Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 21 de febrero de 2014

13 meses

Me he dado cuenta de que el post mensual con los avances del pequeño empieza a ser un poco repetitivo, así que lo voy a resumir más porque muchas cosas son iguales que el mes anterior o con poca variación.


Alimentación: sigue comiendo de todo, pocas veces rechaza probar lo que le doy, y si lo hace no tengo más que fingir que me lo como yo para que me lo arrebate de la mano y se lo zampe con fruición. 

El otro día se comió una ficha del parchís (culpa de mi hermana eh? que no tiene hijos y no está en alerta permanente como yo) y como entró salió. Sólo diré que nos echamos a suertes su padre y yo a ver quién la sacaba de "ahí" y bueno... ahora usamos una moneda de 1 céntimo como cuarta ficha amarilla jaja!

Movilidad: aquí sí hay novedades. Como camina desde los 9 meses, ahora corre que se las pela por toda la casa, y ha aprendido a trepar al sofá, y lo más curioso, a bajar sin romperse la crisma. Me hace gracia cuando recibo los e-mails semanales de BabyCenter, y pone algo como "el día menos pensado tu bebé dará sus primeros pasos", o "no te sorprendas si ves que tu bebé se pone de pie agarrado a los muebles". Con la mayor sí que acertaban casi todas las semanas, pero cada niño es un mundo y no todos avanzan igual. 

Abre todos los armarios, los cajones, coge todo lo que pilla sea de quien sea. Ahora tengo que vigilar que no toque el horno, o que no quede el mango de una sartén hacia afuera porque lo podría coger y tirarse la comida caliente encima. A mi padre le pasó de pequeño: se tiró por encima una olla de sopa hirviendo y 60 años después aún conserva las señales por todo el cuerpo. VIGILAD mucho a los niños pequeños porque no miden las consecuencias de sus actos y no tienen miedo porque no pueden ver el peligro. 

Ha aprendido a subir y bajar los escalones bajitos, de esos de 5cm, aunque a veces se cae de culo en el proceso. Y sobre todo, es un gran explorador. Como odio tenerle encerrado en el parque, le dejo que circule libre por la casa, pero entonces tengo que irle detrás todo el rato para que no rompa nada ni se haga daño con algo. Y cuando voy haciendo las tareas de la casa, tengo que ir cerrando todas las puertas detrás de mí, como Nicole Kidman en Los Otros...

Como curiosidad, la película Los Otros se rodó en el Palacio de los Hornillos, en Cantabria, España.


Habla: el muy bandido se ríe de mí en mi cara, llevo semanas como si fuera tonta diciendole "di mamá", "di ma-ma-ma-maaa" a todas horas y él me mira y suelta "¡pa-paaa!". Cría cuervos, cagüentó, ¿quién le ha parido sin epidural? ¿quién lleva un año limpiandole el culito? Pues ala, vamos a decir papá primero, grrrr!

 
Sigue con 7 dientes, sigue durmiendo igual, y sigue jugando con su hermana las pocas veces que ella se deja. No me enrollo en este apartado porque es casi igual que el mes pasado, pero si queréis podéis leer ese post AQUÍ.

Le he cortado el pelo porque ya lo tenía tan largo que no había manera de que lo llevara peinado y parecía un gitanillo. Además, cada vez que salimos hay que ponerle gorrito sí o sí, y menudos pelacos le quedaban al quitárselo...

Le compré este conjunto de tiburón en C&A. Cuando lo lleva
puesto parece que el tiburón le esté comiendo la cabeza jiji!

martes, 18 de febrero de 2014

Sofía en 5 minutos

No voy a hacer un post en plan guía turístico porque de esos hay muchos por Internet y no quiero repetirme, que si no parece que nos plagiamos unos a otros... Pero sí me gustaría compartir unas cuantas imágenes de cosas bonitas que se pueden ver por Sofía.

Catedral Alexander Nevski. Erigida en memoria de los 200.000 soldados rusos que murieron liberando Bulgaria del yugo turco en el s. XIX. De estilo bizantino, es una de las mayores catedrales ortodoxas del mundo, y la cúpula es de oro. 
En mi opinión es lo más bonito de la ciudad.


Iglesia rusa San Nicolás, Sofía
Iglesia Rusa San Nicolás. Las cúpulas también son de oro.


Santa Sofía
Santa Sofía, patrona de la ciudad a ala que da nombre.


