Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 19 de junio de 2017

3 fantásticos inventos que (quizá) no sabías que son búlgaros

Todo país ha realizado alguna aportación bonita, útil o interesante al mundo, y Bulgaria no iba a ser menos. Es un país relativamente pequeño (111.000 km2 y 7,3 millones de habitantes) que muchos no pueden situar en el mapa.

Sin embargo de este rinconcito de Europa han salido unos inventazos que el mundo entero conoce y valora, algunos de los cuales los usamos a diario. Pero ¿sabemos que son búlgaros?


1. EL YOGUR BÚLGARO:

¿Qué puedo decir del mejor yogur del mundo? Ya le dediqué un artículo entero el año pasado, en el que contaba cómo se inventó, qué tiene de especial y qué usos y aplicaciones tiene.

Resumiendo mucho, en 1905 el bacteriólogo búlgaro Stamen Grigorov descubrió una bacteria probiótica a la que llamó lactobacillus bulgaricus: la bacteria que fermenta la leche y obra la magia.

En realidad los búlgaros ya llevaban 6.000 años preparando y consumiendo yogur, desde la época de las primeras tribus tracias. Lo que hizo Grigorov fue identificar y nombrar la bacteria. 



Yogur búlgaro


El yogur búlgaro es una gran fuente de calcio, refuerza el sistema inmunológico, alivia el ardor de estómago, sobre la piel es hidratante, nutritivo y desinfectante, y de hecho se utiliza en muchos productos cosméticos en forma de cremas o pastillas. Y además está delicioso, lo dice una que lo toma cada día.

En principio el lactobacillus bulgaricus sólo existe en Bulgaria, pero si os apetece probar el yogur búlgaro auténtico, podéis animaros a hacerlo casero con fermentos de yogur búlgaro. Se compran una vez y luego ya no hace falta comprar más, se puede usar una cucharada de yogur para multiplicarlo. 

Aquí os dejo 3 recetas con yogur búlgaro, por si queréis probar alguna. 



2. EL ALFABETO CIRÍLICO:

Pocos países pueden vanagloriarse de haber inventado un alfabeto. El alfabeto cirílico actual es el resultado de una adaptación que hizo San Clemente de Ohrid del alfabeto glagolítico creado por Cirilo y Metodio.

Cirilo y Metodio eran dos hermanos misioneros medio búlgaros, a los que se les encargó la "pequeña" misión de evangelizar los países eslavos. Para ello crearon el alfabeto glagolítico, con el que pudieron traducir la Biblia al antiguo eslavo y ponerse a evangelizar. Más tarde su discípulo San Clemente de Ohrid lo adaptó a lo que ahora se conoce como alfabeto cirílico.


Alfabeto cirílico búlgaro


Más de 20 idiomas utilizan el alfabeto cirílico en la actualidad: absajo, azerí, bielorruso, bosnio, búlgaro, checheno, mongol, kazako, komi, macedonio, moldavo, ruso, serbio, tártaro, tayiko, kirgiz, ucraniano, uzbeko y varios más.  Unos 250 millones de personas; se dice pronto, ¿eh?



3. EL ORDENADOR:

¿Quién no tiene un ordenador hoy en día?  El ordenador lo usamos a diario, en casa, en el trabajo, por placer, por necesidad... Ya dependemos de ellos para casi todo. 


John Atanasoff era un ingeniero electrónico de nacionalidad estadounidense, pero de origen búlgaro: su padre era de la ciudad de Yambol, al sureste de Bulgaria, y emigró a EEUU a finales del siglo XIX.

En los años 40 Atanasoff creó un aparato de computación electrónico que podía calcular complicadas ecuaciones algebraicas. Lo llamó ABC (Atanasoff-Berry Computer). Pesaba más de 320 kg y contenía 1,6 km. de cables. 


Ordenador Atanasoff-Berry
Réplica de 1997 del computador Atanasoff-Berry en la Iowa State University (Imagen: Manop - Wikipedia)


No me voy a alargar, pero hubo un enorme follón con la patente de la cual muchos querían sacar tajada. Resumiendo mucho, no se registró correctamente en la oficina de patentes y otras personas crearon un ordenador a partir del invento de Atanasoff. 

