Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 23 de febrero de 2015

¡Los búlgaros comen princesas! (Receta paso a paso)

La primera semana que pasé en Bulgaria, hace diez años, mis suegros me preguntaron con toda naturalidad si me apetecía desayunar princesas. Como en esa época aún nos comunicabamos en inglés, pensé que no había oído bien. Pero realmente esa palabra no se puede entender mal. En inglés: princess; en búlgaro: printzesa. Me explicaron que comer princesas es muy típico búlgaro y eso aumentó mi confusión.


Los búlgaros comen princesas
Los búlgaros desayunan princesas: interpretación gráfica

Cuando ya empezaba a imaginarme a La Bella Durmiente cortada a rebanadas sobre la mesa de la cocina, mi cerebro medio adormilado empezó a razonar que los búlgaros son muy civilizados y podría jurar que el canibalismo está penado por alguna ley. Además, en toda Europa no habría más que un puñado de princesas disponibles y alguna estaría un poco correosa. ¿Y las princesas Disney? Tampoco; con lo delgadurrias que están todas de ahí poca chicha se podría sacar.

Como habréis imaginado, efectivamente los búlgaros no comen personas. Las "princesas" son un desayuno muy popular en Bulgaria, a base de pan, huevo, queso y carne picada (opcional). En días laborables, cuando madrugamos, quizá el estómago no está para comida tan pesada, pero para un fin de semana van genial, o incluso como cena rápida y sencilla.

Os cuento cómo se preparan las princesas paso a paso, por si queréis probar:

Receta de princesas (Bulgaria)  Ingredientes: (para 4 personas)   - 8 rebanadas de pan  - 200 gr de carne picada  - 1 huevo  - 100 gr de queso rallado  (amarillo o sírene búlgaro).  - sal y pimienta.


1. Batir bien el huevo y añadir el queso (y la carne picada, opcional).

2. Remover la mezcla y salpimentar al gusto.

3. Con cuidado se reparte la mezcla en cada rebanada y se extiende hasta cubrir todo el pan.

4. Hornear 15 minutos a 200ºC, pero hay que poner el pan arriba, en la parte superior del horno, para que se dore el queso.

Princesas desayuno búlgaro


Esta es mi receta habitual, pero admite muchas variantes según los gustos de cada uno o los ingredientes que haya en la nevera. Por ejemplo, en vez de carne picada se puede poner algún embutido; en este caso habría que mezclar todos los ingredientes antes de colocarlos sobre el pan, para que no se desparrame el huevo. Y aunque aún no lo he probado, quien no coma carne podría meter alguna verdura en su lugar. 

Princesas desayuno búlgaro


Las princesas son un desayuno delicioso y muy nutritivo, además como he dicho, como son fáciles y rápidas de hacer también pueden sacarnos de algún apuro para la cena, (con una ensalada, por ejemplo). También son una buena alternativa al bocadillo de media mañana.

¿Qué os parece este desayuno búlgaro? ¿Os animáis a comer princesas? ;)     

lunes, 16 de febrero de 2015

Cómo se celebra el día de San Valentín en Bulgaria

Como seguramente sepáis, San Valentín fue un sacerdote cristiano que vivió en la época del emperador Claudio II. Como el emperador prohibió la celebración de matrimonios, Valentín se dedicó a casar parejas en secreto, hasta que fue descubierto y ejecutado. 

San Valentín en Bulgaria

En Bulgaria en los últimos años se ha adoptado esta fiesta, igual que otras festividades de países occidentales como Halloween. Esto no lo voy  a contar porque ya lo sabéis: flores, bombones, corazones everywhere (¿se nota que no me gusta demasiado esta fiesta?).



San Trifon Zarezan: 

Tradicionalmente, el 14 de febrero en Bulgaria se celebra desde hace siglos San Trifon Zarezan, o Trifonov Den (el día de Trifon). Trifon es un nombre muy típico búlgaro. 