Teatro Nacional Iván Bazov
Teatro Nacional Iván Bazov

Iglesia Sveta Nedelia
Iglesia Sveta Nedelia

Rotonda Sveti Georgi
Rotonda Sveti Georgi, el edificio más antiguo de Sofía, construido en el s. IV

Bulevard Vitosha
Bulevard Vitosha, una de las calles principales, genial para pasear, tomar algo o ir de compras. Hace un año la han hecho peatonal. Es el equivalente a Las Ramblas de Barcelona.

Universidad Kliment Ohridski
Universidad Kliment Ohridski. Aquí estudié búlgaro 3 años.


Estatua del zar Alexander II
Estatua del zar Alexander II. Llamado el Zar Liberador, porque ganó la guerra contra el Imperio Otomano en el s. XIX, consiguiendo la independencia de Bulgaria después de 500 años de dominio turco.


Casa caracol
Casa caracol. Construida en 2008, no tiene ninguna línea recta y por el otro lado hay 5 hileras de ventanas.

Biblioteca Nacional Santos Cirilo y Metodio
Biblioteca Nacional Santos Cirilo y Metodio

Orlov Most, el puente de las águilas
Orlov Most, el puente de las águilas


NDK, Palacio Nacional de Cultura
NDK, Palacio Nacional de Cultura
Los 7 lagos de Rila
Los 7 lagos de Rila, a 2500 metros sobre el nivel del mar. Están un poco lejos de Sofía, pero me permito la licencia porque no se puede hablar de cosas bonitas en este país sin mencionar semejante belleza. Cada lago tiene un nombre según su forma: Lágrima, Ojo, Riñón, Gemelo, Trébol, Pez y Lago Bajo.


¡Lo mejor es que casi todo, excepto la casa Caracol y la montaña, se puede ver a pie en un par de horas!

Habréis notado que no he mencionado ningún museo. En Sofía hay muchos, pero como lo interesante está dentro no quería poner fotos de fachadas. Respecto a las fotos, la mayoría están tomadas de TripAdvisor porque tengo que admitir que son mejores que las mías... :)

Espero que os haya gustado este repaso rápido por Sofía y alrededores. No doy muchos detalles porque supongo que no habrá muchos lectores del blog que estén planeando un viaje a Bulgaria.. :)

viernes, 14 de febrero de 2014

Un año como mamá de dos

Hace poco Mamá Gnomo propuso un carnaval de blogs para las que celebramos un año de nuestra segunda maternidad. Como dice ella, "la idea es hacer un carnaval de blogs en los que participemos todas aquellas que vía Twitter compartimos espera y postparto, sueño e insomnio, lactancia y pañales, risa y llanto a partes iguales".


Es increíble lo diferente que puede ser tener al primer hijo y tener al segundo. Cuando nació la mayor, me dedicaba por completo a ella. Si se pasaba una hora mamando, pues ahí me quedaba yo, una hora en el sofá con la niña enchufada. Mi marido me acercaba un libro, el móvil o un vaso de agua, y nosotros comíamos después por tarde que fuera. Si la niña dormía, la casa estaba en silencio y no salíamos hasta que se despertaba. Nosotros nos adaptábamos a ella.

Peeeero con el segundo, algunas cosas han cambiado por fuerza. ¿Que el niño quiere mamar una hora? Pues a veces se puede, otras tengo que desenchufarmelo para ponerle el pijama a la mayor y contarle un cuento. ¿Que el niño está haciendo la siesta? Igual; unas veces se puede, pero otras quizá tengo que salir a buscar a su hermana al colegio, y toca despertarle, vestirle y salir a la calle. Ahora el pequeño tiene que adaptarse a la vida de una familia.

Este primer año como mamá de dos ha sido muy intenso, mucho más que el primer año de mi hija mayor. Ya es difícil cuidar a un recién nacido que depende al 100% de ti, pero si a eso le añades otro hijo más mayor que también depende de ti para muchas cosas, el asunto se complica. Los primeros meses fueron muy frustrantes, porque yo sentía que no tenía suficientes manos para los dos, y al final siempre salía perdiendo la mayor. Como conté en este otro post, empezó a arrancarse las uñas y a portarse muy mal, y yo no tenía energías ni recursos para solucionarlo.

