"Tierra de Sombras", de Elizabeth Kostova (reseña)

Con lo desconocida que es todavía Bulgaria, siempre es bueno que se hable de este país. Y si encima lo hace una famosa escritora norteamericana en su nueva novela, ya es todo un logro. Esta novela se llama "Tierra de Sombras", y su autora, Elizabeth Kostova.

Tierra de Sombras Elizabeth Kostova Bulgaria


Conocí la obra de Elizabeth Kostova hace unos meses. Me llamó la atención su apellido, claramente búlgaro, y descubrí que está casada con un científico búlgaro y lleva su apellido. Esta es una costumbre que a los hispanohablantes nos resulta extraña, pero muy extendida tanto en Bulgaria como en EEUU.

Kostova se dio a conocer en 2005 con su primera novela, “La Historiadora”, que subió de forma fulgurante al primer puesto de la lista de best-sellers literarios del New York Times. Se ha traducido a 44 idiomas y ha vendido 5 millones de ejemplares.

En 2007 creó la Fundación Elizabeth Kostova, que fomenta y apoya la literatura búlgara.

Las novelas de Elizabeth Kostova


A continuación publicó “El rapto del cisne” (2010) y recientemente ha visto la luz su última novela, “Tierra de Sombras”, que está ambientada en la Bulgaria de la época socialista. Y esta es, obviamente, en la que me voy a centrar.

No suelo escribir reseñas porque, aunque me encanta leer, me cuesta mucho hablar de un libro sin hacer spoilers del argumento. Esta vez he hecho una excepción porque me ha gustado tanto que necesitaba compartirlo.

Título: Tierra de Sombras
Editorial: Umbriel
Páginas: 504
Traducción al español: Victoria Horrillo


EL ARGUMENTO:

Alexandra Boyd, una chica estadounidense, llega a Bulgaria para trabajar como profesora de inglés. Lleva consigo sus propias sombras, que se van desvelando en los primeros capítulos.

aeropuerto


Antes de poder llegar siquiera a su hotel tiene un extraño encuentro con una familia búlgara, y al ayudarles a cargar maletas en el coche se queda por error con una bolsa. Al abrirla descubre que contiene una urna con cenizas humanas, y la única pista es un nombre: Stoyan Lazarov.

A partir de ahí, su intento de devolver la urna a la familia la lleva a un caótico viaje por toda Bulgaria en compañía de un misterioso taxista búlgaro que no es lo que aparenta a primera vista.

Alexandra se da cuenta de que la urna no es importante solo para la familia, porque empiezan a pasar “cosas”: persecuciones, amenazas, disparos e incluso asesinatos.

La narración va alternando con agilidad dos líneas temporales: la de Alexandra, en 2008, y la de Stoyán Lazarov, el hombre cuyas cenizas contiene la urna, que transcurre entre los años 40 y las décadas siguientes.

Esa fue la época del régimen comunista en Bulgaria, unos años muy duros para los búlgaros en los que, además, decenas de miles de ellos vieron demasiado de cerca los horrores de los campos de concentración. Cualquier ciudadano podía acabar en uno de los cientos de campos del país por cualquier nimiedad, si el régimen así lo decidía.

Campo de concentración


De todos modos, aunque esos campos del horror son elementales para la trama, no temáis que la autora se pase medio libro describiendo torturas y horrores espeluznantes; apenas da unas pinceladas que bastan para que cualquiera se haga una idea clara (y se le encoja el alma). Para que os hagáis una idea de las condiciones del lugar, Stoyán llama a sus compañeros del campo "esqueletos".

Esta parte está acertadamente mezclada con la trama de Alexandra, como pequeñas bocanadas de aire que son más que bienvenidas.


LOS PROTAGONISTAS:

> Alexandra: una extranjera cualquiera que llega a Bulgaria. Yo me identifiqué mucho con la ilusión con la que va conociendo y apreciando Bulgaria, hasta los pequeños detalles. Además, Alexandra llega a Bulgaria en 2008, el mismo año en que llegué yo. Es un personaje un pelín soso, tal vez, pero eso es debido simplemente a que es una persona “normal”.

> Bobby: taxista en Sofía. No hay forma de evitar querer a este personaje, a pesar de que tiene sus secretos y sus propias sombras. ¡Poco puedo decir de él sin hacer spoilers!

En realidad se llama Asparuh, un nombre muy búlgaro pero difícil de pronunciar para una estadounidense.