Tras un largo y costoso proceso judicial de seis años, los tribunales dictaminaron que el primer computador electrónico se basaba en el invento de John Atanasoff.

Hoy en día los ordenadores no son simples procesadores de texto, sino que hacen nuestra vida más fácil de mil maneras distintas, y el invento de John Atanasoff fue el padre de todos los que usamos hoy.

Este invento lo he dejado para el final porque creo que es el único sin el que no podríamos vivir. ¿Podéis imaginar un mundo sin ordenadores? 



***

El yogur se consume por todo el mundo, el alfabeto cirílico lo usan más de 250 millones de personas, y el ordenador, medio planeta. No está mal para un país tan pequeño como Bulgaria.

Es de bien nacido ser agradecido, y es justo que cada uno se lleve el mérito que le corresponde, así que gracias, Bulgaria, por el yogur, el alfabeto cirílico y el ordenador. Que sepa todo el mundo el origen de estos productos que muchos utilizamos a diario.

¿Sabíais que estos inventos son búlgaros?  

lunes, 12 de junio de 2017

Receta búlgara: berenjena con salsa de tomate

La berenjena con salsa de tomate (en búlgaro, patladzhán s domaten sos) es un plato búlgaro delicioso y que en mi opinión es muy "universal". A mi bulgarísimo marido le encanta, así que he aprendido a hacerlo en casa. 

Es un plato fácil de preparar, saciante, muy sabroso y a la vez sano. Y encima barato, ¿quién da más?

Patladzhan, berenjena con salsa de tomate, receta búlgara


Las berenjenas con salsa de tomate no tienen ningún misterio: son exactamente eso, berenjenas con salsa de tomate. Los ingredientes son fáciles de conseguir en cualquier parte.

Esta es mi receta, pero hay muchas variantes y admite modificaciones. ¿Que nos gusta con mucha cebolla? Pues ponemos más. ¿Queremos que salga más salsa? Doblamos las cantidades. ¿Preferimos otras especias? No hay problema.


Como en casa gusta mucho la salsa de tomate, yo hago el triple de cantidad y así tengo para unos espaguetis otro día y también para congelar.

Ingredientes: (para dos personas)

Dos berenjenas
1 kg. de tomate
1 cebolla
sal y aceite
orégano y perejil


Ingredientes patladzhán berenjena tomate


Elaboración:


1. Lavar y pelar las berenjenas. Si la piel es fina se puede dejar.


2. Cortarlas en rebanadas de 1 centímetro, a lo largo o a lo ancho.  


3. Ponerles sal y esperar una media hora (para que eliminen el sabor amargo).
 

4. Pintar con aceite y hornear  unos 20 minutos a 180ºC. Una alternativa más calórica es pasarlas por harina y freírlas en una sartén, y también se pueden asar en una parrilla. 


Berenjena al horno receta búlgara


Mientras se van haciendo las berenjenas se prepara la salsa de tomate:
 

5. Pelar y rallar la cebolla. Pochar a fuego lento en la sartén con un poco de aceite hasta que esté transparente. 
 

6. Lavar, pelar y rallar los tomates. Añadirlos a la sartén con la cebolla.  Aderezar con sal al gusto, un pellizco de azúcar y una cucharada de orégano.
 

7. Dejar cocer a fuego lento una media hora hasta que reduzca.


Salsa de tomate para patladzhán receta búlgara


Presentación:


Esto ya va a gustos, pero lo habitual es colocar las rodajas de berenjena en una fuente y simplemente cubrirlas con la salsa de tomate. Encima se pone un poco de perejil, y listo.


Patladzhán  berenjena tomate receta Bulgaria


Según nos apetezca, las berenjenas con tomate pueden ser un primer plato, o si ponemos más cantidad, directamente plato único. Esta última opción es recomendable por ejemplo para cenas, cuando hay hambre pero no apetece irse a dormir con una digestión pesada en curso. 

Dobar apetit! ¡Buen provecho!


lunes, 5 de junio de 2017

Viajar a Bulgaria: las 5 consultas más frecuentes que recibo (y SORTEO 4º aniversario)

Algunas de las consultas que más recibo al correo del blog están relacionadas con datos prácticos de viajar a Bulgaria. Unos piden información concreta, otros quieren que les organice el viaje entero.