San Trifon Zarezan es el santo patrón de los viticultores, y aquí cabe remarcar que el vino búlgaro es estupendo y tiene una fama equivalente al español por estos lares. El día de San Trifon los búlgaros festejan el vino, y las cosechas en general. Las celebraciones son ritos de fertilidad enfocados  a festejar tanto la abundancia de cosechas como la fertilidad de las personas.


Trifon Zarezan Bulgaria

En los pueblos, los aldeanos se visten con trajes tradicionales y llevan a los viñedos pan casero, vino y pollo. Una  vez ahí, se rocían las viñas con el vino, aunque otra opción es hacerlo con agua bendita y beberse el vino. 

El sacerdote hace una poda simbólica (la de verdad se hace más tarde, en primavera), y se elige un "Rey del viñedo" entre los viticultores, título que el afortunado ostentará todo el año. Se espera que las buenas cualidades del "rey" se transmitan al viñedo para que la cosecha sea buena.


La zadushnitsa

Por otro lado, el 14 de febrero también se celebra otra importante fiesta ortodoxa en Bulgaria: la Zadushnitsa, un día para recordar las almas de los difuntos

(Edito: en 2015, cuando escribí este artículo, coincidió la zadushnitsa con el 14 de febrero, pero la fecha varía según el año).

Se parece bastante al Día de Difuntos en España: también se visita el cementerio y ahí se dejan flores y se encienden velas en las tumbas de los seres queridos, y se rezan oraciones por sus almas. Una diferencia es que en la zadushnitsa los búlgaros rocían un poco de vino en las tumbas y se hacen ofrendas de trigo en la iglesia.
 

zadushnitsa san valentín Bulgaria

En Bulgaria se celebran varias zadushnitsas al año, esta es sólo una de ellas. 

Como veis, entre corazones, vino y difuntos, los búlgaros realmente aprovechan a fondo el día de San Valentín, mezclando con mucho arte las tradiciones con las costumbres modernas.


Y vosotros, ¿Cómo celebráis el 14 de febrero? ¿Hay alguna costumbre especial donde vivís?

martes, 10 de febrero de 2015

Vivir expatriada: cuestión de actitud

A menudo la gente que me conoce se interesa por mi nivel de integración en Bulgaria, en cómo lo llevo, si me he adaptado.. Y normalmente se llevan la impresión de que sí, que estoy muy bien adaptada y que soy feliz aquí. Otras veces quienes leen el blog se sorprenden de que no cuente nada malo y que todo me guste de Bulgaria. Así que hoy voy a hablar de un factor que ha sido clave para mi en el proceso de adaptación a la vida de expatriada: el positivismo artificial (término acuñado por mi). 



Yo soy una persona un poco negativa. Nací así, qué le vamos a hacer. Es lo que me sale. Pero hace años ya me di cuenta de que el negativismo no sirve para nada, sólo para lastrarte en todos los proyectos que decides emprender. Intentas avanzar, y no hay manera, ahí están los pensamientos negativos reteniéndote como una cadena. 

Y aquí es donde ayuda el positivismo artificial, que consiste simplemente en que si no eres positivo por naturaleza, lo fuerzas un poco

Cuando abrí el blog pasaba una mala época y la idea era utilizarlo para desahogarme, pero alguien que sólo se queja es lo que hoy en día se llama una persona tóxica, y nadie quiere gente así cerca. Las personas tóxicas absorben la energía de quienes les rodean y les transmiten su negatividad. Porque como sabéis, los estados de ánimo son muy contagiosos, tanto los buenos como los malos.

Así que decidí que no iba a convertirme en una persona tóxica, en una amargada, en una quejica. Obviamente la vida de expatriada puede ser dura, sobre todo para alguien como yo que apenas había salido de mi zona de confort. 

