejemm) del Desafío Vegetal, ha quedado claro que mi marido SÍ puede vivir a base de plantas, y sus extraños hábitos ayudan a que mis niños coman genial.

¿Cuánta fruta y verdura coméis? ¿Seríais capaces de llevar a cabo un desafío vegetal? ;)

miércoles, 4 de diciembre de 2013

11 meses

11 meses es casi un año... Puede que no parezca mucho, pero cuando tienes hijos cuentas el tiempo en semanas o meses, y cada vez que el niño cumple un mes es como para un adulto cumplir años: fecha especial!  




Alimentación: Sigue comiendo de nuestra comida, adaptada a su edad, sin condimentar y en trozos que él puede sujetar sólo. Nada nuevo en este apartado, es casi igual que el post del mes pasado. Tiene buen apetito y se come casi todo lo que le planto delante. Fruta, verdura, pasta, carne... La carne se la desmigo un poco con los dedos porque no la puede masticar bien aún.

Como nos acercamos a los 12 meses, ya le he dado mandarina, que le encanta, y se zampa un montón de gajos cada día. También le he dado algún trozo de tortilla francesa, es decir huevo entero, no sólo la yema, y no le ha hecho reacción. No es que le vaya a dar una cada día, pero que pueda tomar huevo me abre un mundo de posibilidades. Por ejemplo, podré darle bizcocho casero. Hasta ahora no le daba porque lleva huevos y leche, pero si hago el clásico de yogur y no le añado frutos secos ni chocolate, podrá comer algún trocito.


Movilidad: Hace un mes y medio que camina. Se recorre la casa entera sin caerse, aunque se tambalea como un pingüino borracho. Creo que es porque no dobla bien las rodillas, pero ya irá aprendiendo a su ritmo. Sigue empeñado en comer y bañarse de pie. Le pongo  zapatos cuando salimos a la calle, para poder ponerle en el suelo si hace falta y para que camine por el césped del parque, pero por casa va descalzo, sólo con calcetines. Al principio le hacían resbalar, pero ya no.

Le ha dado por abrir todos los armarios y cajones que encuentra, y muchos los he bloqueado con gomas de pollo o con esos cierres que se venden para bebés. Lo malo es que están tan bien hechos, que incluso a mí me cuesta abrirlos, así que por ejemplo en los cajones de la cocina he puesto un cucharón de sopa atravesando todas las anillas. De este modo, si intenta abrir un cajón, se le abren todos a la vez y no puede acceder al contenido de ninguno. Cutre pero práctico.

Dentición: le está saliendo el séptimo diente, el tercer incisivo inferior. Estoy feliz porque con lo que come, cuantos más dientes tenga mejor.

Sociabilidad: sigue con mamitis y no me deja ni a sol ni a sombra. Persigue a la mayor para jugar con ella, y ella sigue ignorándole, empujándole y poniendo sus cosas a salvo de sus manitas curiosas.

Sueño: Sin novedad. Tres siestas diarias aunque muy cortitas, y varios despertares nocturnos para zampar. Zzzzzz...

Habla: silabea cuando está contento pero por ahora ni rastro del ansiado "ma-má!". De todos modos se comunica bastante bien,por ejemplo estira sus bracitos hacia mí cuando quiere que le coja. Parece una tontería, pero antes no lo hacía, y como no habla y no soy adivina, va bien que se haga entender por gestos.

Me parece que tener una hermana mayor le estimula a hacer las cosas antes de lo que las hacía ella. Ya se irá viendo con el tiempo, pero creo que, igual que camina desde los 9 meses, también hablará antes, irá al lavabo solito antes.. ese tipo de cosas. Yo no le meto prisa para nada, vamos a su ritmo. Como es la primera vez que tengo un segundo hijo, voy aprendiendo sobre la marcha.

Cuando pueda le haré la foto de este mes con la corbata. Un mes más, y podré imprimirme todas las fotos mensuales del primer año con las corbatas; quiero verlas todas juntas para ver cómo ha ido creciendo! :)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...