Visitando la Bulgaria del Renacimiento: el museo al aire libre de Etar

Étar o Etara es uno de los lugares de Bulgaria que más ganas tenía de visitar, y por fin pude hacerlo este otoño en un fantástico viaje en familia por esa zona del centro-norte de Bulgaria.

Se trata de un interesante complejo arquitectónico y etnográfico inaugurado en 1964, un maravilloso museo al aire libre ubicado en el parque natural “Balgarka”, a solo 8 kilómetros de la ciudad de Gabrovo y al pie de la cordillera de los Balcanes.

Etar Gabrovo Bulgaria


Etar fue fundado y diseñado por el artista, arquitecto y etnógrafo búlgaro Lazar Donkov, que también fue su primer director. Donkov recibió el premio Trabajador Cultural Honorífico por su contribución a la cultura búlgara, y fue reconocido póstumamente como Ciudadano Honorario de Gabrovo. En el complejo de Etar aún se puede visitar el estudio donde solía trabajar.

Entrar en Etar es como viajar al pasado, porque es como entrar en un pueblo búlgaro de los siglos XVIII y XIX, tal y como era entonces. Se puede observar la arquitectura renacentista, aprender sobre antiguas costumbres y oficios, e incluso ver en funcionamiento maquinaria de la época.

Básicamente, Etar muestra de la mejor forma posible cómo era la vida en la región de Gabrovo durante el Renacimiento. Es el primer museo  de este tipo en Bulgaria, y su construcción llevó 12 años.

El complejo de Etar ocupa un terreno de 7 hectáreas, en el que hay un total de 50 edificios, talleres y equipos antiguos. La mayoría de los objetos y maquinaria son auténticos y fueron transportados a Etar desde sus ubicaciones originales, mientras que las casas y talleres son reproducciones exactas de pueblos de la zona.


¿QUÉ VER EN EL MUSEO AL AIRE LIBRE DE ETAR?

No puedo describirlo todo porque me saldría un Quijote, pero hago un pequeño repaso de lo principal para que os hagáis una idea. Y me disculpo por la calidad de las fotos, era un día nublado y con muy mala luz. 

> Lechería y quesería (mandra): poco se puede explicar que no sea obvio. Se ordeñaban las ovejas, vacas o cabras y se procesaba la leche para hacer productos lácteos como queso o yogur. En la “mandra” se pueden ver calderos, barriles de madera, comederos, botes para la leche, coladores de tela…

lechería Etar Bulgaria



quesería Etar Bulgaria


> Maquinaria agrícola: se puede ver diversa maquinaria y objetos para la labrar, sembrar, cosechar, trillar, moler… así como vehículos agrícolas.

En el Bazar de los Oficios hay un total de 16 casas antiguas, réplicas exactas de casas de la región de los siglos XVIII y XIX. Además de admirarlas por fuera, se puede entrar en ellas y verlas por dentro, y en cada una se presenta algún tipo de taller o artesanía, tal como era antaño: cerámica, tallado de madera, cuchillería, peletería, herrería, pintura de iconos, elaboración de tejidos, arneses y cencerros. No solo se exponen los productos sino también la maquinaria y las herramientas que se utilizaban entonces. 

Estas son algunas de las casas más interesantes: 

> Casa del pueblo de Batoshevo. La original fue construida en 1885. Cuenta con cocina, dormitorio, porche… Aquí se expone el tejido casero: lana, seda, algodón, pelo de cabra, cáñamo, etc. Se pueden ver de cerca trajes, tocados y bordados.

casa batoshevo etar bulgaria


En esa época todos los textiles del hogar se hacían en casa, incluso las alfombras. De hecho, hay expuesto un telar de alfombras original.

> Despacho de Lazar Donkov, el fundador de Etar. Es fácil imaginarle sentado tras el escritorio, mojando la pluma en el tintero para escribir en su diario.

