Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 13 de junio de 2016

Cómo conocí a Simeón de Bulgaria

Hace unas semanas tuve ocasión de conocer a alguien a quien llevaba años deseando entrevistar, aunque nunca pensé que algún día podría hacerlo. Alguien que tiene que ver tanto con España como con Bulgaria. Y os lo voy a contar porque también tiene mucho que ver con el tema de este blog y ya he escrito antes sobre él.

Se trata de Simeón de Bulgaria, también conocido como Simeón II o Simeón de Sajonia-Coburgo-Gotha: el último rey de este país.

Simeón de Bulgaria o Simeón de Sajonia-Coburgo-Gotha

Os preguntaréis por qué digo "rey" Simeón, si Bulgaria es una República. En realidad Simeón II nunca ha abdicado, y aunque nunca haya ejercido como rey, sigue teniendo el tratamiento de Su Majestad


De todos modos él mismo me dijo que ahora que Bulgaria es una República, él la apoya por completo, de hecho ha sido incluso Primer Ministro. Un caso realmente excepcional.

Si os interesa saber más sobre su persona, podéis leer mi post del año pasado "Simeón de Bulgaria, el rey que nunca reinó", en el que resumo quién es, qué tiene que ver con España, y por qué es tan relevante. Una vida singular, sin duda, con una infancia realmente accidentada y un destino curioso.

Volviendo a mi entrevista con él, no vayáis a pensar que me codeo con la realeza. Fue todo un cúmulo de casualidades y amabilidad de terceros. Todo empezó un día que me habían pedido que entrevistara al Embajador español en una exposición, y por suerte le intercepté cuando aún había poca gente y me concedió la entrevista.

Al terminar se me ocurrió preguntarle si podría ayudarme a hablar con Simeón, porque sé que se conocen. Ahí, improvisando. Y resulta que me dijo que sí. Me puso en contacto con el personal de la Embajada, y antes de darme cuenta tenía al teléfono a la secretaria de Su Majestad, citandome en Vrana al cabo de dos días.

Tardé unos segundos en darme cuenta que Vrana es ¡el Palacio de Vrana! Un pequeño palacio a las afueras de Sofía, residencia habitual de la familia real desde hace más de un siglo.


Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria
Vista lateral del Palacio de Vrana

Entendedme, sé que los títulos y los palacios no hacen a unas personas mejores que otras, pero ¿cómo os sentiríais entrevistando a un rey en su palacio? Además la figura del rey Simeón y su labor siempre me han parecido muy interesantes. Si recordáis, cuando el año pasado escribí sobre él en el blog, dije que me encantaría conocerle pero que no pensaba que fuera posible nunca.

A medida que el coche se adentraba en el camino principal de los jardines de Vrana me iba maravillando más y más. Son unos jardines espléndidos,  con mucho verde y pequeños caminos que serpentean entre árboles altísimos. La mayor parte de los terrenos de Vrana son zona pública y se puede ir los fines de semana.


Jardines de Vrana, Sofía, Bulgaria


Lo que más me gustó de los jardines de Vrana es que a pesar de estar muy bien cuidados, tienen un punto asalvajado maravilloso. No me gustan los jardines en los que todo está podado al milímetro, prefiero ver unas ramas más largas que otras, hojas por el suelo...

Costó un poco encontrar el palacio entre tanto verde, pero al final llegamos. No parece un palacio como los de los cuentos Disney; se trata de una construcción de aspecto vetusto, elegante pero nada ostentosa en comparación con otras residencias reales europeas.


El Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria


Vrana pertenecía originalmente a un ciudadano búlgaro adinerado hasta que en 1899 el príncipe Fernando (abuelo de Simeón II) lo adquirió para su familia. La villa de dos plantas es una mezcla de arquitectura austríaca y búlgara (estilo barroco de Plovdiv mezclado con elementos decorativos vieneses). La familia vive en un ala del palacio y el resto es un museo público. 

Palacio de Vrana, Sofía, Bulgaria


En la entrada me esperaba el secretario de Su Majestad, que estuvo dandome conversación hasta que salieron unos diplomáticos chinos con los que estaba reunido Simeón. Intercambiamos tarjetas de visita, y va y me dice ¡Este dibujo lo conozco de Facebook! Se refería al dibujo de la cabecera del blog. Cómo no, había estudiado español. Si es que el dominio que tienen los búlgaros de los idiomas...

