6 consejos exprés para adaptarse a vivir en Bulgaria

vivir en Bulgaria, expatrio, mudanza


El tema de la adaptación al expatrio es muy subjetivo, cada uno afronta a su manera las situaciones que le trae la vida. Yo me limito a compartir mi experiencia personal como extranjera que vive en Bulgaria hace 14 años y que conoce el país desde hace 20, con la esperanza de que pueda serle de utilidad a otros expatriados.


1. ADIÓS A LA AUTOCOMPASIÓN

 

La autocompasión gasta demasiada batería, y necesitamos toda la posible para adaptarnos. ¿Para qué desperdiciar nuestras energías de forma tan absurda? 

 

He conocido a algunos extranjeros que echaban pestes del país y maldecían su suerte por vivir aquí. Esto en mi opinión es poco práctico y solo perjudica a quien se decanta por esa actitud. Se entra en una espiral de autocompasión de la que luego cuesta salir.



2. APRENDE EL IDIOMA

 

Tanto si te vienes a Bulgaria por unos meses como si piensas pasar aquí el resto de tu vida, saber algo de búlgaro te va a ayudar, eso es 100% seguro. Obviamente un extranjero que solo pase aquí una temporada no necesitará aprender búlgaro al mismo nivel que alguien que quiera vivir aquí de forma permanente. 

 

Cada uno debe calcular qué necesita en su situación concreta. Un turista probablemente solo necesite aprenderse el alfabeto para poder leer carteles y algunas palabras básicas. Un estudiante o alguien que vaya estar aquí solo unos meses tal vez necesite algo de vocabulario y expresiones básicas. Y una estancia más permanente requerirá algún curso. 



3. ÁBRETE UN POCO Y CONOCE GENTE 

 

reunión amigos, socializar

 

A veces lo más fácil es aislarse y quedarse en el sofá viendo la tele. Eso no ayuda demasiado si eres un extranjero recién llegado. Socializar un poco, aunque sea online, puede ser de gran utilidad: otras personas en tu situación pueden compartir experiencias, consejos... Las relaciones online a menudo llevan a encuentros en persona y a veces incluso a buenas amistades.

 

Y recomiendo socializar no solo con otros extranjeros, sino también con búlgaros. En clase, en el trabajo, en grupos de Facebook... Muchos búlgaros saben español y a menudo están dispuestos a echar una mano a un extranjero recién llegado. ¿No sabes cómo solicitar el permiso de residencia? ¿Necesitas buscar piso? Más de un búlgaro estará encantado de acompañarte a hacer los trámites a cambio, por ejemplo, de practicar conversación en español.

 

Recomiendo especialmente algunos grupos de Facebook: 

 

Españoles en Bulgaria

¡Aquí estamos! Españoles en Bulgaria

Argentinos en Bulgaria 

Hablando español en Bulgaria

Vamos a hablar español en Bulgaria

Foreigners in Sofia

Women of Sofia (solo mujeres, por si no queda claro por el nombre)

English speaking mums and dads in Sofia (para gente con hijos)


En todos ellos, por favor leed bien las normas y cumplidlas.

 

 

4. CONOCE Y DISFRUTA LA COMIDA LOCAL 

 


 

A nadie le gusta todo, pero la gastronomía búlgara es suficientemente sabrosa y variada como para que cualquiera encuentre platos y productos que le gusten. Además, comemos varias veces al día, y ¿para qué sufrir con cosas que no te gustan, si puedes disfrutar como un enano con algunas delicias locales?


Yo misma, por ejemplo, tardé un tiempo en acostumbrarme al tarator (sopa fría de yogur y pepino). ¿Yogur salado? Como española, al principio os juro que mi cerebro cortocircuitaba. Ahora lo hago casi a diario en verano, porque es fresquito y se prepara en cinco minutos (comprobado).

 

Ve probando cosillas con la mente abierta y no tardarás en identificar platos y productos búlgaros que te encantarán (y otros que no tanto, y no pasa nada).


 

5. ¡ABRÍGATE! 

 


 

El invierno en Bulgaria no es ninguna broma para los que venimos de países más cálidos. La nieve no falta nunca a su cita invernal, y en los meses más fríos se puede llegar a -20ºC. Invertir en un abrigo grueso y en unos zapatos forraditos con suela antideslizante es altamente recomendable. Por dentro, con vestirse a capas según la temperatura es suficiente. Y claro, guantes, gorro y bufanda.

 

Si acabas de llegar a Bulgaria y necesitas equiparte para un invierno inesperadamente gélido, en sitios como Decathlon encontrarás ropa de abrigo y calzado con buena relación calidad-precio.


 

6. DESCUBRE COSAS POSITIVAS DE BULGARIA

 


¿Todo es bueno y positivo en Bulgaria? Obviamente no. Una cosa es ser optimista y otra negar la realidad. El país tiene sus problemas, grandes y pequeños: desde pobreza, corrupción y seria despoblación hasta ligeras molestias como las aceras destartaladas. Pero siendo prácticos, ¿sirve de algo fijarse solo en eso? 

 

En mi opinión, no hay nada como conocer algo para poder apreciarlo debidamente. Infórmate sobre Bulgaria, aprende un poco qué es típico de aquí, la comida, las costumbres y tradiciones, las fiestas locales, los lugares más turísticos y los menos conocidos... 


En nada te verás regalando y recibiendo martenitsas el 1 de marzo, echándole sal al yogur, pintando huevos de colores en Semana Santa y llevando zapatillas dentro de casa. Mientras no se te ocurra intentar bailar descalzo sobre brasas, todo bien.

 


Estos consejos se basan en mi propia experiencia y en errores que yo misma cometí al principio de vivir en Bulgaria. Cada persona es distinta y cada uno toma sus propias decisiones, pero dependiendo de cómo enfoques el tema, puedes vivir amargad@ o ser feliz. Tú decides. 

 

***

> ¿Nuevo en Bulgaria? En este enlace encontrarás todos los artículos con detalles prácticos para hispanohablantes.

1 comentario:

  1. Tienes razón, creo que esto además es aplicable a cualquier pais donde vivas, los guetos se construyen a partir de personas que no se integran y se cierran a todo lo nuevo.

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios enriquecen este blog. ¿Quieres dejar tu opinión?

© Mamá en Bulgaria. Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.