> Stoyán Lazarov: un violinista que regresa a Bulgaria desde Viena junto cuando empieza el régimen comunista. La suya es una historia realmente conmovedora que pudo haber sucedido perfectamente. Muchísimos búlgaros pasaron por cosas parecidas, y de hecho la autora se inspiró en ello para desarrollar la historia de Stoyán.

violinista


Las sombras que arrastra consigo Stoyán son uno de los pilares de la trama, pero hasta bien avanzado el libro no se ve su magnitud.

> Stoycho: un perro callejero que acompaña a Alexandra y Bobby en sus aventuras por Bulgaria, y que aunque no lo parece tiene un papel importante en la historia.

> El villano: el ministro de Obras Públicas, una de las mayores intrigas de la novela, que hasta el final no se sabe si es un poco malo, muy malo o directamente la encarnación de Satanás.

Al ser el villano un importante político, Elizabeth Kostova ha tenido la precaución de ponerle un nombre poco habitual, imagino que para que nadie pueda decir que se refiere a alguien en concreto. Lo que hace con este personaje es denunciar la corrupción que había y que sigue habiendo en los niveles más altos del ámbito político de Bulgaria.


¿ES BULGARIA UNA "TIERRA DE SOMBRAS"?

  
Las sombras que dan título al libro son de índole variada. Cada personaje lleva consigo las suyas propias, pero las de Bulgaria también tienen su peso.  

Hay que entender lo básico de la Historia del país para entender sus sombras: Bulgaria pasó 500 años bajo el dominio del imperio otomano, hasta 1878. Tras la Liberación le cayeron encima de golpe, todas seguidas, las Guerras Balcánicas (1912 – 1913), la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918) y la Segunda Guerra Mundial (1939 – 1945), y cuando el país apenas empezaba a levantar cabeza, ¡zas!, casi medio siglo de régimen comunista (1946 – 1989).

Tantas guerras seguidas, décadas tras el Telón de Acero y una larga dictadura, con la miseria, la muerte y la destrucción que conllevan, han impedido al país desarrollarse y han dejado una huella profunda en los búlgaros. Esas son algunas de las mayores sombras de Bulgaria.

Campos de concentración en Bulgaria comunismo
Campos de trabajos forzados en Bulgaria entre 1944 y 1989


Da miedo ver lo que las personas se pueden llegar a hacer unas a otras, pero también da esperanza la fortaleza y el coraje que pueden demostrar algunas.


LO QUE MÁS ME HA GUSTADO DE "TIERRA DE SOMBRAS":

La autora conoce y ama Bulgaria. Esto queda clarísimo desde la primera página. Desde el principio describe Bulgaria, a través de Alexandra, desde el punto de vista de una extranjera que la visita por primera vez: las aceras rotas, los timos a los turistas, la corrupción, pero también la buena comida, curiosidades como el asentir y negar al revés que el resto del mundo, la naturaleza exuberante, los lugares bonitos, la amabilidad de la gente...

Bulgaria


Para ello se basa en su propio primer contacto con Bulgaria, allá por 1989 (año de la caída del comunismo), y en los sucesivos.

Kostova incluye en la historia tanto grandes ciudades como pueblos remotos, habla de tradiciones y costumbres búlgaras, describe la gastronomía, fechas señaladas, leyendas… Se nota que conoce a fondo el país y que se ha documentado a fondo para bordar los detalles.

El libro refleja también los complejos e intensos sentimientos de los búlgaros por su país: “Si creces aquí sabes que este es el país más bello del mundo, aunque a veces odies algunas de sus cosas. Mi país ha progresado mucho en poco tiempo (…) Creo que tenemos algo especial que ofrecerle al mundo”, dice Bobby.

No sé si os ha pasado alguna vez, pero yo, cuando leo un libro que me gusta mucho y que está bien escrito, ME METO dentro. Casi puedo oír a la gente, oler la comida y ver los lugares que se describen, como en una película.

Esto me pasó con Tierra de Sombras y por eso lo disfruté tanto. He sufrido con Stoyán, he recorrido Bulgaria de punta a punta con Bobby y Alexandra, me he sentado al lado de las ancianas para escuchar sus relatos, he podido oír el violín.

"Zemia na senki", Elizabeth Kostova Bulgaria
Elizabeth Kostova presentó recientemente la edición en búlgaro de "Tierra de Sombras"



TIERRA DE SOMBRAS: LA PELÍCULA


Estaría genial que se haga una película basada en este libro. De aquí podría salir un guión fantástico, y hay suficiente drama, intriga y misterio para que la historia funcione en la gran pantalla.