Al cabo de un rato me hizo entrar y POR FIN conocí a Simeón de Bulgaria. Por si os lo estáis preguntando, el tratamiento es Su Majestad o Señor, y después de estrecharme la mano me hizo pasar a un salón pequeño. Paredes de caoba, pequeños sofás, alfombras tupidas, fotos familiares... Muy acogedor. Pero las paredes de madera, aunque imagino que ayudan a mantener el calor en invierno, crean un ambiente bastante oscuro.

Al principio estaba nerviosa, pero tiene unos ojos azules muy cálidos y una forma de ser realmente agradable, de modo que en seguida me sentí mejor. Eso sí, estoy casi segura de que cuando hace falta puede ser muy autoritario.

Me habían dado a elegir entre español y búlgaro para entrevistarle. Él habla con fluidez varios idiomas y empezamos hablando en búlgaro, pero luego pasamos al castellano porque sinceramente, mi búlgaro no es ni de lejos tan bueno como su español. Pensad que ha vivido 50 años en España.


Nos sentamos y primero vino alguien a traernos bebidas. Luego me ofreció bombones, pero no cogí ninguno porque sólo me habría faltado hablar con la boca llena. 

Me dijo que vive en Bulgaria desde el año 2000 y que viaja a España un par de veces al año, pero que es complicado reunir a toda la familia. Sus hijos están repartidos por varios países y además añadió con orgullo que sus nietos muy estudiosos (para saber más sobre su familia, os remito de nuevo a mi artículo del año pasado). 


Como casi cualquier persona que vive lejos de su familia hoy en día, yo incluida, habla con ellos por Whatsapp. ¡Vivan las tecnologías modernas!

Al final me habló de su autobiografía, titulada Un Destino Singular (ediciones Nobel). Ya se publicó en Francia, Bulgaria y otros países, y este mes de junio se ha publicado en España también. Será interesante leerla, además no está en orden cronológico sino que empieza con su nombramiento como Primer Ministro en 2001. 

(Editado 05/10/16: la editorial tuvo el detalle de mandarme el libro a Bulgaria, podéis leer la reseña AQUÍ). 
 
Simeón de Bulgaria autobiografía,Margarita Gómez-Acebo, Juan Carlos, Sofía
Simeón de Bulgaria y su esposa, Margarita Gómez-Acebo, en la presentación del libro con don Juan Carlos y doña Sofía. (Imagen: El Mundo).

Hace unos días presentó su libro en Madrid, acompañado por su gran amigo don Juan Carlos. En teoría ya está a la venta, aunque el día antes de volver a Bulgaria lo estuve buscando en librerías de Barcelona y aún no lo tenían. Menos mal que existe Amazon.

Pensar las preguntas para la entrevista fue un buen quebradero de cabeza, porque a lo largo de su vida ya le han preguntado todo, y yo no quería centrarme en su vida política (aunque la toqué de pasada) ni ponerme a hurgar demasiado en su vida personal. Eso sí, fue inevitable preguntarle por las cinco K (todos los nombres de sus hijos empiezan por K), sus años en España y su época de Primer Ministro.

La verdad es que si la entrevista hubiera sido para este blog las preguntas habrían sido bastante distintas, pero habrían estado fuera de lugar. No se puede ir a casa de alguien y hacerle un interrogatorio exhaustivo, sea quien sea. 

El contenido de la entrevista es una exclusiva de Radio Bulgaria, cuando esté publicada ya pondré el enlace. Pero puedo adelantaros (redoble de tambores) que su plato búlgaro favorito son ¡las alubias! :)

Cuando ya me iba, Simeón me enseñó un enorme icono ortodoxo que le acababa de regalar algún diplomático ruso. Una auténtica obra de arte, hasta la caja era una maravilla, forrada de terciopelo y con incrustaciones de colores. Los iconos ortodoxos me gustan mucho, tengo varios en casa (aunque más sencillos que ese, por supuesto).

Me pude controlar y no le pedí un selfie ni un  autógrafo, pero más por corrección que por falta de ganas. Creo que habría estado un poco fuera de lugar.


Los jardines de Vrana, Sofía, Bulgaria


Al salir me esperaba mi marido (que por dos minutos se quedó sin conocer a Simeón) y estuvimos paseando un rato por los jardines de Vrana. Una maravilla, si tenéis ocasión de ir, aprovechad, porque como he dicho antes son de acceso público (si os interesa, se puede reservar aquí).  