Cuando llegué a Bulgaria al principio lo pasé realmente mal. No hablaba el idioma, hacía un frío espantoso, no conocía a nadie y tenía un bebé de meses en brazos que reclamaba atención constante. El primer año fue durillo, no puedo negarlo. 

Actitud ante los problemas


Pero cuando te ves en una situación así, puedes hacer dos cosas. Puedes hundirte en la miseria y en la autocompasión, oh, pobre de mi, cuanto sufro y qué he hecho para merecer esto, blablabla... La otra opción es coger el toro por los cuernos. En vez de lamentarte por los problemas, poner lo que puedas de tu parte. Porque en la vida hay dos tipos de problemas o inconvenientes: los que tienen solución y los que no

1. Problemas solucionables: hay que poner todos los medios a tu alcance para cambiarlos. Como no sabía búlgaro, fui a clases. Me equipé como pude para los largos inviernos de Bulgaria. Intenté conocer búlgaros, y para eso me fue muy bien no intentar encontrar españoles en Sofía. Parece absurdo, pero si hubiera tenido amistades hispanohablantes aquí, no habría tenido que esforzarme tanto en hablar búlgaro y seguramente lo habría aprendido más despacio.

2. Problemas sin solución:  Como no se pueden cambiar, es mejor adaptarse a ellos con optimismo. Bulgaria también es como es, y no va a cambiar porque haya llegado yo. Pues si Mahoma no va a la montaña, que mueva el culo la montaña para ir a Mahoma. No me voy a quejar porque aquí la comida sea rara; cuando puedo me traigo cositas de España, pero lo que más ayuda es esforzarme en conocer y apreciar la gastronomía búlgara, ¡hay cosas muy ricas! No me voy a quejar porque las costumbres búlgaras sean raras; me parece más productivo aprender sobre ellas para llegar a disfrutarlas.

Por eso no menciono las cosas malas, porque no quiero centrarme en ellas, quiero pensar en positivo. Esto no significa que no me queje nunca; a veces viene bien desahogarse un poco, pero es mejor poner límites. Por ejemplo, paso frío seis meses al año pero intento no quejarme por ello más de una vez por semana (aclaro que no siempre lo consigo). 

En resumen, creo que la vida es muy corta y no me da la gana de sufrir y pasarlo mal sólo porque la naturaleza me ha hecho negativa. Prefiero disfrutarla aunque para eso tenga que inventarme un término que no aparece en la RAE, pero que puede marcar la diferencia entre ser feliz o infeliz. El positivismo artificial es más que dos palabras, es un concepto, una actitud, una filosofía de vida.  


La actitud con la que te tomas la vida puede marcar la diferencia entre ser feliz o no. Podemos elegir.

¿Sois personas positivas o negativas? ¿Cómo reaccionáis ante los problemas cotidianos?

lunes, 2 de febrero de 2015

Mi experiencia con la Boba Air ¡y sorteo! (cerrado)

Cuando nació mi hija mayor me regalaron un portabebés que resultó ser una mochila colgona, tan incómoda que la usé dos veces y a la caja de nuevo. Pero más adelante, cuando nació el pequeño, descubrí el porteo ergonómico y se me abrió un mundo. Me compré una Boba Air, la mochila portabebés más ligera.

En vez de estar acolchada como las demás, la Boba Air está hecha de nylon y no tiene relleno, con lo cual abulta poquísimo. Cuando no la uso, simplemente la pliego sobre sí misma, y el bolsillo que tiene en el panel se convierte en una funda con cremallera para guardarla. Y como aguanta hasta 20 kg aún la podremos usar mucho tiempo.


¿Por qué adoro mi mochila?

Entre que las destartaladas aceras de Sofía son una pesadilla para los cochecitos, y que mi ascensor de la época comunista se estropea cada dos por tres, cuando salgo a la calle con los niños no tengo más que meter al niño en la mochila, darle la mano a la mayor, y aún me queda una mano libre. Para hacer recados por el barrio es ideal, aunque la gente nos mira bastante porque en Bulgaria apenas se usan portabebés, y los que veo suelen ser colgonas. También uso el cochecito, claro, pero para bajar un momento a tirar la basura o a por el pan me resulta mucho más práctica la Boba.