Como Alexandra yo propondría a alguna actriz desconocida y de aspecto corriente con la que cualquiera se pueda identificar, y habría que buscar a algún actor búlgaro treintañero para interpretar a Bobby, como por ejemplo Stanislav Yanevski (Víctor Krum en Harry Potter). Si es capaz de sonreír, claro.

¿Y Stoyán Lazarov? ¿Hay en Bulgaria algún actor veterano y respetado, tipo Anthony Hopkins, que pueda interpretar a un músico brillante y atormentado?

La banda sonora ya estaría casi lista, porque hay mucha música en este libro. ¿A qué esperas, Spielberg?

***

Si os apetece leer “Tierra de Sombras”, lo podéis encontrar en las principales librerías en España y Latinoamérica (Colombia, Argentina, Uruguay, Chile, Perú y Mexico) y también en Amazon (20,90 € tapa blanda, 5,69 € versión Kindle).

Yo me compré el formato Kindle en castellano para mí, y les voy a regalar un ejemplar en búlgaro a mis suegros, que vivieron el régimen comunista de Bulgaria en persona. Además, mi suegra toca el violín y le gustará que el protagonista sea violinista.

Si leéis "Tierra de Sombras", me encantaría saber vuestra opinión.

12 comentarios:

  1. ¡Pues me la voy a apuntar! Yo leí La historiadora hace años y me encantó. Hace pocos días he conseguido retomar la lectura a la hora de dormir, e igual me lanzo y voy cogiendo mi ritmo anterior a mi época de madre.

    ResponderEliminar
  2. Bulgaria con el comunismo a sido 9 millones era un país tecnológico altamente industrializado. No había paro y la gente vivía feliz. Era en puesto número 27 de desarrollo humano en lista de la onu.. Ahora con la dictadura capitalista salvaje ni estamos ni en la lista. . Saludos buena página ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todos vivían felices... Mis suegros y muchos otros sobrevivían como podían, y los que fueron a los campos de trabajo no creo que disfrutaran la experiencia.

      Eliminar
  3. Me ha encantado hoy el tema, descargué ya el libro para leerlo, el próximo mes estaré en Bulgaria desde el 6 hasta el 12, estoy muy ilusionada por poder conocerlo

    ResponderEliminar
  4. Hola Marta. Primero que nada debo felicitarte por este maravilloso blog. En segundo lugar "culparte" por meterme "el gusanillo en el cuerpo" que me ha movido a organizar mis vacaciones a Bulgaria el próximo mes. En tercer lugar, por la recomendación de este libro, que se me antoja de lectura "obligatoria" :) y que acabo de anotar en mi agenda para hacerme con un ejemplar lo antes posible. Dicho todo esto, espero y deseo, que siendo la "culpable" de mi futuro desplazamiento, pueda realizarte alguna que otra consultilla que me pudiera surgir, aunque ya voy bien "empapada" de casi todo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Carmen, espero que te gusten tanto el libro como Bulgaria. Escribeme si necesitas saber cualquier cosa.

      Eliminar
  5. Hola! Me encanta tu blog. Actualmente y yo vivo en Bulgaria, pero me gustaría leer la novela en castellano. Mi pregunta es si sabes de donde puedo comprar el libro en español estando en Bulgaria. Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Dudo que en Bulgaria se venda en español, pero en el link que he puesto de Amazon verás que está también en versión electrónica, así que podrías adquirirlo ahí, que es lo que hice yo.
      Espero que te guste tanto como a mi!

      Eliminar
  6. Hola. Te leo hace tiempo y me encanta tu blog. Muchas de las cosas que cuentas me recuerdan a Rumanía, el país de mi cuñado, en el que pasé unas cortas vacaciones y del que me enamoré.
    Siguiendo tu recomendación, pedí el libro como regalo y acabo de terminarlo. A mí también me ha gustado mucho, pensaba en tu blog constantemente, ya que habla de comidas, lugares y personajes que has mencionado tú.
    Así que gracias por la recomendación y por tu estupendo blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Claro, es el país vecino, hay cosas parecidas. Por ejemplo, me sorprendió descubrir que también tienen martenitsas!
      Me alegra que te haya gustado el libro, gracias por decirmelo. :)

      Eliminar

Vuestros comentarios enriquecen este blog. ¿Quieres dejar tu opinión?

© Mamá en Bulgaria. Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.