La mayor parte de este año me la he pasado abrumada por la culpa y muy agobiada por la responsabilidad de cuidar a los dos. Y también muy cansada y muerta de sueño. Ojalá hubiera podido clonarme a mí misma para abarcar más. Ojalá no hubiera estado tan agotada todo el tiempo y hubiera podido disfrutar más los primeros meses de mi hijo pequeño. Ojalá, ojalá...

Pero ha pasado el año, el pequeño tiene 13 meses y parece que las cosas empiezan a mejorar. La mayor empieza a aceptar a su hermanito y por fin ha hecho un dibujo en el que salimos los cuatro (antes se negaba a dibujar al niño, sólo se dibujaba a sí misma con su padre y conmigo). El niño ya no come tropecientas veces al día, y cuando lo hace mama rápido y luego se pone las botas de comida de mayores. La mayor le vigila si tengo que salir un momento al lavabo o a remover la comida. Incluso juegan  juntos, aunque no es habitual y dura poco.

La familia al completo. La de las manos enormes soy yo jaja!

Este primer año como mamá de dos ha sido complicado y agotador, pero también he aprendido cosas. He aprendido a tragarme el orgullo y pedir ayuda a mis suegros. He aprendido a sacar paciencia de donde no la hay para no gritarles a los niños (no siempre lo consigo). He aprendido que a veces hablar con otras madres puede aliviar la carga. ¡Gracias, tribu virtual! Siempre estáis a un click de distancia, dispuestas a escuchar y a dar consejo.

¿Realmente es cierto que dos hijos no dan el doble de trabajo, sino mucho más?

viernes, 7 de febrero de 2014

Horario escolar en Bulgaria

Cuando leí los horarios escolares de las hijas de La Madre Tigre en Alemania flipé en colores... hasta que este año la mayor ha empezado el parvulario en un colegio público en Sofía. El año pasado iba a una guardería muy pequeña (una sola habitación) de 9 a 12'30, y nos dijeron que se trataba simplemente de que los niños socializaran un poco. Como era mi primera hija y no sabía nada de nada, acepté el horario y la explicación sin más.

 
Este año va a un colegio nuevo y su horario es parecido: de 8'30 a 12. Teniendo en cuenta que el colegio está a 30 minutos caminando, salimos de casa a las 8 y cuando vuelvo a casa ya son las 9. Tengo 2 horas y media para arreglar la casa, poner lavadoras y dejar la comida preparada, a la vez que cuido del peque, con el que tardo 3 veces más en hacerlo todo que si estuviera sola. Antes de darme cuenta ya son las 11'30, salgo de casa, recojo a la niña, vamos al parque, volvemos a casa, comemos  y ya se ha ido la mañana. Voy un poco de culo (con perdón) pero me apaño.

Pero ahora nos han comunicado el horario de febrero a junio... Es de 1'30 a 5. ¡de 1'30 a 5! ¿Y cuándo demonios vamos a comer, a media mañana? Claro, comemos a las 12 y a la 1 salimos de casa, vuelvo a las 2, tengo hasta las 4'30 para hacer todas mis tareas y voy a buscar a la niña, parque, casa. Ya se ha terminado la luz de día hacia las 5'30 y entonces a ponerme con las cenas.

Este horario demencial, intensivo de mañana o tarde durará todos sus años escolares, hasta los 18 años. Y no creo que los niños coincidan siempre, de hecho es poco probable. Así que en breve me tocará llevar a uno al colegio, pasar la mañana con el otro, recoger al primero, llevar al segundo al cole, pasar la tarde con el primero y recoger al segundo. ¡Y ellos no se van a ver apenas en todo el día!

Añado que cada vez que los niños se ponen enfermos y no van a clase, para que los vuelvan a admitir hay que llevarlos primero a pasar la ITV revisión con el pediatra, y llevar el justificante médico al colegio. Por otro lado, cada familia tiene derecho a sólo 3 días de "asuntos propios" por curso, es decir, días en que puedes no llevar al niño al cole sin dar explicaciones ni llevar justificantes. Si te sales de la norma la cantidad de papeleo te quita las ganas de vivir volver a cometer semejante infracción...

Y me pregunto... ¿cómo puede una madre trabajar así? Yo pensaba que cuando los dos fueran al cole podría trabajar, como mucho pedir a mis suegros que les recojan del cole o algo así... Pero si tengo que pasarme el día entero llevando y recogiendo niños del colegio, ¿de dónde saco unas horas seguidas para un trabajo, aunque sean unas pocas clases particulares? ¿Estoy condenada a quedarme en casa hasta los 50 años? Porque entonces será un poco tarde para buscar trabajo...