Hay varios lagos, un invernadero e incluso establos, pero al parecer vacíos hace tiempo. No podría asegurarlo porque había perros y no me acerqué.  

Los jardines de Vrana, Sofía, Bulgaria

 
En general, aunque obviamente no se puede juzgar a nadie por una hora de charla, Simeón me pareció un señor encantador, muy inteligente y con los pies en el suelo. También muy trabajador, porque podría haberse retirado hace años y sin embargo ahí está, trabajando a sus casi 80 años y recibiendo gente en días festivos. 


Hay que tener auténtica vocación de servicio para seguir currando a ese ritmo a estas alturas, cuando podría haberse quedado en su casa de Madrid y disfrutar de una merecida y tranquila jubilación, rodeado de su familia.

Personalmente yo le llamo rey porque soy monárquica y porque conociendo su historia sí creo que es un rey sin trono, aunque él se haya adaptado a las circunstancias. La prensa española también se refiere a él como rey, aunque no se puede decir lo mismo de la prensa búlgara. 

Un agradecimiento especial al embajador Tapia y al personal de la embajada española en Bulgaria por hacer posible el encuentro. También a Radio Bulgaria, porque ir de su parte fue determinante para ello. Y por supuesto al rey, por recibirme un día de fiesta y por no reírse cuando vio mi cara de novata.

Al ser un político y debido a su historia y a sus excepcionales circunstancias, Simeón de Bulgaria tiene tanto partidarios como detractores, pero no deja de ser una persona realmente única, que como dice la contraportada de su libro, "ha atravesado el siglo haciendo Historia". 

¿Conocíais la figura de Simeón de Bulgaria? ¿Qué le preguntaríais si tuvierais la ocasión?

50 comentarios:

  1. Qué emoción!!
    Vaya golazo, qué bien!!
    Me ha encantado el palacio y los jardines.
    Esperando la entrevista de la radio búlgara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que fue emocionante, una ocasión irrepetible. Ay Gemma, te habrían encantado esos jardines! Si vienes algún día a Bulgaria te llevo, que los findes se puede ir.
      Gracias por tus consejos de protocolo! :)

      Eliminar
  2. Que momentazo, no?
    Ya nos pasarás el enlace de la entrevista...
    Y el sitio una preciosidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue realmente curioso! Sí, ya pondré el link cuando se publique, aunque es bastante larga. :)

      Eliminar
  3. Qué suertuda!! Me hubiera encantado estar en tu pellejo, y me alegro de que hayas tenido esa oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando ponga el link la podrás escuchar y será como si tu también hubieras estado ahí. Es un señor de lo más interesante... :)

      Eliminar
  4. Eres una dura!!!
    Yo de monarquías no sé mucho pero coincido contigo, él es un rey sin trono. Su vida es realmente fascinante. Gracias por compartir esto y ahora espero con ansias la entrevista de la radio.

    Pregunta, en el resto de Europa, los nobles viven también en lugares con espacios abiertos al público?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, en la parte del mundo donde vives no hay monarquías... Yo estoy acostumbrada porque España es una monarquía, aunque llevo 7 años viviendo en una República.
      En el resto de Europa no sé, imagino que deben tener su zona privada, pero no sé si como aquí habrá una zona pública. Lo puedo investigar. :)

      Eliminar
  5. Siempre muy interesante poder conocer y conversar con una persona tan importante para la historia de un país. Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sí que ha sido una experiencia interesante, aunque me quedé con ganas de preguntarle muchas más cosas. :)

      Eliminar
  6. Siempre muy interesante poder conocer y conversar con una persona tan importante para la historia de un país. Felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Uauuu el rey Simeón! Aquí en España también es conocido aunque no tanto como lo será ahí. Rey o no rey eso es lo de menos, qué bien que hayas podido conocerle.
    lali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, en España es conocido porque es quien es, y porque ha vivido ahí casi 50 años. Pero por lo que sé, siempre ha llevado una vida discreta. :)

      Eliminar
  8. Yo he encargado el libro en Amazon, aunque pone que no está disponible y que cuando lo esté ya me lo mandarán. Me leí también uno sobre la reina Sofía. Aunque estas cosas mejor leerlas en primera persona, al menos para mí.
    ¿Y entonces él habla bien búlgaro? No tiene acento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero autobiografías, en primera persona, siempre que el autor sepa escribir bien y de forma amena.
      Yo en España no lo encontré, una pena porque me fui justo el día que se publicaba y aún no estaba en librerías.
      Habla perfectamente español y búlgaro, en español no tiene acento y en búlgaro no podría decirlo porque no soy nativo, pero si lo tenía no lo noté.