Despacho Lazar Donkov Etar Bulgaria


> Refinería de “sharlan” (aceite vegetal no refinado) de la segunda mitad del s. XIX. La palabra “sharlan” viene del persa, y significa aceite de sésamo. En Bulgaria se usaba este término para referirse a los aceites comestibles obtenidos de nueces, sésamo, lino, amapola, colza, cacahuetes y girasol. Esos aceites se utilizaban antiguamente para cocinar, para las lámparas…

Aquí se exhiben la maquinaria y las herramientas que se utilizaban para tostar, moler, hervir, prensar y almacenar el aceite. En este taller han introducido algo de tecnología moderna, y se puede ver en un iPad la explicación de cómo se procesaban los aceites.

Refinería sharlan etar bulgaria


> Casa del pueblo de Tumbalovo: data del siglo XIX y era el hogar de campesinos que vivían de la agricultura y la ganadería. Se divide en cocina-comedor, dormitorio (dormían en el suelo) y balcón. El suelo es de arcilla cubierto de alfombras. La casa es una reproducción exacta de la original, y todo el contenido de su interior (muebles, objetos) se conserva en esta reproducción.

casa tumbalovo etar bulgaria



> Casa del curtidor: La curtiduría y el taller están en la planta baja, y en la planta superior hay dos habitaciones, una cocina y un porche. La original fue construida en Gabrovo en 1860.

Casa curtidor etar bulgaria



> Taller de carros del siglo XIX: en una época anterior a los vehículos a motor, los carros eran el método de transporte más utilizado, tanto para personas como para carga.

taller carros etar bulgaria


> Tejeduría: 

Esta fue una de las casas que más me gustó, porque dentro había una señora utilizando la maquinaria. Ya es fascinante ver aparatos del siglo pasado, pero es incluso mejor verlos en funcionamiento. Aunque en las fotos no se ve, todas las máquinas que aparecen en la imagen estaban funcionando, los carretes de hilo girando rítmicamente... y la mujer del fondo, tejiendo. ¡Impresionante!


tejeduría etar bulgaria

tejeduría etar bulgaria



> Taller y tienda de productos de pelo de cabra:

La manufactura de productos a base de pelo de cabra estaba muy desarrollada durante el Renacimiento búlgaro. Se confeccionaban sacos, telas bastas, sacos para forraje y grano, arneses para caballos e incluso alfombras. Para ello, primero se seleccionaba el pelo a mano por color y longitud. Después se cardaba y se hilaba en ruecas.


Taller y tienda de productos de pelo de cabra Etar Bulgaria



> La Iglesia-escuela:

La iglesia de Etar es una réplica exacta de una de 1868 del pueblo de Radovtsi, en el municipio de Dryanovo. En la planta superior hay una pequeña escuela y es toda una experiencia sentarse en esos antiguos pupitres y ver la pequeña pizarra, las plumas, la vara (ay), las tablillas de premio y castigo, incluso un pequeño arenero en el primer pupitre, que según me han dicho servía para escribir con el dedo.



La reconstrucción de esta pequeña iglesia-colegio en Etara se llevó a cabo mediante donaciones de ciudadanos, diversas empresas y la Iglesia Ortodoxa.

En Etar también destaca la única colección de antigua maquinaria hidráulica activa de Bulgaria: un total de 10 equipos que funcionan con la fuerza del agua. El agua necesaria para ello se desvía del río Sivek, que atraviesa el complejo.

Esta colección de maquinaria es tan única, sobre todo por el hecho de estar en funcionamiento en pleno siglo XXI, que de hecho, la rueda hidráulica es el emblema de Etar.

maquinaria hidráulica etar bulgaria



Por desgracia se nos hizo tarde y tuvimos que irnos antes de ver todas las casas de Etar, pero ya volveremos otro día para terminar de verlo todo. 


ACTIVIDADES EN ETAR:

En fechas y horarios concretos se organizan cursos de artesanía tradicional, en los cuales se puede aprender a realizar las diversas artesanías con las técnicas de antaño.