No doy la cara pero doy el pecho ;)

Como seguimos con lactancia materna, para mí fue un descubrimiento fantástico poder amamantar al niño en la mochila. Sólo hay que soltar un poco las correas para que su cabecita quede a la altura del pecho, y lo mejor es que no se ve nada de nada! La de veces que lo he hecho mientras hablaba con otras personas y ni se han enterado, porque la propia cabeza del niño y la correa lateral ya tapan. 

Incluso el año pasado, cuando vino el Trono de Hierro de Juego de Tronos a Sofía y llegó mi turno de sentarme, le estuve dando el pecho al niño mientras me hacían la foto delante de los cientos de personas que hacían cola, y nadie se dio cuenta. La primera vez que lo intenté me costó porque no sabía muy bien cómo hacerlo, pero una vez le pillas el truco es facilísimo. ¡Se puede hacer incluso caminando!

En los viajes a España mi queridísima Boba ha sido mi salvación, sin duda. Desde que la tengo ya no nececesito llevar el cochecito en el avión, con la mochila me basta, y un trasto que me ahorro. Viendo cómo tratan los cochecitos en las aerolíneas la verdad es que es un alivio. Poder llevar al niño cómodamente sentadito en la mochila dejandome las manos libres me es de gran ayuda para no desear cortarme las venas y jurar no volver a viajar en avión nunca más. Y como se pone y se quita tan fácilmente, al llegar al control de seguridad le doy el niño a mi marido, paso por el arco, me devuelve al niño y arriba de nuevo.

Lo que sí es cierto es que al ser de nylon cuando la usamos en pleno verano a 35ºC acabamos los dos un poco cocidos, y obviamente como no está acolchada no es para usarla muchas horas seguidas. Pero cada madre tiene sus necesidades mochileras, y en mi caso, para trayectos cortos y para poder llevarla siempre en el bolso, es la mochila perfecta.

Ahora que el niño tiene dos años, mi asignatura pendiente es el porteo a la espalda; he practicado un poco en casa y no parece muy complicado, sólo estoy esperando que pase el invierno para poder hacerlo sin el abrigo extra grueso.


¿Se os han puesto los dientes largos? Pues atención, ¡vamos a sortear una Boba Air gracias a Mochilas-Portabebes.es(ahora Kangarunga)


 



¿Cómo participar?

1. Seguir a Mochilas Portabebés (Kangarunga) en Facebook:



2. Seguir a Mamá en Bulgaria en Facebook:



3. Dejar un comentario al final de este post, diciendo de qué color os gustaría ganar la Boba Air, de los cuatro que hay. Podéis verlos en la web. (Por favor, que no sea Anónimo, que entonces no puedo comprobar si cumplís los requisitos. Podéis poner el mismo nombre que en el formulario).


4. Rellenar este formulario con el nombre (no hace falta que sea el real) y un e-mail de contacto (para avisaros si ganáis). De este modo vuestros datos sólo los veré yo. 

 


Compartir el sorteo en Facebook o en Twitter no es obligatorio, pero se agradecerá :)
 
Se puede participar desde todo el mundo, pero el envío será gratuito sólo para España y Portugal Peninsular. 

Plazo: tenéis hasta el domingo 8 de febrero a las 22h (hora española) para participar. 

Ganador: lo elegiré a través de Sortea2 y lo comunicaré el lunes 9 de febrero en este mismo post y en las redes sociales.   

¡Mucha suerte! :)

*******

Editado (9-02-15): Ya tenemos ganador de la Boba Air! Felicidades, me pondré en contacto contigo para el envío del premio. ¡Muchas gracias a todos por participar!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...