      Eliminar
  9. Pues qué bien que te ayudaran los de la embajada. Siempre dices que sois muy pocos españoles en Bulgaria, supongo que es normal que os apoyen en lo que puedan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, somos cuatro gatos jaja! Pues supongo que me ayudaron porque iba en nombre de la radio nacional, pero realmente no tenían por qué hacerlo.
      El embajador me pareció un señor muy agradable y supongo que como le pillé por banda en un momento que no había mucha gente, pues me hizo el favor. El resto de gente que me ayudó eran búlgaros, pero todos también muy amables, la verdad. :)

      Eliminar
  10. ¡En España toda su familia es súper conocida! Hasta las marujas que sólo se guíen por la prensa rosa sabrán quién es. Niña ¡menudo nivel para la entrevista! Pues sí que parece entrañable y la casita ¡qué monada de palacio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, la prensa rosa... No la leo jaja! No me parece prensa muy fiable. La verdad es que yo prefiero la gente que es conocida por sus logros personales; de hecho a pesar de los títulos, varios miembros de esa familia han logrado que se les conozca por eso, por sus logros personales y profesionales.

      Eliminar
  11. Hola, tengo una gran duda ¿por qué eres monarquica? Nunca había conocido a nadie con esa postura y me intriga muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no lo he dicho en el artículo porque no quería entrar en política.

      Simplemente soy monárquica porque con lo complicado que debe ser gobernar un país, creo que puede hacerlo mejor alguien que ha sido entrenado para ello desde la infancia que cualquier otro que ya en la edad adulta decida que quiere ese trabajo. Pero es una opinión personal, y por ejemplo ahora vivo en una República y me parece bien que siga así. :)

      Eliminar
  12. Pues yo no soy nada monárquica, pero conozco la historia de Simeón y su familia, sé lo relevante que es y ha sido en varios campos, así que aunque no creo que sea rey, creo que es genial que le hayas conocido y que hayas podido hablar con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una experiencia estupenda, no creo que se repita.
      Entiendo lo que dices, no hace falta ser monárquico para conocer la importancia y los logros de un político. :)

      Eliminar
  13. Enhorabuena por poder realizar esa entrevista. Qué bien que todavía queden monárquicos que entiendan el papel de un rey en el mundo moderno. ¡Bienvenida al club!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monárquicos debemos quedar pocos, o quizá hay muchos y están calladitos, pero mira, ¡ya somos al menos dos! XD

      Eliminar
  14. Que bueno pero que nivel ya vere si dejas el enlace para Radio Bulgaria (cdo sea el momento ) yo.quize.comprar su libro por.google books y no esta disponible en mi pais vere cuando vaya a Bulgaria y si me lo puedo descargar en español o ingles. Gracias x compartir de verdad en estos años que he ido a Bulgaria he aprendido a querer y repetar mucho a su gente y el pais .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que por Internet se podrá comprar desde cualquier parte del mundo, y más si sale en formato electrónico. Eso espero vamos!
      Me alegra que tu también aprecies este país.. :)

      Eliminar
  15. Te has saltado un pequeño paso, ¿Cómo que fuiste a cubrir algo para Radio Bulgaria? ¡Cuenta!
    A mí también me parece una persona muy interesante y educada. Además para mí has tenido muchísima suerte, porque yo, a nivel personal, no tendría nada que preguntarle, pero si vas a hacerle una entrevista, bueno, supongo que le conoces de una manera muy distinta. Y seguro que a él le encantó, pues después de haber vivido tantos años aqui, que le visite una española expatriada allí voluntariamente, debe enorgullecerle.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no lo he contado porque no me parece relevante. Simplemente leyeron mi blog el año pasado y me invitaron colaborar con ellos. Un honor para mi, la verdad.
      A él no sé si le encantó recibir más gente en un día festivo, pero desde luego fue muy amable. :)

      Eliminar
  16. Guau, una oportunidad increíble. Me alegro mucho por ti. Además el sitio precioso, que también acompaña. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es precioso... Me he controlado y he puesto pocas fotos, pero hice un montón! :)

      Eliminar
  17. Debió ser impresionante ir a su palacio. He leído sobre los problemas que tiene con sus propiedades en Bulgaria, menudo lío, a ver si se soluciona. ¿Entonces te pareció buena persona?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, a ver si se soluciona de una vez.
      A ver, a mi me pareció muy buena persona, como he dicho, pero no se puede juzgar a nadie por una hora de conversación. Para conocerle tendría que tratarle más y dudo mucho que nuestros caminos se vuelvan a cruzar.

