La survachka de Año Nuevo y el ritual del survakane

En Bulgaria existe una tradición de Año Nuevo preciosa: el survakane. Como llevo ya ocho años viviendo aquí, y además mis hijos son medio búlgaros, he aprendido cómo se lleva a cabo este curioso ritual con survachka casera para poder hacerlo con ellos cada año.


Puesto callejero venta survachkas Bulgaria


(No hay que confundir la survachka de Año Nuevo con el Festival de la Surva, que aunque el nombre se parece es algo completamente distinto).  




¿Qué es la survachka?

La survachka es un adorno festivo que consiste en una rama de cornejo decorada. Antes de Navidad, es tradicional que los niños las confeccionen en grupo, por ejemplo en el colegio o con amiguitos, en la llamada "sedianka" (sentada popular), que es solamente para mujeres. Ahí las madres o las abuelas les ayudan a preparar  a cada uno la suya.

En mi primera sedianka, como no tenía ni idea de qué iba la cosa, me limité a observar qué hacían las otras madres (y a coserlas a preguntas jeje), y así aprendí. 


Survachkas de Año Nuevo Bulgaria
No están mal para haberlas hecho los niños en la guardería, ¿no?



¿Cómo se hace una survachka?

Durante las semanas previas a Navidad se venden por la calle ramas de cornejo e incluso survachkas ya hechas, cuestan entre 5 y 10 levas (2'50-5 €), dependiendo del tamaño. Realmente decorar survachkas caseras no es muy complicado, sólo hay que ser creativo. 


La base es siempre igual: se atan las puntas de las ramas pequeñas a la principal para que formen semicírculos, y a partir de ahí se trata de decorarlas al gusto de cada uno.

Algunas decoraciones típicas de la survachka búlgara son, por ejemplo, ristras de palomitas, hilo o lana de colores, ciruelas pasas, galletas o rosquillas, cintas, etc. Primero se puede enrollar la lana alrededor de las ramitas, y luego ir colgando decoraciones como mejor nos parezca.


palomitas survachka Bulgaria
 

Este año en casa hemos usado también lacitos dorados y limpiapipas de colores, y ya tenemos nuestra survachka lista para el día 1 de enero.  

Es una manualidad fantástica que se puede hacer con niños de cualquier edad, adaptandola a las habilidades manuales de cada uno.   


Una vez terminada, la survachka se utiliza para decorar la casa todas las navidades, por ejemplo metida en un jarrón, hasta que llega Año Nuevo. Entonces es la herramienta principal del survakane.
 


El ritual del survakane: 

La mañana de Año Nuevo se utiliza por fin la survachka para el ritual del survakane: se reúne la familia (padres, hermanos, parientes cercanos), los niños cogen su survachka, sujetandola por la base, y entonces deben golpear con ella (suavemente) la espalda de cada adulto, a la vez que recitan un poema. A cambio, los mayores les dan dulces o un pequeño aguinaldo.

Este poema tiene muchas variantes, aunque mi hija siempre recita el que le enseñó su abuela:



poema survakane
El poema en búlgaro y en español (el búlgaro lo pongo con alfabeto latino para que todo el mundo lo pueda leer).


Con este poema se desea a los demás salud, prosperidad y felicidad. 

Desde que mi hija mayor hace la survachka de Año Nuevo aprovecho para hablarle del valor y la administración del dinero, porque como no recibe paga semanal, este es el único día al año que recauda pasta (y digo "recauda" porque se forra).


Es un ritual bonito, ¿verdad? A mi me gusta mucho porque es original, colorido y muy alegre, y se puede hacer con niños de todas las edades. Además, la survachka me recuerda vagamente a la palma española de Semana Santa. 

¿Vais a hacer una survachka de Año Nuevo? ¿Qué pensáis usar para decorarla? 

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La verdad es que sí, los niños se vuelven locos jaja!

      Eliminar
  2. Es precioso hacerlo con los niños, en casa lo hacemos desde que ellos pueden entenderlo y les encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja seguro! Ojalá pudieramos hacerlo también los adultos... XD

      Eliminar
  3. recuerdo haberlo leído antes, pero no recordaba el poema... yo también quiero golpear gente y recaudar dinero xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso tiene gracia que lo hagan los niños, molaría que lo podamos hacer los mayores pero quedaría raro... XD

      Eliminar

Los comentarios enriquecen este blog. ¿Quieres dejar tu opinión?

© Mamá en Bulgaria. Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.