Tengo mis limitaciones y obviamente vivir en Bulgaria no me convierte en experta, pero me da que pensar que a menudo la gente que me escribe me dice "ya he buscado en Google y no he encontrado nada".

Todo está en Google, aunque a menudo falta información sobre Bulgaria en español, y para quien no sabe inglés o búlgaro puede ser complicado encontrar lo que necesita. Por eso he recopilado aquí las consultas más frecuentes que recibo, junto con mis respuestas habituales:   


1. CAMBIAR DINERO:

La moneda nacional en Bulgaria es el lev, que tiene paridad con el euro y una equivalencia de 1 LEV = 0'50 €. Calcularlo es fácil, para saber cuánto vale algo en euros simplemente se divide entre 2.


Lev moneda Bulgaria

En España (y en general fuera de Bulgaria) es difícil conseguir levas, así que normalmente hay que cambiar dinero al llegar a Bulgaria.  


Yo suelo recomendar cambiar lo mínimo en el aeropuerto, porque sale más caro, y luego una vez en la ciudad cambiar más. Un taxi del aeropuerto al centro cuesta unos 5€, así que tampoco hace falta cambiar mucho al principio.
 

2. ¿CÓMO LLEGAR AL MONASTERIO DE RILA?

El famosísimo monasterio de Rila es el mayor monasterio ortodoxo de Bulgaria. Data del siglo X y es uno de los monumentos culturales, históricos y arquitectónicos más importantes del país. Me atrevería a decir que es la principal atracción turística de Bulgaria.


Es también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y la mayoría de turistas que llegan a Bulgaria desean ir a verlo (¡vale la pena!). El monasterio se encuentra en los montes de Rila, a unas 2 horas de Sofía.

Monasterio Rila Bulgaria


Mucha gente me pregunta cómo pueden llegar desde Sofía al monasterio de Rila, y si hay transporte público. No es complicado si se sabe cómo; esta es una opción fácil y económica:

Hay un autobús llamado Rila Express que sale cada mañana a las 10:20 h. desde Ovcha Kupel. Para  llegar ahí se puede coger el tranvía número 5, que para detrás del Palacio de Justicia, en el centro de Sofía. El billete de ida y vuelta con el Rila Express cuesta 11€.

El Rila Express llega al monasterio de Rila hacia las 13h. A la vuelta sale de Rila a las 15h y llega a Sofía a las 17:20h. Esto da dos horas para ver el monasterio, que en mi opinión es tiempo suficiente. Hay que ser puntual porque el autobús no espera a pasajeros distraídos.
 
De todos modos, si se perdiera el autobús (o si a uno le apetece quedarse más tiempo) el monasterio ofrece alojamiento, sencillo y sin lujos, pero barato (unos 5-8 € la noche). Cierran las puertas por la noche, eso sí. 


    ¡SORTEO!

    Y aquí hago un inciso para contar que este mes mi blog cumple 4 años, y para celebrarlo voy a sortear, en colaboración con la empresa Rila Express, ¡dos packs de dos viajes de ida y vuelta al monasterio de Rila!



    Premios: 2 viajes para 2 personas Sofía - Monasterio de Rila (ida y vuelta) en el Rila Express. Fechas a elegir. 

    Requisitos: lo pongo fácil, simplemente dejad un comentario en mi página de Facebook (en la publicación del sorteo, la primera que veréis), para que pueda contar la participación y avisaros si ganáis. Podéis contarme, por ejemplo, con quién iríais a Rila si os toca el viaje.

    Si os gusta lo que publico también podéis dar Me Gusta a la página (opcional).  

    Plazo: se puede participar desde hoy, 5 de junio, hasta el 19 de junio. El día 20 anunciaré los dos ganadores, y si no dan señales de vida en dos días sortearé los billetes de nuevo.    



    3. ¿CÓMO LLEGAR A PLOVDIV?

    Plovdiv es la segunda ciudad más grande de Bulgaria, una de las más bonitas del país, y su casco histórico de arquitectura renacentista es espectacular. A mi me gusta mucho, y aunque suelo ir en coche, no todos los turistas disponen de uno, y necesitan transporte público.