En algunos días festivos tales como Lazarovden (ocho días antes de Pascua), San Jorge (el 6 de mayo), Enyovden (el 24 de junio), o Ilinden (el 20 de julio), etc, los visitantes del museo pueden ver recreaciones de costumbres tradicionales.

Según la época del año se organizan talleres infantiles, en los que los niños pueden aprender a elaborar survachkas, martenitsas y otras manualidades tradicionales búlgaras.

En septiembre se celebra la famosa Feria Internacional de los Oficios Tradicionales, a la que acuden artesanos de toda Bulgaria y del extranjero a hacer demostraciones. Cada objeto presentado en la feria debe ser elaborado con las tecnologías y materiales correspondientes de la época. La Feria está amenizada con música y bailes tradicionales, ¡todo un espectáculo!

feria oficios tradicionales etar bulgaria
Fuente y más información: http://fair.etar.bg/


DATOS PRÁCTICOS SOBRE ETAR:

> Entrada: 5 levas (2,50 €); niños gratis; entrada familiar 9 levas (4,50 €).
Horario: de mayo a septiembre, de 9:00 a 18:00; de octubre a abril, de 9:00 a 16:30.

> Cómo llegar:
Se puede llegar fácilmente por carretera y hay un pequeño aparcamiento en la entrada (precio: 3 lv). Desde Gabrovo hay una línea de autobuses regular hasta Etar.

> Alojamiento:
Yo me alojé en un hotel de Arbanasi, ya que estuve varios días recorriendo toda la zona y lo usé como base, pero si preferís algo más cercano a Etar, en la vecina ciudad de Gabrovo hay todo tipo de hoteles (a 6 km.). 

Si necesitáis guía para esta zona (o el resto del país) os puedo recomendar a Yonka Bakardzhieva, que es guía profesional, conoce Bulgaria como la palma de su mano y habla perfectamente español. Su e-mail es viajesabulgaria@abv.bg. ¡No olvidéis decirle que vais de mi parte!  


museo Etar Bulgaria


Con lo que me gusta a mí todo lo relacionado con el Renacimiento búlgaro, especialmente la arquitectura, os podéis imaginar que disfruté como una enana con tanto Renacimiento junto prácticamente para mí sola (apenas había visitantes ese día). Poder entrar en tantas casas antiguas, cotillear cada detalle…

Lo único que lamento es que se hizo tarde y apenas había luz al final de la visita, y como estaban a punto de cerrar me quedaron cosas que ver. ¡Ya volveré! 

En 1971, Etar fue declarado monumento arquitectónico y etnográfico de importancia nacional. Si tenéis ocasión, no dejéis de visitar este fantástico lugar, porque vale la pena.



6 comentarios:

  1. ¡Qué variedad de actividades en un mismo sitio! La verdad es que nosotros cada vez valoramos más estos lugares al aire libre, en los que los niños pueden moverse y tocar sin estar constreñidos en todo momento, aunque haya que vigilar que no hagan estropicios graves, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay sí, que los niños puedan corretear a su antojo no tiene precio! XD

      Eliminar
  2. Qué post más interesante, me ha transportado allí completamente. Me encanta la manera en la que Bulgaria cuida sus tradiciones y folklore y la existencia de lugares como este. Me encantaría visitarlo, la arquitectura también me parece preciosa, y sobre todo sería maravilloso hacer algún taller.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidan sus tradiciones bastante bien, pero necesitan inyecciones de fondos y gente, sobre todo los sitios pequeños y alejados.

      Eliminar
  3. Qué pasada de sitio, me gustan muchísimo los museos costumbristas porque conoces cómo vivía la gente de verdad. Y ya si hay personas que muestran los oficios es lo más!

    Me reservo los chistes sobre la mandra :P

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios enriquecen este blog. ¿Quieres dejar tu opinión?

© Mamá en Bulgaria. Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.