      Eliminar
  18. Tiene ojos azules? En las fotos no lo parecen. Supongo que es uno de esos detalles que no se ven si no te acercas mucho. Lucky you. Yo soy republicana pero Simeón me cae bien, le han echado más mierda encima de la que le tocaba al pobre hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo solamente me di cuenta al acercarme, pero sí, son azules. Me gustan mucho los ojos claros, mi marido por ejemplo también los tiene azules. Aquí son más comunes que en España.
      Lo que no sé es de qué parte le vienen a Simeón II, su madre era italiana y su padre búlgaro.

      Eliminar
  19. Leí el post donde hablas de quién es el año pasado. Menuda infancia dura ha tenido, como para traumatizar a cualquiera. Parace que ha podido rehacer su vida y ahora debe ser feliz con tanta familia.
    Pregunta, cuando cuesta la entrada para ver esos jardines??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que fue una infancia muy dura, no se lo deseo a nadie. Tenía la edad de mi hija cuando empezó todo lo malo, y creo que ningún niño debería pasar por algo así. Pero como dices, rehizo su vida en España con su familia.
      La entrada es baratísima, creo que en la web ponía 4 levas o algo así. Unos 2 euros.

      Eliminar
  20. Sin duda una figura interesante. Independientemente de mi opinion no favorable sobre las monarquias europeas, Simeon representa un enlance entre 2 etapas de la historia de Bulgaria y tambien entre la Europe del este y occidental, me imagino que tendra tanto que contar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Me alegra que aunque seas republicana puedas ver lo que representa Simeón. De hecho él mismo ha servido a la república de Bulgaria como primer ministro.
      Me pregunto qué futuro tendrán las monarquías europeas que quedan... :)

      Eliminar
  21. Una afortunada poder conocer tan de cerca esa parte de la historia de Bulgaria.

    Es sin duda uno de los personajes más relevantes de la historia búlgara moderna, y como todos, tiene sus detractores y sus defensores. Lo que está claro es que fue capaz de generar de la nada un clima espectacular de confianza política entre los búlgaros, y eso no es fácil.

    Espero con impaciencia la entrevista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que si un país va regular, cualquiera que le dé esperanzas en bienvenido. Pero claro, una sola persona no puede levantar un país entero, ni en 800 días ni en 1.000. Una pena que no pudiera seguir intentandolo.
      La verdad es que fue una experiencia muy buena para mi conocerle, me quedé con ganas de saber mucho más pero no hubo tiempo. :)

      Eliminar
  22. ¡Qué lanzada al pedir al embajador que te pusiera en contacto con él! jaja. En España se le llama Rey Simeón, aunque sobre el papel no lo sea. Siempre me ha parecido un hombre educado y respetuoso, y ahora tú lo confirmas. Me tomo nota del libro, parece interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me pareció buena persona y después de entrevistarle era sólo una pregunta más. Sé que son amigos y no perdía nada con intentarlo, aunque sinceramente, me esperaba uno educado "No".
      Yo a Simeón también le llamo rey aunque no ejerza como tal. :)

      Eliminar
  23. Wow! Seguro que fue muy emocionante, en cuanto salga la entrevista déjanos el link que queremos saber todo lo que te contó ;)

    ResponderEliminar
  24. Anda! no sabía que trabajabas en la radio! Qué suerte que hayas podido conocerle y entrevistarle!!! Ya nos pasarás el link de la entrevista ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son pequeñas colaboraciones, pero es un trabajo muy interesante. Ya pondré el link cuando se publique. :)

      Eliminar
  25. Enhorabuena por haber tenido el honor de entrevistar a un personaje tan importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ocasión única en la vida, dudo que me lo encuentre alguna vez al ir a comprar el pan. ;)
      ¿Ya ha empezado el calor en Arandanoland?

      Eliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Los comentarios enriquecen el blog. ¿Quieres dejar tu opinión?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...