    Museo etnográfico de Plovdiv Bulgaria


    Esta ciudad se encuentra a una hora y media de Sofía, aproximadamente.Yo suelo recomendar dos opciones para ir a Plovdiv (desde Sofía):


    - Hay autobuses que salen cada hora hacia Plovdiv desde la estación central de autobuses de Sofía, en el Boulevard Maria Louiza nº 100. El billete de ida cuesta unos 7€ y se puede comprar online en la web de la estación.
    - Otra opción para ir a Plovdiv es el Rila Shuttle, un servicio lanzadera que recientemente ha incorporado Plovdiv a sus destinos. Un billete de ida y vuelta a Plovdiv cuesta 25€, a Plovdiv + Koprivshtitsa 45€, y Plovdiv + el monasterio de Bachkovo, 83€, aunque si van más de 3 personas cuesta sólo una tercera parte por cabeza. 

     

    4. TAXIS:

    Los taxis en Bulgaria no son caros, al menos para quien tenga un sueldo extranjero. Y de todos modos, tampoco estamos hablando de ir en taxi a trabajar cada día. Cuando estás de vacaciones en un país desconocido, pagar un taxi de forma puntual se puede considerar una pequeña inversión en comodidad y paz mental.


    Para que os hagáis una idea, de día un taxi del aeropuerto al centro de Sofía puede costar unos 5€. Si os piden cifras del tipo 20 € o no encienden el taxímetro, no os subáis, que a veces hay listos que intentan timar a los turistas (esto pasa en cualquier país). 
     
    Al coger un taxi desde el aeropuerto, en vez de jugarsela con taxis pirata es mejor pedir uno en el stand que hay antes de salir de la terminal, ahí te indican qué taxi te espera en la puerta. Así sabes que coges un taxi "legal". 


    Empresa taxi Bulgaria
    Imagen: sofia-guide.com

    Si se para un taxi en la calle yo suelo recomendar la empresa OK Supertrans. Hay otras, simplemente esta es la que uso yo y tiene buena reputación. Pero ojo, que hay algunas "imitadoras" con logos sospechosamente parecidos, la auténtica tiene dos puntos rojos en el logo (ver imagen). 


    Es útil también la aplicación para smartphone TaxiMe. Está en inglés y simplemente hay que seleccionar el punto de recogida y el destino, y te vienen a recoger. Esta opción aún no la he probado personalmente. 



    5. ALQUILAR COCHE:
     

    Una buena forma de moverse libremente por Bulgaria es alquilar un coche. Personalmente no lo he hecho nunca porque vivo aquí, pero os dejo el link a la web del aeropuerto en la sección de rent-a-car, en la que salen empresas, teléfonos y horarios. 

    En ambas terminales se puede alquilar coche a través de algunas de las empresas internacionales más conocidas, como Hertz, Avis, Europcar... y otras menos conocidas pero que pueden tener precios muy ventajosos. Oferta no falta, cada uno puede elegir lo que más le convenga. 

    Alquilar coche rent-a-car Bulgaria
     

    ¿Sirve aquí el carné de conducir español? Sí, en Bulgaria se puede utilizar durante una estancia temporal cualquier carné de conducir expedido por un país de la UE, por tanto el español sirve.

    La velocidad máxima permitida en Bulgaria (en autopista) es de 140 km/h. Eso sí, que esté permitido no significa que haya que ir a esa velocidad. Es bueno adaptarse a las circunstancias: no es lo mismo conducir un día soleado en la autopista despejada, que bajo una tromba de agua o con tráfico pesado. Sentido común ante todo, en Bulgaria y en cualquier parte.

    ***

    Estas son cinco de las consultas que más recibo, más adelante haré otro post con otras consultas habituales. 

    No recibo comisión de ninguna de las empresas que recomiendo y enlazo. Simplemente pretendo dar opciones a los viajeros que llegan a Bulgaria, porque este tipo de información no siempre es fácil de encontrar en español.

    Si queréis añadir algún detalle que falte, comentar vuestra experiencia o plantear alguna duda, podéis hacerlo abajo en los comentarios.

    ¡Y no olvidéis participar en el sorteo en Facebook si queréis un viaje inolvidable al monasterio de Rila!  :)  

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...