Cuando yo era pequeña iba al colegio de 9 a 5, un horario razonable que permite a los padres llevar a los hijos de camino al trabajo y recogerles al salir. Además el horario tan comprimido hace que los niños apenas tengan tiempo de salir al patio excepto en ratos cortos de 10 minutos.  ¿Tanto han cambiado las cosas? 

¿Sigue siendo así en España, o también hay horarios demenciales?  ¿Qué hace un niño de 8, 10, 12 años todo el día en casa?

lunes, 3 de febrero de 2014

Aprender búlgaro: el alfabeto cirílico

Antes de pensar siquiera en aprender búlgaro, hay que tener en cuenta que este idioma utiliza el alfabeto cirílico. Este alfabeto fue creado en el siglo X por San Clemente de Ohrid. Según la Wikipedia (he tenido que mirarlo, no me lo sé de memoria), las lenguas que usan este alfabeto son:  abjaso, azerí, bielorruso, bosnio, búlgaro, checheno, kazako, komi, macedonio, moldavo, mongol, ruso, serbio, tártaro, tayiko, kirguiz, ucraniano, uzbeko, turkmeno, yakuto y otras varias. ¡Eso son más de 20 países! ¿A que pensabais que era sólo Rusia?


Países que usan el alfabeto cirílico

Cuando me puse a aprender el idioma, tuve que memorizar el alfabeto: mayúsculas y minúsculas impresas, como las que se encuentran en los libros o en Internet, y también mayúsculas y minúsculas de la escritura manual, que son diferentes en muchos casos. Eso supone que tuve que aprenderme 4 grupos diferentes de letras!


Alfabeto cirílico. En cursiva está la versión manual

Otro detalle a tener en cuenta es que el orden de las letras difiere un poco del alfabeto latino. Por ejemplo, la A está en primer lugar, pero ponen la G antes que la D, la Z antes que la I, la F después de la U, etc. ¿Que el orden no importa? Bueno... ¡importa cuando vives pegada al diccionario! Para buscar una palabra en el diccionario, si no te sabes el orden de las letras te puedes pasar horas buscando letra por letra.

Por último, si os fijáis en la imagen veréis que algunas letras son iguales que en el alfabeto latino: podeis ver una A, E, M, H, O, C, P, T.. ¡Cuidado! Esto engaña, y mucho. ¿Por qué? Porque algunas no son lo que parecen. La A, E, M, O y T búlgaras sí que son iguales que las letras latinas, peeeeero algunas letras que creemos reconocer son en realidad otras distintas, que por pura casualidad se escriben igual que otras latinas. Diréis, "explícate ya!". Pues la H búlgara en realidad es una N, la C es una S, la P es una R... 

- Cuando memorizas letras que no tienen nada que ver con las latinas, el cerebro aprende facilmente: б = B. 

- Si las letras son iguales, no problem: M = M.

- Pero si tu cerebro ve una C, como la reconoce, a veces tarda un poco en darse cuenta que en realidad es una S. Y ahí ya se lía la cosa. 

He llegado a presentar exámenes, sobre todo en el primer curso que hice, redactados con una confusa mezcla de letras búlgaras y letras latinas.  Mi profesora debía partirse de risa conmigo, sobre todo porque los demás alumnos sabían ruso y no tenía problemas con el alfabeto cirílico. Yo era con diferencia la que más despacio leía, porque tenía que descifrar cada símbolo por separado, mientras los demás veían las palabras como un todo. Pensadlo, cuando leéis en castellano no vais leyendo letra por letra, sino palabra por palabra, ¿verdad?

No podéis imaginar mi alivio ahora que voy por la calle y puedo ir leyendo nombres de calles, de tiendas, anuncios, señales de tráfico... Es mucha información visual a la que normalmente no prestamos atención. Los primeros meses, no saber búlgaro me tenía en un estado de estrés constante, y no podía ir a clases porque tenía una recién nacida todo el día pegada.


Espero que os haya parecido interesante este resumen del alfabeto cirílico. No lo he hecho muy detallado porque imagino que la mayoría no tenéis interés en aprender el idioma, simplemente como curiosidad. Y si tenéis preguntas, no problem, dejadmelas en los comentarios y os responderé cuando pueda :)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...